Del 15 al 29 de septiembre, de 18 a 19 horas, cualquier niño de entre 8 y 14 años puede conocer gratis bMaker Academy Online; las extraescolares para aprender programación, inteligencia artificial, mundos virtuales, diseño 3D o programación de videojuegos de Macmillan Education y BQ Educación. Se trata de talleres impartidos en tiempo real por docentes especializados y enfocado a que los alumnos aprendan a crear mundos virtuales y programar. Para acceder a él, solo es necesario apuntarse a través de este enlace.

Estas clases online son especialmente atractivas para los niños que prefieren aprender desde casa o que, al residir en zonas rurales, tienen dificultades para acceder a una formación presencial. Su metodología, basada en STEAM, Design Thinking, gamificación y aprendizaje cooperativo y por proyectos, es creativa, práctica y divertida. 

YouTube video

“Las clases online nos permiten acercar una formación STEAM de calidad a los niños y niñas que tienen más dificultades para encontrar actividades tecnológicas en su entorno: el 70% de nuestro alumnado vive en municipios pequeños y medianos”, declara Jorge Campo, director de Operaciones de BQ Educación.

Proyecto bMaker

bMaker Academy se engloba dentro del proyecto bMaker, que recoge una serie de soluciones que buscan preparar a los niños para el futuro y transformar las competencias tecnológicas de los centros educativos. Su objetivo es que los alumnos de entre 6 y 14 años aprendan a crear su propia tecnología, a dominar las competencias digitales y desarrollen ‘soft skills’ clave como la comunicación, el trabajo en equipo o la inteligencia emocional. A día de hoy, las extraescolares bMaker Academy cuentan con una modalidad online, para aprender desde casa, y otra presencial.

bMakerAcademy online

En cuanto a las clases presenciales, se imparten en centros educativos de toda España y en varios idiomas (español, inglés, euskera, catalán o gallego) por docentes de Macmillan Education y BQ Educación con contenidos, software y hardware desarrollados por el equipo de maestros, pedagogos e ingenieros de ambas empresas.

“Cuando programas o diseñas en 3D, estás desarrollando competencias como el pensamiento computacional (resolver problemas), el pensamiento crítico o la inteligencia espacial. No buscamos que todos los niños y niñas quieran ser ingenieros, sino que todos, independientemente de lo que decidan ser, cuenten con unas competencias técnicas, digitales y creativas que van a ser indispensables en su futuro”, añade Campo.