La terapia visual ayuda a mejorar la lectura y el rendimiento escolar

0
terapia visual

“La terapia visual puede ayudar a una parte importante del alumnado de Primaria a reducir las barreras que puedan menguar su capacidad de rendimiento y aprendizaje”, según afirma un estudio en el que se ha evaluado su eficacia en la escuela sobre el rendimiento lector de alumnos de Primaria y que ha involucrado a 148 alumnos de 5º de Primaria que no tenían ningún diagnóstico de problemas de aprendizaje.

El estudio ha sido realizado por un equipo interdisciplinar de investigación formado por optometristas y psicólogos que ha publicado recientemente un artículo en Gaceta de Optometría y Óptica Oftálmica. Está compuesto por Marta Codina y Roser Villena (Optometristas), Núria Lladó (Psicóloga especialista en problemas de aprendizaje) y Tomás Blasco (Profesor Titular del Departamento de Psicología Básica de la Universitat Autònoma de Barcelona).

terapia visual mejorar la lectura

Terapia visual para mejorar el rendimiento lector

Cualquier dificultad o problema en la lectura determina que el rendimiento escolar se vea afectado negativamente

El aprendizaje de la lectura es un proceso que se realiza a lo largo de la primera etapa de escolarización. Este proceso consta de diversas fases en las cuales participan diferentes procesos y mecanismos que, dependiendo del momento, juegan un papel mas esencial o más secundario en la adquisición de las habilidades necesarias para llegar a leer correctamente, sin errores, con una velocidad adecuada y con plena comprensión de lo que se lee.

Es evidente que la capacidad de leer correctamente es la base para alcanzar otros aprendizajes a lo largo de la escolarización y que cualquier dificultad o problema en la lectura determina que el rendimiento escolar se vea afectado negativamente. Esto conllevará grandes esfuerzos y dedicación suplementaria para el alumno y la escuela, así como consecuencias emocionales en cuanto a su baja autoestima pudiendo crear actitudes de rechazo hacia la escuela y el mundo académico.

Diagnóstico precoz

Por lo tanto, hacer una correcta supervisión de los elementos que participan en cada fase del aprendizaje de la lectura y desarrollar una intervención precoz cuando se detecta que alguno de ellos no se sitúa en el nivel correcto, deberían ser aspectos integrados en los recursos de las escuelas para garantizar al máximo que todos los niños puedan alcanzar la plena capacidad lectora. Dentro de estos aspectos, los procesos visuales son un elemento clave. Si aparecen problemas en los mismos, la lectura se resentirá.

Cuando pensamos en problemas visuales, solemos centrarnos sólo en aquellos problemas característicos de defectos refractivos como pueden ser la hipermetropía, miopía o astigmatismo, que se pueden compensar con gafas, pero existen otras disfunciones más difíciles de explicar por el niño como son la dificultad para mantener una buena coordinación ocular (que, si no existe, provoca visión doble), mantener un enfoque determinado (en cuya ausencia las letras se ven borrosas), ejecutar unos movimientos oculares precisos (que, de no producirse, determinarán que el alumno se salte palabras o líneas al leer) o tener una percepción visual correcta (que permita reconocer e identificar con precisión las grafías y evitar inversiones de letras parecidas como puede ser la “b” por la “d”).

A diferencia de lo que sucede con la actividad de otras profesionales como psicólogas, psicopedagogas o logopedas, la labor de las optometristas es poco conocida en el ámbito escolar

Optometría para detectar disfunciones

Estas disfunciones son difíciles de detectar pero, como hemos visto, su existencia puede afectar al rendimiento lector del alumno y, por ende, al rendimiento académico. Afortunadamente, la Optometría es una disciplina que ha desarrollado técnicas para detectar y corregir esas disfunciones, pero, a diferencia de lo que sucede con la actividad de otras profesionales como psicólogas, psicopedagogas o logopedas, la labor de las optometristas es poco conocida en el ámbito escolar. Además, los estudios que han analizado los efectos de las terapias visuales sobre el rendimiento lector son aún escasos. Por ello es importante difundir los resultados de una investigación llevada a cabo por un equipo multidisciplinar de optometristas y psicólogos realizada en cuatro centros de Educación Primaria de Rubí (Barcelona) en los que se muestra la utilidad de la terapia visual.

Los alumnos que corrigieron la disfunción visual mejoraron su rendimiento lector incrementando su velocidad lectora y reduciendo el número de errores

En dicha investigación participaron 148 alumnos de 5º de Primaria que no tenían ningún diagnóstico de problemas de aprendizaje, evaluándose, junto con los aspectos visuales, la velocidad y la precisión lectora. A los 88 alumnos a los que se detectó alguna de las disfunciones visuales antes descritas se les aplicó, durante el primer trimestre del curso siguiente (cuando ya cursaban 6º de Primaria) un programa de terapia visual dentro del horario lectivo, dos veces por semana.

El programa requería hacer ejercicios que duraban 10, 20 ó 30 minutos dependiendo del tipo de problema visual que presentaba cada alumno. Después de aplicar el programa, los alumnos que corrigieron la disfunción visual mejoraron su rendimiento lector incrementando su velocidad lectora y reduciendo el número de errores. Este resultado, aunque en menor medida, se observó también en los alumnos que no llegaron a corregir totalmente la disfunción visual, por lo que parece claro el beneficio que aporta la realización de la terapia visual. Además, este beneficio en forma de incremento del rendimiento lector era independiente del nivel de lectura previo; es decir, que la lectura mejoró tanto en los alumnos que en 5º de Primaria ya tenían un buen rendimiento lector como en los que tenían un rendimiento moderado o bajo.

Por supuesto, la competencia lectora depende también de otras habilidades del alumno, pero lo que señala este estudio es que la incorporación de la valoración optométrica y, eventualmente, la intervención mediante un programa de terapia visual, puede ayudar a muchos alumnos a desarrollar su potencial lector eliminando las barreras que la presencia de una disfunción visual puede suponer.

Presencia de la optometría en la escuela

A partir de estos resultados, los autores de la investigación abogan por sumar la optometría al ámbito de colaboración interdisciplinar entre los diversos profesionales que actúan en el entorno escolar con el fin de identificar y reducir, en la medida de lo posible, las limitaciones que pueda tener un alumno para la correcta adquisición de la lectura producidas por la existencia de disfunciones (visuales y de otro tipo) que puedan ser corregidas con las técnicas adecuadas.

Codina, M., Villena, R., Lladó, N. y Blasco, T. (2017) Eficacia de un programa de terapia visual aplicado en la escuela sobre las disfunciones visuales y el rendimiento lector en alumnos de Ciclo Superior de Primaria. Gaceta de Optometría y Óptica Oftálmica, 531. 54-63.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.