El origami o papiroflexia es un arte japonés que permite realizar diversas figuras doblando papel sin la necesidad de realizar cortes ni usar pegamento. Además de ser una actividad entretenida y que puede realizarse tanto por niños como por adultos, su práctica aporta múltiples beneficios: reduce el estrés, incentiva la imaginación y la creatividad, y estimula la psicomotricidad fina. Para adentrarse en esta actividad, es posible recurrir a videotutoriales de papiroflexia como los siguientes, que explican diferentes ejercicios de forma fácil y didáctica.

Rana saltarina

Con papel de color verde o naranja se crea esta sencilla manualidad. Estos son los pasos a seguir:

  • Lo primero que hay que hacer es plegar el papel por la mitad y luego doblar el extremo superior en forma de triángulo para dentro y para fuera, tanto en la parte superior como en la inferior del papel. 
  • Una vez listo, se empujan los triángulos de ambas partes para abajo y se hace otro pequeño triángulo en las esquinas, volviendo a doblar un extremo para formar unas pestañas. 
  • Se da la vuelta al papel y se sube una de las esquinas para después doblar ambos lados de la parte trasera, que den forma al cuerpo de la ranita. Como toque final, se dobla hacia delante para lograr que la rana ‘salte’ cuando se presione con los dedos sobre la misma.

Serpiente de papel 

Para conseguir crear una serpiente con esta técnica, hay que hacer lo siguiente: 

  • Se dobla dos veces por la mitad un rectángulo verde de papel para conseguir un rectángulo con cuatro dobleces y, después, se dobla nuevamente hasta conseguir ocho. 
  • Tras ese primer paso,  se hacen dos triángulos en dos de los extremos y se pliega otra vez por la mitad, pero sacando dos pestañas que se han formado a través de los triángulos anteriores, lo que da como resultado una pequeña cajita. Se dobla la parte inferior y se abre para, después, ir realizando pequeñas dobleces hasta llegar a la parte superior y que pueda guardarse en la caja. 
  • Una vez listo, se dibujan los ojos y la lengua de la serpiente que puede guardarse en la cajita y estirarse para crear un efecto de salto. 

Pop it de papel

Con papiroflexia también es posible crear este famoso ‘fitget toy’ de manera sencilla. 

  • Consiste en doblar un cuadrado de papel en varias posiciones siguiendo las indicaciones del vídeo hasta obtener un cuadrado en tres dimensiones que puede ser explotado y que se convertirá en la burbuja del ‘pop it’. Así, se pueden crear tantos cuadraditos como uno quiera pegandolos ellos para conseguir este juguete antiestrés.

Delfín 

Para realizar este ejercicio se necesita una hoja de papel cuadrada de color azul y seguir los siguientes pasos: 

  • Se dobla la hoja por la mitad para conseguir formar las dos diagonales del papel. Después se doblan dos extremos sobre la diagonal, realizando la misma opción con ambos lados. 
  • Una vez hechas las dobleces, se juntan dos extremos de tal manera que el papel quede metido para dentro y se marcan dos triángulos hacia arriba y hacia abajo. Luego hay que llevar una de las puntas superiores hacia el centro y doblarla hacia arriba consiguiendo, así, un pequeño triángulo en el que se irán doblando diferentes pestañas. 
  • Se vuelve a plegar por la mitad y se hacen en los extremos dos dobleces que darán forma a las aletas del animal. En la parte inferior del papel, se hacen dos pliegues hacia arriba y se dibujan dos ojitos para darle el toque final al delfín.