Los relojes inteligentes no son solo cosa de adultos: los menores también se pueden beneficiar de sus posibilidades con modelos adaptados a sus necesidades… y a las de sus familias. Uno de estos modelos es el imoo Watch Phone Z6, un smartwatch con diseño deportivo en distintos colores y pensado especialmente para que se mantengan en contacto con sus progenitores.

Resistente

Con una pantalla AMOLED de 1,41 pulgadas que se ve de forma clara y definida (solo hemos experimentado reducción de la calidad bajo la luz directa del sol), su construcción es sólida y robusta y está certificado contra las caídas, el polvo y el agua. De hecho, se puede utilizar para ducharse o hacer natación, ya que cuenta con resistencia IP68. De esta manera, aguanta muy bien el día a día en el brazo de los pequeños de entre 5 y 14 años, para los que ha sido pensado.

imoo Watch Phone Z6

Para proteger sus datos, además, posee certificado ePrivacyseal y ePrivacyApp, así como cifrado de datos, seguridad y privacidad y sigue las leyes GDPR de Europa al respecto. Es decir, garantiza que ningún extraño podrá acceder al reloj o consultar datos como la ubicación; una de sus principales características, como veremos ahora.

Así se configura

Para utilizar este reloj lo primero es contar con una tarjeta SIM que pueda colocarse en su interior y que permita que esté conectado continuamente. El fabricante avisa: solo es compatible con Movistar, Orange, Vodafone y Yoigo. Además, y para garantizar su correcto funcionamiento, hay que configurarla sin PIN.

Luego, hay que descargar la aplicación imoo en cualquier terminal iOS o Android (el que vayan a usar los progenitores para conectar con los niños y niñas), para poder gestionar todas sus funciones.

Sus posibilidades

imoo Watch Phone Z6 permite realizar llamadas y videollamadas, para lo que dispone de una doble cámara frontal y trasera en su parte superior. La primera cuenta con 5 megapíxeles, mientras la segunda posee 8. Ambas tienen además enfoque automático, apertura de f/2.2 y lente de zafiro (que aporta resistencia) y revestimiento anti huellas.

La calidad de las imágenes es adecuada cuando hay buena conexión, aunque dentro de las limitaciones de un terminal de este tipo: es necesario que haya buena iluminación ambiental, por ejemplo. Por otro lado, el sonido se escucha alto y claro y el interlocutor también recibe la voz con buena calidad.

Para que el enfoque sea adecuado y más cómodo (que el menor no tenga que poner la muñeca en una postura forzada), el módulo que incluye la pantalla y la cámara se puede colocar en distintos ángulos. ‘Se levanta’, por decirlo de alguna manera. Y lo hace de forma muy suave, sin apariencia de que vaya a romperse, y con un efecto sonoro que divierte a los más pequeños. También se pueden intercambiar mensajes de texto, de voz, emojis, fotos y vídeos cortos.

imoo Watch Phone Z6

Por otro lado, el reloj ofrece geolocalización en tiempo real a través de Google Maps, así que cuando el padre o madre del menor necesita conocer su ubicación, puede conocerla de manera muy exacta y seguirla mientras se mueve. Además, ayuda a establecer alertas que notifican cuando el niño sale o entra de un área concreta como el colegio.

En este sentido, además, cuenta con un ‘Modo clase’ que hace posible que durante el horario escolar únicamente funcione como reloj y acepte o emita solo llamadas urgentes hacia y desde el administrador del reloj.

Por último, incorpora un contador de pasos automático que ofrece un seguimiento inteligente del estado físico del niño. Fomentará también su actividad, porque es posible que se conecte con sus amigos para comprobar quién ha sido el que más pasos ha dado. Cuanto mayor sea la cifra, más puntos conseguirán que luego pueden cambiar por esferas para el reloj.

Las alternativas

Estos smartwatches están diseñados especialmente para niños: con ellos, los más pequeños podrán estar localizados por sus familias, realizar fotos y divertirse con los juegos que vienen incorporados.