Sí, tienes que leer (lo dice la ciencia)

¿Sabías que los niños que leen por placer obtienen mejores resultados en todas las materias que aquellos que se limitan a las lecturas obligatorias? Descubre en este artículo este y otros beneficios de la lectura probados por estudios científicos.

Leer ciencia

Que las personas que leen tienen mejor vocabulario y expresión oral que las que no lo hacen es un hecho conocido desde hace décadas gracias a estudios como el de Keith Stanovich que, en la década de 1990, constató como esa capacidad aumentaba hasta en un 50%. En concreto, utilizó la Prueba de Reconocimiento de Autor (ART): una actividad en la que los participantes tienen que reconocer a los autores de una serie de láminas y nombres que se les presentan. Este es solo un ejemplo de todos los beneficios de la lectura.

El vocabulario no es lo único que se ve beneficiado gracias a los hábitos lectores: también lo hace la inteligencia. Así lo demostraron los investigadores Alice Sullivan y Matt Brown del Instituto de Educación (OIE) que afirmaron que los niños que leen por placer, obtienen mejores resultados académicos en todas las materias que los que solo dedican a la lectura el tiempo estimado en el colegio.

Los beneficios de la lectura sobre la salud

Otros estudios científicos han ido un paso más allá, y prueban los múltiples beneficios de esta práctica para la salud física y mental. Algunos como el llevado a cabo por investigadores del ‘Rush University Medical Center en Chicago’ y publicado en la revista ‘Neurology’ confirman que leer frena el deterioro cognitivo porque estimula la mente y, por tanto, evita que el cerebro se atrofie y se ralentice. 

beneficios de la lectura sobre la salud
Little schoolgirl witn books. Studio shot.

También se ha estudiado su influencia en la salud física. Una investigación llevada a cabo por la Universidad de Yale que analizó este hábito en más de 3.600 adultos, avaló que aquellas personas que leyeron un libro durante al menos 30 minutos diarios a lo largo de su vida vivieron dos años más de media que los que solo leían revistas o periódicos.

Lee seis minutos al día y reduce el estrés

Además de los beneficios físicos del hábito lector, las emociones y el bienestar mental también se ven mejorados. En este sentido, el neurólogo Davis Lewis demostró con una investigación publicada en The Telegraph que solo son necesarios seis minutos de lectura diaria para reducir significativamente el estrés: hasta en un 68%. Además, afirmó que reduce el ritmo cardiaco, por lo que relaja y permite descansar. 

Estas afirmaciones han llevado a que países como Reino Unido fomenten la lectura a todos los niveles, incluso autorizando a los médicos de familia a recetar libros, arte y cultura como remedio para la ansiedad y el estrés. Este nuevo proyecto, nacido de la unión de médicos, asociaciones de bibliotecarios y el Gobierno, recibe el nombre de ‘Social Prescribing’ y es capaz de relacionar cuadros de enfermedades y dolencias concretas con actividades culturales específicas. La asociación Reading Agency ha sido la encargada de seleccionar los títulos que, posteriormente, se recetan en las consultas. Algunos de ellos, específicamente seleccionados para mitigar trastornos depresivos, son ‘El manual para sentirse bien’ de David D. Burns o ‘Breve historia del mundo’ de Ernst H. Gombrich.

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre