¿Cuánto dinero se gastan los usuarios al renovar su teléfono móvil? Una investigación realizada por IPSOS para la compañía SFAM revela que un 42% destina entre 200 y 500 euros a la compra de su nuevo smartphone. Así que la competencia de los smartphones que se sitúan en ese rango de precio (lo que habitualmente llamamos ‘gama media’) es enorme. Por eso, distinguirse del resto es esencial. El Motorola G53 5G protagonista de este análisis quiere hacerlo con una pantalla que muestra imágenes muy fluidas y un sistema de sonido que incluye dos altavoces estéreo y tecnología Dolby Atmos.  

Una pantalla de 120 Hz

Anuncio

Con un diseño resistente al agua, está construido en plástico y, como la parte trasera ofrece un acabado mate, las huellas se repelen bastante bien. Incorpora una pantalla de 6,5 pulgadas. De tipo LCD, se echa en falta que el fabricante hubiera apostado por una AMOLED, principalmente porque esta tecnología ofrece tonalidades más vivas y altos niveles de brillo (a plena luz del día y con el brillo al máximo este valor ‘se queda corto’ en algunas ocasiones); además, la resolución es HD+ y no Full HD. 

Motorola Moto G53 5G

La parte positiva es que la frecuencia máxima de actualización de este panel es de 120 Hz: esto permite que las imágenes de un vídeo o un juego se vean más fluidas, pero también que en ningún momento veamos la pantalla borrosa al hacer scroll o desplazarnos por los menús y aplicaciones. Como contrapartida, eso sí, estos 120 Hz hacen que el teléfono consuma una mayor cantidad de batería, por lo que se recomienda elegir dentro de las opciones de configuración de pantalla el modo automático que adapta la frecuencia a lo que se esté viendo. Mientras, sus altavoces estéreo hacen un buen trabajo: el sonido se escucha alto y claro, y gracias a su soporte Dolby Atmos se acrecienta la sensación envolvente.

En el día a día

Anuncio

El rendimiento que proporciona el Motorola Moto G53 5G es correcto siempre y cuando se haga un uso básico del terminal. Así, para las tareas cotidianas habituales como consultar las redes sociales, navegar por Internet, responder algún correo electrónico y reproducir contenidos multimedia cumple perfectamente. En cambio, para jugar no es la opción más recomendada, sobre todo si los títulos que se seleccionan requieren de una potencia gráfica avanzada. Su configuración incluye, a este respecto, el procesador Qualcomm Snapdragon 480+ (con soporte a las redes de telefonía 5G), y una memoria RAM de 4 GB (6 GB hubiese sido lo ideal para garantizar un rendimiento más avanzado).  

Motorola Moto G53 5G

Incluye, además, el sistema operativo Android 13 y la capa de personalización My UX que, entre otras características, brinda las ya populares ‘acciones moto’ que a través de ciertos gestos permiten realizar algunas tareas: agitando el teléfono móvil de arriba hacia abajo se enciende la linterna; si queremos hacer una captura de pantalla basta con mantener pulsados sobre ella tres dedos; y para iniciar la aplicación de la cámara solo se necesita girar dos veces la muñeca. 

En este sentido, a nivel fotográfico el teléfono incorpora un doble módulo de cámaras traseras que incluye un sensor principal de 50 megapíxeles y otro de 2 megapíxeles para la fotografía macro; un ultra gran angular hubiese sido mejor opción para aprovechar este segundo sensor. La cámara para selfies cuenta con un sensor de 8 megapíxeles. 

Otros datos de interés

El Motorola Moto G53 5G dispone, por otra parte, de una batería de 5.000 mAh que alcanza el final del día (y parte del siguiente) sin demasiados problemas siempre que no se realice un uso intensivo. Como sistemas de seguridad biométricos posee reconocimiento facial y huella dactilar en el botón de encendido que, sin ser especialmente rápido, son efectivos. Tiene, asimismo, Bluetooth 5.1, NFC y asistente de Google para control por voz, e incorpora una entrada para utilizarlo con unos auriculares de 3,5 mm y una ranura para tarjetas microSD, ya que su memoria de 128 GB puede ampliarse hasta 1 TB.

Ver en Amazon