Cortometrajes para trabajar la solidaridad, en clase y en casa

0
Cortometrajes solidaridad

Cortometrajes para trabajar y fomentar la amistad, o mostrar los beneficios del trabajo en equipo. Son varias las entradas que os ofrecemos (y que actualizamos de manera periódica) para que con vuestros alumnos profundicéis y tratéis diferentes valores; un material que las familias también pueden utilizar en casa. En esta ocasión, iniciamos un recopilatorio para trabajar el valor de la solidaridad. Si conocéis otros títulos, ¡compártelos con nosotros!

Goya al Mejor Cortometraje de Animación en 2006, esta propuesta dirigida por Coke Riobóo ha sido creada utilizando plastelina y la técnica del stop motion. Quiere educar en valores como la solidaridad a través de su protagonista dejando- también entrever- la problemática de la inmigración. Cuenta la historia onírica de un niño que vive en la costa marroquí y cuyo padre probablemente ha desaparecido al tratar de cruzar el Mediterráneo a España en una patera. Said está decidido a empezar una nueva vida y emprender el viaje que le llevará a un lugar con mejores oportunidades. Pero esta travesía no resultará tan fácil.

El cortometraje ‘La flor más grande del mundo’ está basado en un cuento escrito por el Premio Nobel de Literatura José Saramago. Se da la circunstancia de que este corto (elaborado también con la técnica stop-motion) cuenta con la colaboración del propio Saramago que pone voz a la historia relatada y, además, tiene su propio personaje. En ella se hace un llamamiento a la solidaridad y las relaciones humanas, en un mundo donde la falta de ideales, el egoísmo o el individualismo prevalecen por encima de otros sentimientos.

De origen norteamericano y bajo la dirección de Josh Staub (que también firma la música y el guión) ha logrado diferentes reconocimientos, y gracias a él podéis trabajar con vuestros estudiantes no sólo el valor de la solidaridad, sino otros como la valentía. Asimismo, es idóneo para hablar y debatir sobre a falta de empatia hacia los demás. Dura ocho minutos y nos muestra a una oruga en un tarro de cristal que hace lo imposible por salir. Una mantis entra en escena y la oruga pedirá su ayuda. Ésta no sólo no se la concede sino que también acaba dentro del frasco. ¿Qué pasará al final?

La historia de su protagonista nos traslada a uno de los temas de la actualidad internacional de los últimos meses, el de los refugiados de Siria. Lo hace a través de los ojos de Malaka. una niña de corta edad que emprende un viaje en barco con destino a Grecia. Apenas dura dos minutos pero la historia atrapa desde el primer instante.  Producido por UNICEF.

Este cortometraje fue rodado por la factoría Disney en el año 1937 y nos invita a descubrir al niño indio Hiawatha. Inseparable de su arco y sus flechas, la caza es su pasión, pero se da cuenta de que no puede matar a los animales que habitan en el bosque. Tras seguir unas huellas, Hiawatha se encuentra con un oso y el resto de los animales, como muestra de su agradecimiento, le darán todo su apoyo y le ayudarán a escapar.

¿Te he resultado útil el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]

Comentarios:

Sea el primero en comentar

avatar
wpDiscuz