Los grupos interactivos fomentan la inclusión y el aprendizaje cooperativo

Una de las prácticas de los grupos interactivos es el aprendizaje dialógico, que beneficia a los alumnos a través de la inclusión, el aprendizaje cooperativo, las emociones… Así lo cree Miguel Ángel D'Acosta Balbín, maestro Educación Primaria y Especial en el Colegio Calderón de la Barca (Sevilla).

Grupos interactivos y aprendizaje dialógico

El aprendizaje dialógico se lleva a cabo a través del lenguaje igualitario, con él se transmite toda la cultura y se forma el pensamiento en la sociedad donde los alumnos se desarrollan. Dentro de este contexto, el entorno educativo resulta fundamental y el uso de actividades basadas en el aprendizaje dialógico es el recurso más efectivo para el aprendizaje escolar. Esto liga con las ideas de Lev Vygotsky (psicología del desarrollo) que veía en la educación una importante herramienta para la transformación de la sociedad. También creía en el cambio de los procesos psicológicos a través de la transformación de las interacciones que se producían en los contextos determinados.

grupos interactivos fomentan la inclusión y el aprendizaje cooperativo

Las claves del aprendizaje dialógico

En las comunidades de aprendizaje ese contexto es el centro escolar que se convierte en dinamizador del trabajo conjunto de toda la comunidad. Además, los objetivos comunes son el punto de partida para que dicha comunidad colabore de manera continua. Así, este trabajo cooperativo se realizará a través de diferentes técnicas basadas en la interacción, entre los que destaca el diálogo. ¿Qué debe darse hablar de aprendizaje dialógico?

Diálogo igualitario

Las aportaciones que realizan los participantes tienen validez por sus argumentos, no por la edad, relaciones, ni posición jerárquica o de poder de quien las realiza.

Inteligencia cultural

Se fomenta el desarrollo de una inteligencia que engloba todas las capacidades del ser humano, desde la faceta cognitiva a la emocional.

Transformación

Partiendo de la idea de Freire, de que los seres humanos no nos adaptamos sino que sufrimos una transformación, podemos también decir con respecto a la educación que las personas y el entorno se transforman.

grupos interactivos

Dimensión instrumental

Son los contenidos que se aprenden. Los participantes determinan qué consideran necesario para desarrollarse y se ponen de acuerdo en los conocimientos y habilidades en las que instruirse. La selección -y sobre todo el procesamiento de la información- son cualidades que facilitan el desenvolverse en la sociedad de la información.

Creación de sentido

Se ha de fomentar un aprendizaje que favorezca la interacción entre las personas, y que esta interacción esté dirigida por ellas mismas. Esto creará sentido a lo que se aprende, pues la aportación de cada uno es original y diferente a la del resto e irrecuperable si se ignora.

Solidaridad

En el aprendizaje dialógico participan todos. Para que esta participación sea equilibrada y justa, tiene que darse una relación de igualdad y horizontalidad que integre también una conciencia social. Se fomenta la solidaridad, la ayuda a los demás y el compañerismo.

Igualdad en la diferencia

Reconoce la diversidad de los individuos como un elemento de riqueza cultural. Somos iguales en nuestra diferencia, pero en la diferencia no podemos olvidar la igualdad porque puede llevar a la exclusión social.

El valor de los grupos interactivos

Hay que valorar la convivencia generada en estas comunidades de aprendizaje como fundamento de la necesaria transformación social y cultural del centro educativo tradicional seguido de cerca del entorno. Siempre basado en el aprendizaje dialógico y a través de ciertas prácticas catalogadas de éxito como, por ejemplo, los grupos interactivos: en ellos, la clase de divide en pequeños grupos heterogéneos de cuatro o cinco alumnos.

Esquema de los grupos interactivos

El docente planifica previamente la sesión y el trabajo de cada grupo para repasar los contenidos trabajados durante la semana. Además, y en cada uno de estos grupos, hay un adulto voluntario (madre, padres, estudiantes…) que dinamiza la actividad del mismo. Durante el desarrollo de la sesión, el profesor coordina y observa los grupos resolviendo las dudas que puedan surgir. Mientras, los alumnos desarrollan la actividad o resuelven el problema dentro del grupo a través del diálogo y el primero que termina ayuda a sus compañeros. Finalmente, se corrige la actividad por los mismos estudiantes.

Por tanto, gracias a los grupos interactivos se intensifican y diversifican las interacciones, se fomenta la inclusión de todos los niños y el aprendizaje cooperativo. Igualmente, a la vez que se acelera el aprendizaje de todas las materias, se trabajan de forma positiva valores, emociones y sentimientos, y  se aprovechan los conocimientos, capacidades y experiencias de toda la comunidad.

Miguel Ángel D'Acosta BalbínMiguel Ángel D’Acosta Balbín, maestro Educación Primaria y Especial en el Colegio Calderón de la Barca (Sevilla)

 

 

 

 

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre