Para aprovechar Internet al máximo es importante que los menores estén preparados para tomar decisiones acertadas que no comprometan su ciberseguridad. Y este es el objetivo que persigue ‘Sé genial en Internet’, un programa desarrollado por Google en colaboración con Fundación Fad Juventud (FAD), el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) y la Policía Nacional para  enseñar a los más pequeños de la casa los conceptos fundamentales de ciudadanía digital y seguridad. ¿El objetivo? Explorar con confianza el mundo online. De acceso totalmente gratuito, en su portal web es posible encontrar diversas herramientas y recursos destinados a educadores y familias que quieren orientar a los menores en el uso responsable de Internet.

Interland es el videojuego online protagonista de esta iniciativa, con el que los estudiantes descubren conceptos de ciberseguridad mientras se divierten. Destinado a menores de entre siete y doce años, está compuesto por cuatro minijuegos con los que aprenderán a tener un comportamiento adecuado en la red. Además, ayudarán a otros internautas a combatir el mal comportamiento de hackers, suplantadores de identidad y acosadores. 

Para los educadores, el programa de formación de ‘Sé genial en Internet’ les brinda las herramientas y los métodos que necesitan para enseñar los conceptos básicos de la seguridad digital a través de una completa guía del profesor. Gracias a los materiales desarrollados por Google en colaboración con la Policía Nacional, es posible llevar al aula tanto las principales enseñanzas como la diversión de Interland. El programa de formación incluye lecciones sobre cinco temas, con actividades y material de trabajo diseñados para complementar Interland.

Sé Genial En Internet Google

Por otra parte, el programa también propone el uso de la aplicación de control parental ‘Family Link’, que permite establecer ciertas normas básicas para guiar a los pequeños mientras juegan y exploran el universo online con sus dispositivos digitales

Sus principios

Anuncio

La iniciativa, por otra parte, ha desarrollado un código para ‘ser grande en Internet’ que se basa en los siguientes fundamentos clave:

  • ‘Sé inteligente en Internet. Comparte con cuidado’. Pone el foco en la comunicación y los contenidos que los menores comparten por la red. Para ello, busca fomentar la importancia de tener cuidado al compartir información. ¿Cómo? Tratando las comunicaciones online como si fueran una conversación cara a cara. Así, si no está bien decirlo, entonces tampoco está bien publicarlo. Fomenta la creación de directrices sobre qué tipos de comunicación son adecuados (y cuáles no) y sobre la importancia de no compartir datos personales sobre familiares y amigos.
  • ‘Mantente alerta en Internet. No caigas en trampas’. Es importante que los pequeños sepan que las personas y situaciones online no siempre son lo que parecen. Saber diferenciar entre lo real y lo falso es una lección fundamental de seguridad para que naveguen seguros.
  • ‘Mantente seguro en Internet. Protege tus secretos’. La seguridad y la privacidad personales son tan importantes en línea como en la vida real. Proteger la información valiosa permite que los estudiantes no dañen sus dispositivos, reputación y relaciones.
  • ‘Sé amable en Internet. Ser amable es genial’. Los menores pueden hacer lo correcto si aplican aquello de ‘tratar a los demás como te gustaría que te traten a ti’ en todas sus acciones online, lo que tendrá un impacto positivo y desalentará el ciberacoso.
  • ‘Sé valiente en Internet. Si tienes dudas, pregunta’. Hay una lección que se aplica a todos los tipos de encuentros digitales: ante situaciones discutibles, los menores deberían sentirse cómodos para hablar al respecto con un adulto de confianza. Por su parte, los adultos pueden promover este comportamiento al fomentar una comunicación abierta en casa y en las aulas.