Hoy en día se utiliza Internet en casa para todo: ver programas en la TV, comprar productos online, comunicarse con familiares y amigos, acceder a su cuenta bancaria desde la app del móvil e, incluso, trabajar o seguir las clases a distancia. Y, por eso, es de vital importancia proteger el acceso a la red doméstica para que datos vitales como identidades y/o contraseñas estén seguros. El fabricante TP-Link facilita distintos consejos que facilitan la protección de la red Wi-Fi en el hogar. La clave: proteger el router. 


¿Cómo asegurar el router?

Wi-Fi siempre protegida

Al router se conectan habitualmente muchos dispositivos y  no se suele tener muy en cuenta su seguridad; y eso pese a que es el primer paso para defender a los usuarios de los mayores ataques externos maliciosos. Estos sencillos cambios se pueden llevar a cabo de forma manual, para que el sea más difícil de atacar por los hackers ciberdelincuentes o el malware:

  • Establecer una única contraseña para la cuenta de administrador de Wi-Fi y del router: evita dejar las contraseñas predeterminadas de fábrica de Wi-Fi y de administrador. Los ciberdelincuentes tratan de colarse siempre en los dispositivos utilizando estas credenciales de conocimiento público. Es importante resaltar la necesidad de cambiar de manera periódica la contraseña del router. 
  • Mantén actualizado el firmware: el firmware de un router sirve como código de control esencial incorporado en un dispositivo de red. A su vez, establece el estándar de seguridad básico de la red doméstica, determinando qué dispositivos pueden y no pueden conectarse. Por eso es importante mantener activada la función de actualización automática del router que permitirá reparar las vulnerabilidades de la red recientemente expuestas. 
  • Crea una red de invitados: es muy común que, cuando alguien llega a casa, pida la clave del Wi-Fi. La solución más efectiva y fácil es crear una red doméstica de invitados que permita conectarse a una red alternativa en la que no tendrán acceso a datos personales, evitando así que puedan ser vulnerados. Se puede ir un paso más allá ocultando el SSID de la Wi-Fi doméstica o conectando solo dispositivos de confianza a la red de casa. 

Desactiva las funciones WPS y UPnP: algunos routers Wi-Fi incluyen el botón de emparejamiento o el botón WPS. Su finalidad es facilitar la conexión y no tener que estar introduciendo la contraseña para añadir nuevos dispositivos a la red. Sin embargo, aunque es conveniente, también puede ser usado para obtener acceso a la red doméstica. Del mismo modo, UPnP (Universal Plug and Play) está diseñado para facilitar la conexión de dispositivos como routers y televisores inteligentes sin una configuración compleja. Pero algunos programas de malware se aprovechan del UPnP para obtener acceso a la red doméstica. Si la seguridad de la red es una de las principales preocupaciones en casa, es más seguro desactivar estos atajos.