10 soluciones eficaces de control parental

0
Control Parental

Los teléfonos móviles y las tabletas se han convertido en la principal puerta de acceso de los jóvenes a todo el contenido que les ofrece Internet. Para poder controlar los contenidos a los que acceden, nacen las soluciones de control parental, cuyos servicios evitan el consumo inadecuado de páginas web o el uso aplicaciones no recomendadas para más pequeños de la casa.

Adecuada para aquellos con pocas nociones de informática, y configurable con tan sólo unos clics, permite elegir que material es inadecuado para los hijos, pudiendo denegar el acceso tanto a portales (de forma directa o a través de filtros de palabra) como a aplicaciones.

Cuenta con un amplio abanico de opciones que incluyen bloqueo de contenido nocivo, limitaciones de uso y alertas de localización. También comunica los contactos que se añaden, advierte si el menor ha llegado correctamente al colegio o a casa, ayuda a reaccionar a tiempo ante el robo del terminal y advierte de si el menor se encuentra en una situación de peligro.

Ofrece la posibilidad de regular todas las utilidades del dispositivo a través de un terminal ‘Padre’. Con él, se pueden controlar y eliminar aquellas webs o aplicaciones que se consideren dañinas para el menor, al igual que regular el uso de las demás por un periodo de tiempo limitado.

Realiza un seguimiento detallado de todo a lo que se accede en el terminal, pudiendo limitar o bloquear (incluso en navegación privada) desde portales de Internet hasta apps, pasando por las Redes Sociales más habituales. Cuenta también con otras opciones como el control de mensajes y llamadas, el seguimiento del dispositivo y un botón del pánico.

Esta app ayuda a controlar el uso que los hijos hacen de un terminal mediante la creación de perfiles, configurados de forma personal. Así, cuenta con la opción de seleccionar las webs y aplicaciones a usar en cada uno de ellos y controlar las llamadas telefónicas. Añade, por último, una protección que reiniciará el terminal si el menor intenta acceder a otro usuario.

Permite controlar todas las acciones que se llevan a cabo en uno o varios dispositivos móviles. A través de su temporizador, se puede personalizar el tiempo de uso y, además, incluye una opción para bloquear aquellas apps que el menor no debe utilizar, enviando una notificación por cada recurso nuevo que éste trate de instalar. Cuenta con una versión gratuita de 14 días, apta para iOS y Android, que da paso a una Premium con todos los servicios.

Esta solución ayuda a controlar los contenidos de cualquier tableta o móvil con Android, estableciendo los horarios de acceso a las distintas aplicaciones que tenga instaladas y bloqueando aquellas que puedan resultar nocivas. Para ello, primero se debe ingresar el código de activación, un sistema que impide al niño acceder aún sin supervisión de un adulto.

Gracias a sus filtros de tiempo y de contenido, esta aplicación (apta para iOS y Android) ofrece la posibilidad de mantener seguros a los menores. También habilita el bloqueo de cualquier herramienta que pueda resultar peligrosa así como la recepción de llamadas de desconocidos. Al final del día, envía un informe relativo a la actividad llevada a cabo en el terminal.

A través de un código PIN, se accede a esta herramienta de control parental capaz de bloquear tanto las aplicaciones consideradas como nocivas para el menor como las llamadas, SMS e, incluso, las opciones de compra de Google Play. Se complementa con otro recurso, Remotely Control PlayPad, el cual permite a los padres controlar remotamente los dispositivos de sus hijos.

Con esta solución para Android se puede programar el uso que el menor da a Internet a lo largo del día, adaptándolo a su rutina diaria. También permite bloquear aquellas apps que sean dañinas, dejando activas sólo las educativas. Incluye una opción de localización con la que saber dónde se encuentra el menor en todo momento.

 

Comentarios:

Sea el primero en comentar

avatar
wpDiscuz