Las cariocas son unos objetos compuestos por dos bolas atadas a unas cuerdas con cintas que se utilizan para bailar y hacer malabares. Su nombre original es ‘Poi’ y su origen se encuentra en las tribus indígenas maoríes que las usaban para transportar huevos de moa, un ave muy parecida a la avestruz. Más tarde, se comenzaron a utilizar en bailes y juegos. Pueden crearse fácilmente de manera casera utilizando materiales reciclados: ¡en este artículo te explicamos cómo! 

Cariocas

¿Qué materiales necesitas?

Anuncio

El primer paso antes de comenzar a crear las cariocas es recopilar todos los objetos necesarios para darles forma. 

  • Bolsas de basura de diferentes colores
  • Tijeras
  • Globos
  • Arroz 
  • Embudo
  • Cuerda

¿Cómo se fabrican?

Anuncio

Cuando ya se cuenta con todos los materiales es el momento de empezar a dar forma a las cariocas. Se comienza cortando tiras de la misma longitud y con un grosor fino, utilizando las bolsas de basura de los colores que más gusten. Después, es el momento de comenzar a crear el cuerpo de las cariocas con el arroz y los globos. Para ello se coje uno de los globos e introduciendo el embudo por la boquilla se va rellenando poco a poco de arroz. Cuando esté lleno, se hace un nudo para cerrar el globo. Tras esto, se va forrando la bola inicial con más globos cortados por la boquilla hasta conseguir una bola dura. Estos mismos pasos se deben realizar con otro globo con el fin de conseguir dos pelotas que conformen las cariocas. 

Una vez listas las bolas, se colocan las cintas sobre ellas de tal manera que queden fijas con un nudo pero que las tiras cuelguen; así, al mover las bolas, éstas aportan diferentes efectos visuales. Después, se coge un trozo de cuerda y se enrolla alrededor de la pelota y las tiras para que queden bien fijadas y se cierran con otros dos globos cortados. Este último paso hará que las cariocas queden bien fijadas y no se suelten a la hora de bailar con ellas. Como toque final es posible decorar las bolas utilizando más trozos de globo. ¿Cómo? Solamente hay que ir cortando pequeñas tiras y colocándolas sobre las bolas. 

¡A jugar!

Cuando las cariocas ya están fabricadas es el momento de empezar a utilizarlas. Algunas ideas para ello son crear una coreografía en la que se combine el baile con el movimiento de estos objetos y bailarla delante de toda la familia. También pueden crearse bolas de malabares, que se consigue realizando el paso de rellenar los globos con arroz, y organizar un espectáculo de circo casero con malabares y baile de cariocas.