La realidad aumentada está presente cada vez más en las aulas de muchos colegios del mundo. Según el informe Horizon es un valor al alza que se irá desarrollando en el mundo educativo hasta convertirse en un imprescindible en las clases de todas las escuelas. 

En la actualidad, existen muchas aplicaciones dirigidas al mundo educativo pero no son tantos los docentes que se atreven a explorar todos los beneficios que aporta a los estudiantes. Gracias a su uso podemos convertir al alumno en el eje de su propio aprendizaje optimizando los procesos y aumentando su interés y participación. Además, como cada docente puede adaptarlo a sus contenidos y objetivos es posible llevarlo a cabo en cualquier asignatura, desde Infantil hasta Bachillerato. 

En este centro lo hemos aplicado en los últimos cursos de Primaria, dónde lo utilizan en cada tema adaptándolo a las necesidades de los distintos proyectos educativos.


¿Cómo aplicar la realidad aumentada en el aula?

Para introducirlo en el aula, sólo es necesario un dispositivo móvil o un ordenador en la mayoría de los casos, ya que descargando aplicaciones de forma gratuita o creando tus propios recursos no hace falta hacer una mayor inversión. En este colegio se utiliza a veces con fichas, otras con cartas, con camisetas, mapas o con un ‘mergecube’, una herramienta que sirve para visualizar e interaccionar e interacción con modelos 3D a través de la realidad aumentada. 

Realidad aumentada

De esta manera, se consigue ayudar a aumentar la motivación, emoción e implicación y con ella se obtienen mejores resultados, ya sea para absorber mejor algunos conocimientos o mejorar habilidades. Además siempre está el refuerzo de generar una experiencia positiva en el estudiante, algo esencial que nunca debemos olvidar en el aula.


Beneficios en los estudiantes

La realidad aumentada crea entornos atractivos con textos, imágenes 3D, audios o vídeos del entorno que nos rodea haciendo cercano e interesante el conocimiento. De esta manera, los alumnos pueden, por ejemplo, jugar con el sistema solar, observar una célula, un corazón o descubrir el mundo animal teniendo un mapache o una cabra en la palma de la su mano.

realidad aumentada sistema solar

Una de las cosas más interesantes es ver cómo reaccionan ante estos recursos. Los estudiantes están encantados y muy motivados. Su aprendizaje es más efectivo, vivencial y significativo. Se comienza con el ‘momento wow’ y tras él llega la emoción, el descubrimiento y las ganas de saber más. La neurociencia nos explica que un alumno aprende más y mejor cuando se emociona y esto es justamente lo que conseguimos con la realidad aumentada. Eso si, se considera un recurso más ya que en clase utilizamos desde la clase magistral, al Aprendizaje Cooperativo, Aprendizaje Basado en Proyectos, Gamificación, Escape Room Educativo… Todo con el objetivo de que el alumno sea el protagonista de su propio aprendizaje.

Animo y recomiendo incluir la realidad aumentada dentro del aula ya que vivimos en un momento de cambio donde el modelo educativo tradicional está agotado. La escuela del futuro tiene nuevos y diferentes retos, como la de fomentar la creatividad, el emprendimiento y las habilidades blandas (soft skills). Además, es necesario conseguir que los alumnos aprendan y acercarles el conocimiento de una forma diferente e innovadora y sin lugar a dudas la realidad aumentada es un claro ejemplo.