Organizadores gráficos descargables para desarrollar el pensamiento crítico

El Thinking-Based Learning (TBL) ayuda a los estudiantes a desarrollar una visión crítica del mundo. En el aula se puede trabajar fomentando diferentes rutinas y destrezas de pensamiento a través de organizadores gráficos. En estas webs encontrarás algunos gratuitos y descargables.

0
Organizadores gráficos

El Aprendizaje Basado en el Pensamiento o TBL (Thinking-Based Learning, por sus siglas en inglés) es una metodología activa que ayuda a los estudiantes a pensar por sí mismos y desarrollar una visión crítica, mejorando así su creatividad y autonomía. ¿Cómo aplicarla en el aula? Los organizadores gráficos son una estupenda opción para conseguirlo. Se trata de unas plantillas que organizan el contenido en mapas visuales, facilitando su comprensión. Recopilamos opciones gratuitas ideales para el entorno educativo.

Esta plantilla trabaja una destreza de pensamiento que consiste en hacerse preguntas sobre el tema que se está trabajando. De esta forma, el estudiante puede expresar lo que piensa sobre la materia, qué le interesaría saber sobre la misma y cómo investigaría sobre ella. Es muy útil al comenzar un temario nuevo o antes de comenzar una investigación.

Aquí se encuentra una plantilla para hacer ‘Compara y contrasta’ en clase, un método que permite comparar dos cosas que tengan, tanto semejanzas como diferencias. Por ejemplo, dos hechos históricos, dos animales o dos lugares del mundo. Permite reflexionar sobre aquello en lo que se parecen para después pasar a describir sus diferencias y sacar una conclusión final.

Los mapas conceptuales son uno de los organizadores gráficos más extendidos. Sirven para desarrollar palabras e ideas clave a partir de un tema principal. Además, se pueden usar también como organizador visual para memorizar más fácilmente una imagen. Aunque se pueden hacer sin seguir un patrón común, esta plantilla guiará a los estudiantes para aprender a crearlos.

Incluye una plantilla para trabajar con el organizador gráfico ‘Las partes del todo’, que sirve para fomentar la metacognición y para reflexionar sobre un tema concreto. Después de elegir una parte principal de la materia que se está trabajando, se escoge una parte más pequeña dentro de la misma y se hacen diferentes preguntas sobre ella: ¿Qué pasaría si faltase esa parte? ¿Para qué sirve?

Una rutina que ayuda a relacionar una idea principal con argumentos o propiedades diferentes. Por ejemplo, ¿con qué color identificarías la Revolución Francesa? ¿Por qué? Así, desarrollan la capacidad de pensar y reflexionar sobre lo que han aprendido en clase.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre