Cuando los peces alimentan a las plantas: un proyecto escolar de aquaponia

0

 

Ricard Soler López es ingeniero agrícola, licenciado en Ciencias Medioambientales y profesor de Biología. A continuación, nos cuenta cómo ha puesto en marcha un sistema de aquaponia para todas las etapas en el Colegio Salesiano San Juan Bosco de Valencia, centro donde trabaja.

Desde el departamento de Ciencias en colaboración con el Boscohuerto (huerto escolar de Educación Primaria e Infantil) se ha desarrollado un ecosistema acuático artificial; de hecho, ha sido presentado en un programa de divulgación de TVE sobre innovaciones educativas.

La aquaponia es un sistema creado por el ser humano en el que se optimizan los nutrientes introducidos. Su objetivo es reproducir un ecosistema natural favoreciendo los procesos biológicos que se darían en medios acuáticos como ríos o lagunas con la intención de reciclar los nutrientes y criar peces y otros animales, además de cultivar plantas hortícolas. Consta básicamente de diferentes elementos vivos, espacios y máquinas.

La naturaleza recicla

En uno de los espacios (depósito de 1.000 litros) se sitúan los peces, en otros las plantas flotando -o en un sustrato inerte- y por último un medio donde alojar las bacterias.

¿Cuál es el proceso biológico? Los peces comen su comida y producen excrementos y deposiciones líquidas con alto contenido en nitrógeno que pasa al medio en forma de amonio y después, rápidamente, a nitritos, gracias a unas bacterias. Estos nitritos son perjudiciales para los peces, por ello que las bacterias alojadas en el sustrato lo convertirán en nitratos, ya que éstos sí son más tarde aprovechables por las plantas. De esta forma el ciclo del nitrógeno queda cerrado y los alumnos descubren que la primera en reciclar es la naturaleza.

Qué puede enseñar la aquaponia

En Infantil, los niños pueden participar activamente en el cuidado de la instalación, alimentando los peces, cuidando las plantas hortícolas y cosechando los productos agrícolas producidos. Para ellos, es muy interesante este aprendizaje significativo ya que entienden que existen relaciones muy estrechas en la naturaleza. Por eso, es una actividad de sensibilización muy provechosa: ven crecer los peces y las plantas en conjunto y esto les hace ver que la naturaleza está interconectada.

Mientras, en Primaria el Conocimiento del Medio por parte de los alumnos es mucho más extenso, por lo que la experiencia es significativamente más impactante. No deja de ser para ellos motivo de sorpresa que las plantas puedan alimentarse con los desechos de los peces. La sensibilización en el ámbito de la educación medioambiental es, sin embargo, el aspecto más destacable porque, en definitiva, en estos momentos de degradación ambiental global el objetivo más importante del Conocimiento del Medio es que los chavales sean conscientes de la necesidad imperiosa de cuidar el entorno.

Secundaria. Cuando se profundiza en el conocimiento de la ciencia y de la naturaleza es cuando más aspectos se pueden observar de un ecosistema artificial como el que proponemos. Si en los cursos iniciales se estudian los ecosistemas, sus redes tróficas y los flujos de materia y energía, en los superiores se hace hincapié en los ciclos de nutrientes. En nuestro caso, se trata del ciclo del nitrógeno y todo esto puede medirse mediante kits de reactivos nitratos, nitritos y amonio y detectar qué procesos se desencadenan al modificar este equilibrio químico.

Construir un sistema de aquaponia

– Recipiente para contener los peces u otros animales. Se pueden reciclar bidones para transportar agua. Suelen resultar bastante económicos los depósitos de mil litros de segunda mano que van protegidos por una jaula metálica.

– Recipiente para cultivar las plantas, bien en un sustrato inerte, piedras, arcilla expandida o bien suspendidas flotando en el agua. En ocasiones, este recipiente es una tubería por la que circula el agua con flujo laminar y donde la plantación se realiza practicando un agujero en la parte superior de la tubería.

– Bomba de agua para recircular el agua.

– Llaves de paso, tuberías y otras piezas de fontanería.

– Tuberías o mangueras para conducir el agua. Una alternativa interesante es asociar un sistema de energía eólica y solar a una bomba de agua de corriente continua, 12V/24V. El proyecto en su totalidad es autosuficiente.

– Plantas idóneas: lechuga, escarola, rabanitos, tomates…

– Peces idóneos: carpas, carpín dorado, tilapias…

– Invertebrados: cangrejos y langostinos,

Después, dependiendo del tamaño, serán necesario otros elementos si se considera oportuno. Pero en definitiva, es bien sencillo montarlo a pequeña escala.

La aquaponia es una bonita forma de acercarles el ciclo de la vida en vivo, haciéndoles ver cómo la naturaleza es capaz de reutilizar cada uno de sus residuos y, por otra parte, una oportunidad maravillosa para la reflexión y la concienciación acerca de la problemática degradación ambiental global.

 

Comentarios:

Sea el primero en comentar

avatar
wpDiscuz