La muerte puede significar para los menores un concepto misterioso, que puede llegar a generar preguntas que para los adultos suelen resultar incómodas y estresantes. Aunque muchos padres optan por proteger a sus hijos, evitando hablar de estos temas, hay veces que esa sobreprotección puede llegar a perjudicarles. Aunque sea incómoda, la conversación es vital para contribuir al buen desarrollo del niño.

Los expertos pedagogos de la editorial RUBIO explican que los niños asocian la muerte con las fantasías y experiencias que ya tienen. Por este motivo, si no tienen toda la información clara en cuanto a sus emociones, las emociones de la familia y el proceso social que ocurre después de la muerte, pueden sentirse confusos y experimentar un nivel de angustia innecesario.

Muerte

Consejos para hablar de la muerte con los menores

Anuncio

Los pedagogos proponen una serie de consejos útiles a la hora de abordar las preguntas que los niños pueden hacer sobre la muerte.

  • La recepción de la conversación va a ser diferente para cada menor. Debido a esto, es necesario ajustar la conversación en base a su edad y a su entorno.
  • Los niños pueden entender más de lo que pensamos. Para favorecer la comprensión es aconsejable usar un lenguaje basado en hechos que sea lo más sencillo y literal posible.
  • Fijarse en las fantasías de los hijos. Los expertos advierten que cuando no se explica la muerte a los niños, ellos mismos crean sus propias teorías, basadas en cómo perciben el mundo que les rodea, lo que les puede generar aún más angustia y malestar.
  • Hablar en un tono tranquilo. Si se impone un tono demasiado formal y serio al abordar el tema de la muerte, los menores pueden perder el interés e incluso provocarles un poco de miedo. Ellos reflejan las emociones de los padres, por lo que es vital mantener un tono calmado, para asociar la muerte con emociones de serenidad, aunque sea triste.

Cómo hablar sobre la muerte 

Anuncio

Normalmente, el niño vive la muerte como algo doloroso y angustioso, si no entiende el concepto de muerte y no tiene una idea veraz acerca de lo que significa estar muerto, puede desarrollar interpretaciones que le aterroricen. Los expertos destacan los siguientes puntos clave para evitar esta sensación. 

  • La muerte es universal. Es importante explicar que la muerte es parte del proceso natural de la vida, que es el equivalente a nacer y crecer, temas reconocibles para los niños.
  • La muerte es irreversible. También es necesario aclararles que la muerte es final, que no puedes volver a la vida.
  • Las funciones vitales terminan en el momento de la muerte. Es decir, que cuando mueres no puedes respirar o caminar más, el cuerpo deja de funcionar.
  • La muerte tiene siempre un porqué. Los niños necesitan entender que la muerte tiene una razón, que no ocurre sin motivo: puede ser una enfermedad, edad avanzada o un accidente. 

Además, los expertos explican que los niños no tienen la misma respuesta a la muerte que los adultos, por lo que es importante observar los cambios de comportamiento, dificultades para dormir, trastornos en el apetito, etc. Para ayudarles, aconsejan establecer una rutina que les permita percibir una normalidad diaria, para que vean y sientan que la vida continúa.