Maestro de Primaria y autor del libro ‘Hacia una nueva escuela’, Pablo J. Díaz Tenza reflexiona en este artículo sobre la necesidad de incluir la robótica, la programación y la impresión 3D en el currículo escolar. El objetivo es que los niños desarrollen las habilidades necesarias para su futuro profesional.
Constantemente aparecen en los medios de comunicación noticias referentes a los sorprendentes avances en los campos de la robótica, la programación y la impresión 3D que parecen extraídas de una novela de Isaac Asimov —léanse noticias relacionadas con el Internet de las Cosas, la inteligencia artificial o la diversidad de aplicaciones y usos de la impresión 3D—. Toda esta tecnología requiere de una técnica y unas destrezas de las que actualmente carecemos. Y, por si fuera poco, entorno a estos avances se está desarrollando todo un nuevo marco laboral de empleabilidad radicalmente diferente al que vivimos actualmente.
No sabemos con certeza qué oficios desempeñarán nuestros alumnos en el futuro, pero basta con una sencilla búsqueda en Google para encontrar cientos de referencias a artículos que tratan este controvertido tema.

Alrededor del 80% de los jóvenes encontrarán un empleo en el ámbito digital que todavía no existe

En general, todos ellos coinciden en afirmar que alrededor del 80% de los jóvenes encontrarán un empleo en el ámbito digital que todavía no existe. Además, a corto plazo centenares de puestos de trabajo serán sustituidos por robots.

Toda esta nueva realidad conforma una necesidad global de renovación: existe una brecha formativa entre la demanda de empleo a medio plazo y la oferta de mano de obra no cualificada para tales puestos de trabajo.
Los niños que actualmente cursan enseñanza obligatoria necesitan desarrollar una serie de habilidades que les permitan desenvolverse en un entorno digital cambiante y en continuo crecimiento.

Los niños en edad escolar necesitan desarrollar habilidades para desenvolverse en un entorno digital cambiante

Por consiguiente, ¿no consideramos que sea un tema lo suficientemente acuciante como para que nos haga reflexionar sobre la necesidad de que las verdaderas nuevas Tecnologías sean incorporadas a la enseñanza? Robótica, programación e impresión 3D deben formar parte fundamental de esta nueva escuela.
 
Puedes ver otros artículos publicados por Pablo J. Díaz Tenza en Educación 3.0 en los siguientes enlaces: ‘La redondez de la Tierra’, una metáfora de la educación y ‘Matar a la vaca’, una fábula del sistema educativo