9 claves para ayudar a los niños en la vuelta al cole

La vuelta al cole tras los meses de confinamiento más los meses de verano sin rutinas, horarios o reglas fuera de casa puede ser más complicada para las familias. Leticia Doñagueda, psicóloga infantil de El Prado Psicólogos, nos ofrece estos consejos para preparar a los hijos psicológicamente de cara a la vuelta al cole.

0
Leticia Doñagueda

Cuando se aproxima la vuelta al cole, situación deseada a la par que temida por los padres, hay niños que están encantados de volver, encontrarse con sus amigos, ver al profesor que hace meses que no ven, volver a colorear, jugar en el patio, en definitiva, disfrutar de la experiencia enriquecedora de aprender. Pero otros muchos, no lo llevan tan bien. El regreso a la rutina, la vuelta a los horarios, el distanciamiento de sus padres y el cambio radical tras una experiencia de confinamiento, les puede crear ansiedad, apatía o tristeza que, al igual que en los adultos provoca síndrome post-vacacional.

Pero si en un período habitual de vacaciones ocurre esta vuelta convulsa, imaginemos lo que puede suponer tras los meses de confinamiento más los de verano, ya que han sido muchos meses sin rutinas, horarios o reglas fuera de nuestra casa. En definitiva, mucho tiempo sin ser pequeños individuos en un mundo de pequeños individuos, y, por tanto, somos nosotros quienes como padres tenemos que darles las claves para que la vuelta al cole sea lo más adecuada posible.

deditos emociones - claves vuelta al cole

Hablar de las emociones

Lo primero, y probablemente más importante, es hablar de emociones con tu hijo. Manejar el plano emocional cuando eres niño te ayuda a tolerar mejor los cambios, la frustración, el estrés y otras muchas situaciones que tras el período que nos ha tocado vivir. Si hay algo que puede ayudar a los hijos, no solo en la vuelta al cole si no también en su día a día, es saber reconocer, expresar y gestionar su mundo emocional. Hay que proporcionarles las herramientas emocionales para ir adaptándose a todos los cambios que se van encontrando en el camino.

Vuelta a las rutinas

Adaptar a los menores a las rutinas y a los horarios de manera progresiva. Es probable que durante el confinamiento haya tenido clases virtuales y tareas que enviar a los profesores, pero no es lo mismo que levantarse para ir al colegio. Esto último, requiere de más tiempo, esfuerzo y organización, y es algo que no podemos hacer de la noche a la mañana, sino que, tendremos que ir acostumbrándoles poco a poco. En este punto es igual de importante la organización de los niños, como la de los adultos, evitando las prisas y el descontrol. Un ejercicio útil puede ser crear un horario juntos, colorearlo y colgarlo en su habitación. Un consejo: hazlo atractivo para que seguirlo sea divertido.

claves vuelta al cole

Hazles partícipes

Involúcralos en esa vuelta al cole, haciéndoles partícipes de todo, como comprar y organizar el material, crear los espacios de ocio y de estudio y otros aspectos de esa vuelta, ya que así ellos sentirán que son importantes y esenciales en el proceso y aumentará la ilusión y la motivación.

Reuniones familiares

Si hay algo realmente saludable para un niño, son las reuniones familiares. Crear un espacio donde exponer los problemas, las preocupaciones e incluso los logros de la semana. En estas reuniones, además de darle el espacio que necesita, ofrece la oportunidad de hablar sobre el cambio que se producirá en el futuro y los problemas que el propio niño puede encontrar, y así poder ponerles solución antes de que ocurran.

Tiempo con sus iguales

Permite que tu hijo vaya teniendo tiempo y experiencias con sus iguales en el parque, en la playa o donde paséis el verano. Esto le ayudará a entender que su día a día deja de ser con su familia y comienza a necesitar otras estrategias para conseguir objetivos.

Planificar la semana

Planificar juntos la semana y los fines de semana. Igual de importante es la organización semanal para que todo vaya rodado como planificar actividades los fines de semana que liberen a los niños de la presión que les puedan generar las primeras semanas de colegio.

Niños pintan en el jardín claves para la vuelta al cole

Trabajar la frustración

Adelántate a los caprichos, la frustración y la negociación. Hablar (y actuar) con ellos, hacerles entender que conseguir objetivos requiere esfuerzo y que hay veces que lo que queremos no podemos conseguirlo es necesario para que la vuelta al cole sea un éxito, ya que tras meses acostumbrados a ser, en muchas ocasiones el centro de la casa, pasan a tener que competir por la atención de sus profesores, y eso, en ocasiones, puede frustrarles y provocar cierto rechazo a ir a clase.

Nada de despedidas dramáticas

Cuando den comienzo las clases, acompáñale al colegio. Para ellos ese día es un día especial y puedes utilizar el camino para hablar de sus miedos y de las novedades que le ocurrirán la primera semana de clase. Y, por supuesto, nada de despedidas dramáticas, el niño en ese momento necesita calma, seguridad y ánimo positivo.

Remarca los aspectos positivos de la vuelta al cole

Al igual que para los adultos, la vuelta a las aulas puede ser un momento duro, por lo que es necesario preparar el terreno, hablar de esa vuelta de manera positiva, sacando a la luz todo lo bueno que tiene y tendrá.

Tras estas claves, lo que debemos tener claro es que todas las experiencias que vivimos modifican nuestra estructura cerebral, y cómo lo vivamos nosotros y nuestros hijos dependerá de los recursos que les podamos ofrecer. Por lo que, cuanto más tiempo de calidad invirtamos en la salud mental y emocional de nuestros hijos, mayor probabilidad de éxito tendrán en el futuro.

Somos el medio de comunicación líder en innovación educativa, nuevas tecnologías y metodologías, innovación docente, formación y recursos para profesores.

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario
Introduzca aquí su nombre