El yoga permite que los más pequeños descubran cómo funciona su cuerpo y la conexión que mantiene con la mente. Por su parte, con el mindfulness pueden desarrollar una mayor capacidad de concentración y atención en el momento presente. Los siguientes juegos para realizar en familia y al aire libre resultan ideales para que tanto pequeños como mayores aprendan y practiquen ambas disciplinas mientras se divierten y pasan un buen rato todos juntos.

Comiendo en ‘atención plena’

Anuncio
Juegos De Yoga

La atención plena es una parte esencial del mindfulness y consiste en centrar la atención hacia uno mismo y las experiencias que se viven. Con esta actitud como protagonista se puede realizar una merienda diferente. Para ello pueden seleccionarse diferentes frutas cortadas a trocitos y hacer que los menores se tapen los ojos antes de comerlas. Deberán tocarlas, olerlas y saborearlas lentamente, como si nunca antes las hubieran probado, y tratar de adivinar qué tipo de fruta es cada una de ellas.

El laberinto de la calma 

Anuncio
Laberinto Chartres

Este ejercicio es ideal para trabajar la concentración y ayudar al alumnado a relajarse y ser más consciente de su respiración. El primer paso para realizarlo es contar con una plantilla imprimible del laberinto presente en el suelo de la catedral de Chartres y dar una fotocopia a cada uno de los menores (otra opción es que lo dibujen ellos mismos). Deberán colocar el dedo de la mano no dominante en el inicio de este y comenzar a trazar el camino mientras controlan su respiración. Así conseguirán concentrarse en seguir las líneas mientras respiran y se van relajando. 

El yogui dice… 

Yoga

Para darle la vuelta al juego tradicional de ‘Simón dice’, en esta versión uno de los participantes será ‘el yogi’ y será el encargado de dirigir la acción. Los demás niños deberán realizar todas las peticiones que haga, que serán posturas de yoga y mindfulness: el árbol, la rana, el guerrero… Además, en este juego nadie queda eliminado sino que se intenta que todos sean capaces de reproducir las ‘asanas’. 

El soplo del dragón 

Juegos De Yoga

El objetivo de esta actividad es ayudar a los menores a controlar su respiración, sobre todo en momentos de estrés como exámenes o presentación de trabajos. Es muy sencilla de realizar y toma como referencia la respiración de un dragón, de tal manera que los pequeños tendrán que sentarse derechos, respirar profundamente, sacar la lengua y expirar como un dragón. 

Técnica del 5,4,3,2,1

Juegos De Yoga

Especialmente destinada a aquellos menores muy nerviosos que no son capaces de calmarse y mantener la atención, se basa en la enumeración de cinco objetos que se encuentren a su alrededor. Para ello deben encontrar cinco cosas que puedan ver, cuatro que puedan tocar, tres que puedan oír, dos que puedan sentir y una que puedan saborear. Una vez que terminen de enumerarlos, estarán más presentes y más tranquilos.

El escondite inglés… versión yoga

El Escondite Inglés… Versión Yoga Juegos Yoga Y Mindfulness

Esta dinámica, muy similar al clásico ‘escondite inglés (en el que gana el primero que llegue a la pared mientras otro niño se la ‘liga’), se puede adaptar con posturas de yoga y mindfulness sencillas y que se puedan hacer de pie. Para ello, en vez de cantar: ‘un, dos, tres, al escondite inglés sin mover las manos ni los pies’ se sustituirá por: ‘uno, dos, tres, yoga quiero ver’ y es en ese momento cuando todos los miembros de la familia tendrán que adoptar una postura como, por ejemplo, la del árbol (con la que hay que mantener el equilibrio apoyando uno de los pies en tobillo, pantorrilla o rodilla y sosteniendo la mirada en un punto fijo). Todo aquel que no la haga, quedará eliminado. ¿Quién ganará?

Periódicos, música y baile

Periódicos, Música Y Baile Juegos Yoga Y Mindfulness

Para realizar el juego se colocan tantas hojas de periódico en el suelo como participantes y se pone música (la que más le guste a los pequeños) para que se muevan. Tras unos momentos de baile, la música dejará de sonar y todos tendrán que colocarse sobre una de las hojas realizando una postura de yoga (que anteriormente haya sido acordada entre todos). Las asanas que simulan una montaña, un árbol o una silla son sencillas de hacer. Conforme avanza la actividad, hay que ir retirando hojas de periódico del suelo. ¿El objetivo? Que aquellos participantes que no hayan sido eliminados, cuenten con menos trocitos de papel y tengan que juntarse más para llevar a cabo las posturas. ¡Risas aseguradas!

Pasa la taza

Pasa La Taza Juegos Yoga Y Mindfulness

En esta actividad para practicar la atención plena, la concentración y la conexión con los demás es muy importante el trabajo en equipo, ya que el objetivo es pasarse una taza llena de agua sin derramar una sola gota durante tres o cuatro veces. Primero hay que hacerlo con los ojos abiertos y después con los ojos cerrados. De este modo, los pequeños tienen que centrar toda su atención tanto en la actividad como en lo que ocurre a su alrededor, ya que cualquier distracción puede provocar el derrame del líquido. 

¡Un paseo a ciegas!

¡Un Paseo A Ciegas!

Para llevar a cabo esta dinámica tan solo se necesita encontrar una senda tranquila y una venda para los ojos. El aspecto fundamental que se fomenta es el desarrollo de la confianza entre los más pequeños. Para ello, un niño irá con los ojos vendados por el sendero, que será guiado por otro que no lleva venda. De este modo, el pequeño que no puede ver podrá descubrir olores, sonidos y distintas sensaciones a la vez que fomenta la confianza en su hermano o amigo. 

El juego de las parejas con asanas

El Juego De Las Parejas Con Asanas

‘Memory’ es el clásico juego de cartas que se repiten y que hay que memorizar para después encontrar su pareja. En este caso, podemos adaptarlo para que los más pequeños aprendan las posturas de yoga creando un ‘Memory del yoga’. Para ello, los niños pueden ser los encargados de dibujar distintas posiciones en las cartas (dos iguales por asana) para luego ir descubriendo y memorizando las diferentes posturas.