Nos encontramos en una era en la que el conocimiento es poder; sobre todo en la práctica docente, donde se busca con frecuencia innovar o mejorar la impartición de las clases para lograr un mayor o mejor aprendizaje. Sin embargo, la mayoría de los docentes nos preguntamos, ¿qué puedo utilizar para mejorar mis clases? A continuación, te dejamos una ‘receta’ fácil y sencilla para lograrlo.

Enseñanza personalizada

Anuncio

Una de las principales cosas que conocemos para enriquecer la labor docente son las analíticas de aprendizaje, pues permiten ofrecer una práctica personalizada de acuerdo con cada grupo o materia que impartimos y son una herramienta de apoyo para la toma de decisiones. Para implementarlas, simplemente debemos cuestionarnos sobre cuatro puntos clave: lo que deseo conocer, el tiempo que dispongo para aplicarlas y analizar los datos, el perfil de mis estudiantes y lo que necesito para utilizarlas. 

Estos son los cuatro pasos que te ayudarán a contar con las analíticas que necesitas para tener una idea general de lo que sucede en tus clases:

  1. Definir un objetivo que deseas conocer por medio de las analíticas.
  2. Realizar diagnósticos o encuestas con preguntas que pueden ser abiertas, cerradas o en algún tipo de escala de medición. Para su programación puedes utilizar herramientas como Qualtrics o Google Forms.
  3. Conocer herramientas que permitan procesar la información de manera visual (como gráficas en Excel), así como datos cualitativos (que pueden ser analizados con Voyant Tools) con la finalidad de triangular la información para una mejor comprensión.
  4. Con la información recopilada y analizada es momento de aplicar los ajustes, ya sea al curso o a la práctica docente.
Analíticas De Aprendizaje

Diferentes tipos de datos

Anuncio

Es imprescindible, además, que como docente conozcas los diferentes tipos de datos que puedes obtener de las analíticas; es decir, si requieres de datos numéricos para hacer cálculos matemáticos, estadísticos, etc., debes optar por plantear preguntas dicotómicas o con alguna escala de medición que te permitan recopilar datos cuantitativos. Por el contrario, si deseas contar con comentarios de los alumnos respecto a tu práctica docente o algún elemento de su experiencia de aprendizaje, deberás aplicar preguntas abiertas que te permitirán obtener datos cualitativos y poder triangularlos con los resultados numéricos. 

Sin embargo, para analizar ambos tipos de datos existen diferentes herramientas que te podrán ayudar en este proceso, entre las que se encuentran las que pueden visualizarse en la tabla:


Datos cuantitativos
Datos cualitativos
Data StudioAtlas.ti
ExcelMAXQDA
MinitabNVivo
Power BiVoyant Tools
SPSS

Tener información en forma de datos te traerá múltiples beneficios que van desde enriquecer tu labor hasta lograr un mejor rendimiento de tus estudiantes.

Es recomendable emplear analíticas en los cursos y desarrollar métodos para obtener la información, de manera que se puedan realizar cambios de manera casi inmediata en la didáctica o actividades. El simple hecho de implementar breves encuestas en las clases, servirá para conocer cuáles son los aciertos y desaciertos en un curso y el perfil e intereses de los alumnos. Todo ello unido, será una información clave para tomar las mejores decisiones en las futuras clases.

Sobre el autor
Favicon Educación 3.0

EDUCACIÓN 3.0

Somos el medio de comunicación líder en innovación educativa, nuevas tecnologías y metodologías, innovación docente, formación y recursos para profesores.