Spotify es de esas aplicaciones que utilizamos a diario y, pese a todo, conocemos bien poco de su potencial educativo. ¿Te habías planteado alguna vez que resultase útil para hablar de emociones? Sí, puedes trabajar la Inteligencia emocional con la conocida plataforma y además desde bien pequeños. Continúa leyendo, te cuento más.
logo spotify Como sabes, la música tiene la capacidad de despertar nuestros sentidos y emocionarnos. Cuando escuchamos una canción o melodía, nuestro instinto natural es el de reconocer emociones y catalogar las piezas musicales. Así, es fácil escucharnos decir “esta canción es alegre” o “su melodía me resulta triste”. Somos muy receptivos a lo percibido a través del oído y, por eso, resulta es uno de los sentidos con mayor retención memorística.
Con esta actividad que te comparto, quiero mostrarte una vía para hablar con naturalidad de las emociones en el aula, tanto de las positivas como de “las no tan positivas”. ¿Te animas?


El reino de las emociones

don-quijote-de-la-mancha3 Breve descripción:
“Dos reinos enfrentados han mezclado sus caballeros sin quererlo y solo la música será capaz de determinar a qué bando pertenece cada cuál. Esta les despertará las emociones para recordar a qué bando pertenecen. ¿Cuál será el tuyo?”
 Edad recomendada: 6- 10 años.
 Objetivos:
· Identificar matices emocionales en piezas de música (de cualquier tipo)
· Adquirir vocabulario emocional y aprender a expresar qué nos despierta una melodía.
Materiales necesarios: Spotify, altavoces, cinta adhesiva y tiza.



Preparación: 
¡Vayamos por pasos!

1. Libera el aula de sillas y mesas. Marca en el suelo con cinta adhesiva dos círculos grandes confrontados: el reino de la alegría y el reino de la tristeza.
2. Vigila que quede suficiente espacio fuera para que los alumnos puedan andar cómodamente.
3. Selecciona un listado de canciones que creas que tus alumnos pueden reconocer como alegres o tristes y ponlas en una lista de Spotify, una lista neutra.
4. Después crea dos listas más: “La lista del caballero alegre” y “la lista del caballero triste”. De momento, quedarán sin nada.


Empezamos la actividad:

1. Pide a tus alumnos que se coloquen en un lugar del aula confortable y cierren los ojos. Durante 30 segundos permanecerán con los ojos tapados escuchando la primera canción de la lista neutra.
feliz-nino_2727129
2. Pasado este rato, tú los avisarás y al grito de “caballeros, vayan a sus reinos”, empezarán a moverse por el espacio hasta llegar al reino con el que identifican la canción. Es importante que, si para ellos esa melodía es triste o alegre, así lo muestren con su expresión corporal.
Si la melodía es melancólica; puedes animarlos a arrastrar los pies, ir con la cabeza guacha o moverse lentos. Si es, en cambio, dinámica y alegre; recomiéndales que rían, bailen o salten.
Realizar este tipo de “caricaturas emocionales” es muy bueno para que aprendan sobre el reconocimiento de las emociones en uno mismo y en los demás. Esto les aporta una base para el desarrollo de la empatía, entre otras muchas cualidades.
Por otro lado, debes saber que la tristeza es una de las emociones que tratamos menos con los alumnos, por miedo quizás, y es contraproducente. Los niños necesitan interiorizar que la tristeza es una emoción normal, que todos la sentimos de vez en cuando y, lo que es más importante, que se puede salir de ella. Por esto, es necesario que los adultos la citemos con naturalidad y no la obviemos de nuestras conversaciones.
emociones 3. Una vez haya finalizado la canción; pídeles que te digan cómo se han sentido y qué han recordado al escucharla. Da la opción también de no escoger entre un reino u otro, puede que se hayan sentido enfadados o asustados, por ejemplo.
4. Haz que voten en qué lista es más adecuado colocar esta canción, en la “lista del caballero alegre” o “del caballero triste»
5. Una vez hayáis acabado de escuchar todas las canciones que tenías preparadas, si son más mayorcitos, pueden votar la más alegre o triste y ordenar las demás de forma graduada.
Te propongo que vayas ampliando los reinos (reino de la vergüenza, del miedo o del enfado) según tus alumnos vayan adquiriendo vocabulario emocional. Para esta actividad es muy importante que les recuerdes que las emociones son únicas en cada uno siente de distinta forma. Finalmente, puedes ampliar las listas de Spotify con las sugerencias que te hagan los estudiantes y disfrutarlas cuando lo necesitéis.
Imagen de portada via  Shutterstock.