EduCaixa premia a alumnado de Secundaria con un viaje al corazón de la tecnología: Silicon Valley

La plataforma educativa EduCaixa reconoce así la labor de 31 estudiantes que han formado parte de sus programas Jóvenes Emprendedores y Big Data. Este viaje les ha permitido, entre otras cosas, conocer cómo se trabaja en algunas de las empresas de tecnología más punteras.

0
premio educaixa

Este verano ha sido especial para 31 alumnos de Secundaria de siete centros educativos españoles. ¿La razón? El viaje formativo con el que la Fundación Bancaria La Caixa les ha premiado como reconocimiento a los mejores proyectos presentados al ‘Desafío Emprende’ (cinco equipos) y ‘Reto Big Data’ (dos equipos), sus programas formativos en emprendimiento y utilización de datos con los que culmina cada curso.

Alumnos de secundaria premiados por educaixa

En concreto, un total de 24 chicas y 7 chicos viajaron a Silicon Valley (California) el pasado mes de julio junto a los siete profesores que les acompañaron a lo largo de todo el pasado curso en los programas, campus y premios de EduCaixa: unos dentro del Programa Jóvenes Emprendedores, destinado a cultivar los conocimientos, las habilidades y la motivación para generar ideas de negocio entre estudiantes de Secundaria y Ciclos Formativos de Grado Medio; otros dentro del Programa Big Data cuyo objetivo es proporcionarles las competencias para vivir entre datos así como para extraerlos, procesarlos y emplearlos para generar conocimiento.

Este Big Data, al que EduCaixa destina uno de sus principales programas formativos, impregna la nueva economía porque cualquier producto y servicio bebe de la huella digital que dejan los usuarios.

Google, Netflix, startups españolas…

El viaje, que duró 10 días, les permitió conocer las instalaciones de gigantes tecnológicos como Google y Netflix; universidades de prestigio como Stanford, Berkley y Minerva; y startups españolas de éxito ubicadas en esta zona; sin duda, una oportunidad que puso a estudiantes y docentes sobre la pista de las competencias que deben cultivar para trabajar y emprender en el mundo global.

Estas visitas estuvieron guiadas por profesionales españoles que trabajan allí y que les aportaron su punto de vista sobre la educación y la formación en España. Todos coincidieron en una cuestión: “La enseñanza en nuestro país debe tener un enfoque más práctico y conectado con la realidad”, resume Patricia Alocén, directora de EduCaixa, quien también acompañó a los estudiantes a todas las visitas, actividades y talleres de trabajo celebrados en Silicon Valley y San Francisco.

alumnos de secundaria viajan a Silicon Valley

Además de la impresión que les causó estar en la sede de Google el primer día, la visita a Netflix fue la que dejó una huella más profunda en todos los alumnos y sus profesores. No sólo por cómo personalizan su oferta de contenidos entre sus 125 millones de usuarios a través de algoritmos. Lo que les dejó realmente asombrados fueron los pilares de libertad y responsabilidad sobre los que se asienta la empresa (que deja el calendario de vacaciones a merced de cada trabajador); la horizontalidad de las relaciones profesionales (sin jerarquías visibles); el fomento de participación y de la opinión (en una sala de reuniones concéntrica); y la toma inteligente de decisiones (basadas en pruebas y grupos de control).

Estos principios empresariales entroncaban perfectamente con los principios que rigen la Educación Superior en Estados Unidos y que ellos mismos pudieron conocer de la mano de profesores y alumnos españoles en las universidades que visitaron: el compromiso personal y el servicio en favor del bien común; la capacidad de trabajo en equipo, desarrollada en parte a través del deporte; la capacidad de pensamiento crítico, de resolución de problemas y de comunicación; y la configuración de cada trayectoria personal en función de los intereses de cada uno.

Por otro lado, parte de las sesiones de trabajo pautadas al final de cada día estuvieron destinadas a integrar los conocimientos sobre uso de datos que tenían los ganadores del Reto Big Data con los proyectos de negocio de los vencedores en el Desafío Emprende. El objetivo era doble: por un lado, mejorar las ideas de productos y servicios diseñados por los estudiantes emprendedores, con la vista puesta en la incubadora de proyectos de EduCaixa; y, por otro, tomar conciencia de las ilimitadas posibilidades de los datos y sus aplicaciones más inteligentes.

Impresiones muy positivas

Tanto docentes como alumnado quedaron sorprendidos de manera grata por esta oportunidad y lo que ha supuesto para ellos. “No sólo ha sido un viaje geográfico y cultural. Ha sido un viaje de crecimiento personal, tanto para los alumnos como para los profesores”, afirma Carmen Navarro, docente de Ciencias y Tecnología del Colegio Nazaret Oporto de Madrid; este centro fue premiado en la categoría ‘Reto Big Data’ junto al Colegio Nuestra Señora de las Mercedes (Granada).

alumnos de secundaria viajan a Silicon Valley

Por su parte, Gema Hernández, otra de las docentes con alumnos ganadores ( IES Diego de Siloé de Albacete) es contundente “Tras este viaje, estos chicos tienen más expectativas sobre ellos mismos”. Este instituto fue reconocido en la categoría ‘Desafío Emprende junto a La Salle Ikastetxea (Bilbao), IES l’Om (Picassent, Valencia), Salesians Sarrià (Barcelona) y el IES Sineu (Mallorca)

La necesidad de un aprendizaje más práctico y de poner el foco en soft skills como trabajo en equipo, compromiso, empatía y comunicación han sido algunas de las lecciones aprendidas en Silicon Valley.

“El ambiente que se creó fue fantástico y se notó que tienen talento, y que habían recibido una buena dosis de inspiración con las diferentes visitas”, añade la directora de Educaixa. Inspiración. Ese fue el principal efecto de este viaje. También para los profesores, que vinieron cargados de ideas y recursos nuevos, pero sobre todo, de convicciones sobre lo que debe ser la educación.

“Las cualidades que se valoran allí son saber hablar en público, tener pasión por lo que haces y soft skills como la empatía, el trabajo en equipo, la responsabilidad y el compromiso. Tenemos que potenciar eso en el aula y no valorar sólo los conocimientos que aprenden”, concluye Navarro (Nazaret Oporto).

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre