Al igual que existe un Bachillerato Internacional, también hay una formación primaria orientada a crear en sus estudiantes una mentalidad internacional por medio del multilingüismo, el compromiso global y el entendimiento multicultural. Se llama Programa de Escuela Primaria (PEP) y, entre sus características, fomenta que el alumnado se forme y desarrolle para expresar sus opiniones, asuma responsabilidades respecto de su propio aprendizaje o persiga la autoeficacia… 

“A diferencia de la Educación Primaria tradicional, el programa PEP no se centra exclusivamente en la transmisión de conocimientos, sino que también se trabaja por medio de la transdisciplinariedad, el aprendizaje holístico y el trabajo conceptual, teniendo la indagación como metodología”, explica Álvaro Feijóo Pérez, coordinador PEP del Colegio Casvi Boadilla (Madrid). De esta manera, los estudiantes usan su iniciativa para asumir la responsabilidad de su propio aprendizaje. “Al aprender así, desarrolla los conocimientos, la comprensión conceptual, las habilidades y los atributos del perfil de la comunidad de aprendizaje necesarios para marcar una diferencia en sus propias vidas, en sus comunidades y en el mundo en general”, explican desde la Organización del Bachillerato Internacional (IB), el organismo creador y difusor de este programa escolar.

Enseñar conceptos más allá de temáticas

Anuncio

El enfoque competencial que tiene este tipo de programa es una de las principales diferencias con respecto a la educación tradicional. Aunque la LOMLOE apuesta también por un enfoque basado en las competencias (clave y específicas), no llegan a abordarse igual que en el programa PEP. “Por ejemplo, en lugar de enseñar sobre el cuerpo, se enseña cómo el estilo de vida tiene un impacto en los sistemas del cuerpo como idea central, más unas líneas de investigación que acompañan cada unidad, fomentando así la capacidad de indagación, el pensamiento crítico y el descubrimiento tanto en la clase como en el mundo exterior”, ejemplifica Olivia Baena, profesora de inglés de Primaria en el Colegio Europeo de Madrid. 

Pep

Los libros de texto también tienen un peso menor pues se apuesta por trabajar las asignaturas con unidades de indagación: cada colegio elabora de forma colaborativa un programa que refleja los aspectos singulares de su comunidad escolar. Así, se organiza y enmarca en torno a seis temas transdisciplinarios: quiénes somos, dónde nos encontramos en el tiempo y el espacio, cómo nos expresamos, cómo funciona el mundo, cómo nos organizamos y cómo compartimos el planeta. “Estos temas transdisciplinares ofrecen a los estudiantes experiencias de aprendizaje auténticas que no están restringidas por los límites de las asignaturas tradicionales; si bien las asignaturas desempeñan un papel importante en el aprendizaje, los alumnos del PEP las trascienden en su exploración de problemas de la vida real”, explican en la web de IB. 

Por otro lado, reconoce las necesidades específicas del alumnado de la primera infancia (entre 3 y 6 años). “Se tiene en cuenta que los estudiantes de estas edades requieren unos enfoques adaptados a su nivel de desarrollo, y que el juego es importante como vehículo para la indagación. Dado que las experiencias durante la primera infancia sientan las bases para todo aprendizaje futuro, el marco del PEP permite a los educadores tomar las decisiones que mejor permitan a los alumnos progresar”, continúan. De esta manera, describen, el aprendizaje temprano en el PEP es una experiencia de aprendizaje holístico que integra el desarrollo socioemocional, físico y cognitivo, a través de espacios en el aula que promueven el juego, el descubrimiento y la exploración.

Además, el enfoque plurilingüe es clave tanto en PEP como en todos los programas que ofrece IB. En ellos el inglés es el idioma vehicular y comienza a impartirse desde la primera infancia por profesores nativos. Por ejemplo, en el Colegio Casvi Boadilla, desde los primeros cursos se promueve el aprendizaje de expresiones y vocabulario siguiendo las diferentes unidades de indagación, y de sonidos mediante el método fonético basado en Jolly Phonics, junto con materiales creados por los propios docentes. Todo ello, de forma lúdica, dinámica y participativa con juegos, canciones y fichas. Y luego se complementa con clases específicas de conversación, así como con un acercamiento a las fiestas y costumbres internacionales para fomentar esa mentalidad global. 

Los docentes: una guía para el aprendizaje 

Anuncio

“En PEP, los profesores pasan a ser una guía para resolver dudas y acompañar este aprendizaje independiente y proactivo de su alumnado”, apunta Baena. Por eso, para poder impartir clases en el programa, los docentes deben formarse de manera continuada con talleres oficiales de desarrollo profesional del Bachillerato Internacional. 

La manera de evaluar al alumnado también es diferente, pues los exámenes y pruebas finales no tienen tanto peso como en la Educación Primaria. “La evaluación se basa más en los logros del alumnado y se enfoca en los próximos pasos que debe seguir para mejorar, en su reflexión sobre su conocimiento, así como una autoevaluación que hace consciente a los estudiantes de dónde están y dónde tienen que llegar”, explica la docente del Colegio Europeo de Madrid. Además, en el último año del programa, los estudiantes participan en la exposición del PEP: un proceso en el que el menor explora, documenta y comparte su comprensión de una cuestión u oportunidad de importancia personal. Toda la comunidad de aprendizaje celebra este acto final de la trayectoria que han recorrido los alumnos a lo largo de su formación.

Sus beneficios

Las características principales que definen el Programa de Educación Primaria ofrecen numerosos beneficios en el desarrollo del alumnado. Por ejemplo, para Álvaro Feijóo las principales ventajas de apostar por este enfoque es que, por medio del pensamiento crítico y del constructivismo, se consigue que los estudiantes aprendan haciendo, además de que reflexionen continuamente sobre lo aprendido y el uso que se le da en la vida real. “Al final debe ser nuestro propósito y objetivo, el uso de los conocimientos en la vida, no simplemente el volcarlos en pruebas y evaluaciones”, constata. 

Programa De Escuela Primaria Pep

Por su parte, para Baena esta metodología fomenta la curiosidad natural de los menores, al contar con un entorno que propicia la creatividad, la solidaridad y la colaboración. “También les ayuda a comprender mejor el mundo en el que viven, a comunicarse de distintas formas y con diversas lenguas y a colaborar y comprender otras culturas para tener una mentalidad más abierta”. 

Cualquier centro puede aportar por PEP

Cualquier colegio que imparta clases a estudiantes de estas edades puede ofrecer este programa. Para ello, deben completar primero un proceso de autorización para convertirse en Colegios del Mundo del IB: el IB ayuda a los colegios a desarrollar la comprensión y las estructuras organizativas que necesitan para implementar el PEP y otros programas del IB. 

En el caso del Colegio Casvi Boadilla, por ejemplo, lo solicitaron en el año 2015 y, para conseguirlo, se sometieron a un proceso que garantizaba el cumplimiento de determinadas normas y reglamentos, y pasaron por una auditoría. Finalmente consiguieron la autorización en 2019 y pasaron a formar parte de una red de colegios internacionales que cuenta actualmente con más de 5.000 instituciones educativas repartidas por todo el mundo.