5 consejos para trabajar con niños con autismo

0
trabajar con niños con autismo

El trastorno del espectro autista es un problema que afecta a alrededor de un 1% de los niños en Europa, de acuerdo con los datos de un estudio realizado por la Asociación Internacional Autism-Europe en el año 2015. Lidiar con él en el aula puede resultar complicado para docentes que no hayan recibido preparación o instrucción específica para ello. Estos cinco consejos para trabajar con niños con autismo pueden servir de ayuda a profesores con alumnos de estas características en clase.

Proporcionarles una agenda que anticipe todo lo que va a ocurrir en los próximos 45-60 minutos

Los alumnos con autismo son extremadamente organizados y no son capaces de digerir bien los cambios improvisados en su planificación. Por ello, es recomendable que tengan una agenda perfectamente estructurada, de forma que puedan prepararse y mentalizarse de todo lo que va a ocurrir a continuación. En estos casos, es recomendable que el docente se coordine con la familia para así establecer en conjunto un calendario preciso; de este modo, el alumno podrá predecir las situaciones y controlar su conducta. Aquí un ejemplo de agenda de pictogramas proporcionado por Autismo Cádiz.

ejemplo de agenda de pictogramas

Evitar, en medida de lo posible, estímulos sonoros

Es posible que tengan hipersensibilidad sensorial y asocien determinados estímulos sonoros como signos estresantes, por lo que cabe la posibilidad de que, en presencia de ciertos sonidos como los ‘listening’ en Inglés o las canciones en asignaturas como Música, se tapen los oídos. Sería recomendable evitar al máximo este tipo de estímulos que pueden ser molestos para ellos.

estímulos sordos

Establecer un momento ‘de saludo’

Según relata Víctor Alcolea, terapeuta ocupacional de un centro especializado en Cáceres, se puede aprovechar este momento para practicar con los alumnos funciones declarativas tales como ofrecer o pedir algo, y también normas de cortesía a la hora de saludar a sus compañeros. Uno de los problemas que sufren los niños con autismo es que ven mermadas sus habilidades sociales, por lo que ensayarlas en el aula puede suponer un gran cambio en sus vidas.

momento de saludo

Trabajos en mesa repetitivos

Es de vital importancia que las tareas que realicen en sus pupitres siempre estén estructuradas de la misma forma. Es decir, si durante el horario de clase el alumno se ha acostumbrado a realizar primero tareas de Matemáticas, después de Lengua Castellana y por último de Inglés, es muy importante que siga siempre este orden, ya que alterarlo le va a conducir a sentirse descolocado. Además, deben primar los elementos visuales por encima de los textuales, por lo que está indicado utilizar materiales como pictogramas, puzzles e incluso plastilinas, con las que pueda experimentar sensorialmente.

Trabajos en mesa repetitivos

El docente debe adaptarse al alumno y no al revés

Con los niños con TEA, el clásico método de enseñanza basado en el ensayo-error no funciona. El docente debe tomar los intereses y las curiosidades del propio alumno como punto de partida para su educación. Es recomendable que el docente se limite a proporcionarle todos los materiales y recursos que necesite para la realización de las tareas, y luego ir retirándoselos poco a poco, nunca bruscamente. Siempre hay que tener en cuenta, como indica el primer consejo, que su adaptabilidad a los cambios es baja.

No obstante, es muy importante contar con que existen diferentes tipos y grados de autismo, por lo que desde el aula siempre hay que evaluar cuáles son las características del o de los alumnos que padezcan este trastorno para así adaptar los métodos a su ritmo de aprendizaje.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre