Durante la crisis sociosanitaria causada por el coronavirus, los principales obstáculos que se encuentran los docentes del sistema educativo español, para educar a distancia son: la brecha digital (45%) y la falta de un espacio y ambiente adecuados para el trabajo de los estudiantes (19%). Estos datos proceden de un estudio de la agencia The Modern Kids & Family (TMKF) en el que han participado 400 profesores de Educación Primaria, Secundaria, Bachillerato y FP durante el confinamiento, cuyo objetivo es el de conocer el presente y el futuro de la educación. 


Dificultades en la labor docente

Para mejorar el sistema, “es imprescindible saber qué ha supuesto el confinamiento para la educación, buscar áreas de mejora y detectar las oportunidades para transformar esta experiencia en un aprendizaje positivo”, asegura Miguel González Durán, CEO de la agencia. 

Los datos revelados por el informe ponen el foco en las carencias del sistema educativo español en competencias tecnológicas. Tanto es así que, la gran mayoría, (un 83%) de los profesores creen que hacen falta más herramientas y plataformas digitales en las aulas. Esta cifra aumenta hasta el 90% en lo que se refiere a las demandas de más formación e información para que la educación a distancia sea realmente eficaz

coronavirus sistema educativo

Además, el nuevo marco también lleva a los profesores a variar su opinión sobre la adaptación de la escuela a las nuevas tecnologías. Así, el 85% de los entrevistados considera que las aulas son menos digitales de lo que pensaban antes de la llegada de la pandemia. Ya que esta transformación, iniciada en algunos centros, estaba basada esencialmente en el uso de dispositivos. 


Consecuencias del confinamiento en los estudiantes

Los datos señalan que el 54,8% de los docentes han percibido un notable deterioro de la salud emocional de sus alumnos. Durante estas semanas de cuarentena, han detectado en su trato diario con niños y jóvenes, que los alumnos están preocupados (20%), cansados (18%), aburridos (17%), nerviosos (16%) y estresados (13%) y solo un 14% de los niños, según el feedback que reciben del alumnado, siente que durante el confinamiento está disfrutando de la familia. 

Otras consecuencias que han notado en los estudiantes son el incremento de la obesidad infantil (34,5%), debido a la sobrealimentación y a la falta de ejercicio y las desigualdades que genera el sistema de aprendizaje a distancia (5,8%), provocadas por la brecha digital y las desigualdades sociales.


El rol de las empresas en la educación

Respecto al mundo empresarial, el 97% de los profesores creen que las entidades privadas tienen una labor fundamental en la era post Covid. 

De hecho, los docentes esperan más implicación de las empresas, sobre todo en la educación medioambiental (19%), la inclusión (18%), la educación emocional (13%), la salud (13%) y las habilidades para la vida (12%).

También les interesan los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Consideran relevante analizar problemas como la igualdad de género, el fin de la pobreza y la erradicación del hambre.