5 experimentos con agua para explicar ciencia a los niños

1
Experimentos con agua

Tras la recopilación de los mejores experimentos para explicar ciencia a los niños, compartimos una versión adaptada al verano, ya que los protagonistas de todos ellos son el agua y sus propiedades.

¿Por qué los objetos flotan en el mar?

Seguro que muchos niños se han preguntado por qué los objetos flotan en el mar y, sin embargo, en una piscina se hunden. Este experimento será perfecto para explicar cómo afecta la densidad del agua a la flotación. Para realizarlo será necesario disponer de dos vasos de agua: uno con sal y otro sin ella y dos huevos. Se introduce un huevo en cada vaso observando cómo uno de ellos flota y el otro no. El niño pensará que la explicación está en que los huevos son diferentes, pero se quedará boquiabierto al comprobar que si los cambia de vaso, pasa exactamente lo mismo.

Explicación: Los objetos solo se hunden en el agua si su densidad es mayor a la del líquido continente, es decir, que los líquidos donde están sumergidos. La sal modifica la densidad del agua haciéndola muy pesada.

Experimentos con agua

Agujerear una bolsa llena de agua y que no se salga ni una gotita

Para este experimento será necesario una bolsa cerrada herméticamente con agua y varios lápices de colores. Es muy sencillo: los niños agujerearán poco a poco la bolsa, atravesándola de un lado a otro y observando que el agua no se sale.

Explicación: La mayoría de las bolsas están hechas con polietileno, un tipo de plástico formado por una molécula muy grande que se forma con la unión de moléculas muy pequeñas. Están amontonadas unas sobre otras como si fueran un montón de cuerdas liadas, de modo que el lápiz atraviesa ese lío cuando atraviesa la bolsa, haciendo que las moléculas se ‘abracen’ a él.

Experimentos con agua

Explicar la gravedad con un vaso

Con este experimento el niño comprobará cómo el agua desafía las leyes de la gravedad. Los materiales necesarios son un plato, una vela, un vaso y un poco de agua.

Para realizarlo solamente habrá que poner la vela en el plato, cubrirlo con dos dedos de agua y encender la vela. A continuación, se tapa la vela con el vaso observando cómo el agua sube mágicamente por las paredes.

Explicación: Cuando se enciende la vela tiene lugar un proceso de combustión. La combustión necesita de oxígeno para poder respirar y, de no tenerlo, la vela se apagará en cuanto la tapemos con un vaso. Una vez apagada entra en juego la presión. La del interior del vaso ha cambiado debido al cambio de temperatura producido al apagar la vela. La presión exterior ahora es mayor que la del interior y hará que el agua suba por las paredes.

Pompas de jabón

Las pompas de jabón son un experimento perfecto para pasar una tarde divertida. Los niños jugarán viendo cómo algo tan frágil es capaz de flotar en el aire sin romperse. Para crearlas hay que disponer de jabón, agua, una cuerda y dos palos para untarlos en la mezcla y correr con ellos hasta conseguir hacer pompas gigantes.

Explicación: La pompa de jabón flota porque el aire caliente que la rellena pesa menos que el aire que la rodea. Aunque, eso sí, el fenómeno no dura mucho porque el agua que rodea la burbuja forma una capa muy fina. Esto significa que el aire no tardará mucho tiempo en escaparse, haciendo que la burbuja acabe rompiéndose.

Experimentos con agua

El agua distorsiona las cosas

¿Es posible que la apariencia, tamaño o volumen de los objetos cambien de apariencia si entran en contacto con el agua? Para comprobarlo bastará con añadir poco a poco gotitas de agua a una moneda con la ayuda de una pajita. El niño será capaz de observar cómo la superficie de la moneda cambia hasta que parece que tiene volumen.

Explicación: El responsable de este suceso es el fenómeno óptico llamado refracción y tiene que ver con el cambio en el recorrido de las ondas electromagnéticas del objeto al entrar en contacto con el agua.

Experimentos con agua

 

1 COMENTARIO

  1. El experimento del vaso y la vela está mal justificado. El agua sube por el enfriamiento del aire, no por la desaparición de O2 (se forma CO2). Sube al apagarse, no cuando está ardiendo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.