Con el frío que caracteriza el invierno, las actividades familiares al aire libre se reducen considerablemente. Esto no significa que en esta estación no se pueda disfrutar de un buen rato en familia, pues existen muchas otras ideas para llevar a cabo a lo largo de las frías y largas tardes invernales. Una de ellas es la cocina. Preparar platos sanos con productos de temporada en los que toda la familia realice una función es posible gracias a estas recetas que hemos seleccionado.


Palmera tropical con frutas

Palmera frutas

¿Sabías que la mandarina, el kiwi y el plátano son las frutas de esta temporada? Con ellas se puede realizar una divertida y saludable palmera que encantará a toda la familia, especialmente a los más pequeños. Para su elaboración, hay que usar el plátano como tronco de la palmera, cortándolo por la mitad. Después, se añaden las ramas que estarán compuestas por trocitos de kiwi. Para que estas queden fijas al tronco, es posible utilizar pinchos donde clavaremos las frutas. Una vez formada la palmera, las mandarinas servirán para decorar la base y darle un toque de color. 


Tortita de quinoa y fruta

Tortitas

Sana y deliciosa, esta sencilla receta es una buena opción para emplear frutas de temporada y contribuir a que los más pequeños comiencen a incorporar la quinoa a su dieta. Para su elaboración se necesitan quinoa, huevos, frutas de temporada como manzana y plátano, levadura, aove (aceite de oliva virgen extra) y una cucharadita de canela o vainilla, que sustituirán al azúcar en esta receta. El primer paso es cocer la quinoa y la manzana. Esta última puede hacerse también al horno o al microondas. Con estos ingredientes listos, es hora de añadir el plátano machacado, los huevos, el toquecito dulce elegido y la levadura para mezclarlo todo bien. Con la masa en forma de tortita, se van pasando por una sartén con un chorrito de aceite hasta que queden doradas. 


Lentejas

Lentejas

Fuente de hierro y con un gran valor nutricional, este plato de cuchara permitirá a los más pequeños con inquietud por la cocina poner a prueba sus dotes. Con ayuda de un adulto, hay que cortar las distintas hortalizas y demás alimentos que quieran añadirse al plato: pimiento, cebolla, zanahoria, patata, tomate… Una vez cortadas, añadir todos los ingredientes en una olla con agua junto con las lentejas, que deben haberse dejado en remojo el día anterior. Dejar cocinar con paciencia y, una vez listas, servir y disfrutar. 


Huevos rellenos en forma de setas

Huevos rellenos

Esta divertida receta puede realizarse en cualquier época del año pero es en otoño e invierno cuando más original será debido a que son las estaciones donde proliferan las setas. El primer paso es cocer los huevos. Una vez hecho esto, se parten por la mitad y se extrae la yema. Después, en una sartén con un chorro de aceite, se pocha cebolla y se añade atún, tomate frito y las yemas y se mezcla todo. El paso final será rellenar los huevos con todos estos ingredientes y colocar trocitos de tomate natural cortados para emular la forma de una seta. Se pueden añadir como detalle final unos puntitos de mayonesa, para que la creación sea más original. 


Pastel de patata y atún gratinado al horno

Pastel atún y patata

Para realizar esta receta se necesitan patatas, leche, atún, champiñones, cebolla, aceite, sal y pimienta. Empezamos poniendo las patatas a cocer durante unos 30 minutos. Mientras se realiza este paso, es la hora de echar en una sartén el atún con la cebolla y los champiñones para saltearlos durante unos minutos. Una vez cocidas las patatas, se pelan y se dejan templar para después poder machacarlas y formar un puré con la leche, aceite y sal: este paso es ideal para ser realizado por los más pequeños. Para montar el pastel, habrá que ir compaginando una capa de puré y del relleno y añadir queso en la parte superior para después gratinarlo. Se introduce en el horno hasta que todo quede bien gratinado.