Por qué el vínculo entre estudiantes y docentes es clave para aprender

El vínculo entre docente y estudiante es fundamental para que el alumnado se sienta motivado y pueda mejorar su rendimiento académico. Mostramos una serie de claves para conseguir una relación fuerte y fructífera entre ambas partes.

Profesor y estudiante

El vínculo entre docente y estudiante es clave para favorecer el desarrollo del aprendizaje de cada uno de los alumnos. Los docentes, por su parte, deben asumir la responsabilidad que implica esta conexión y ejercer de referente en la vida de los alumnos.

Hastings School, uno de los centros pioneros en educación británica de Madrid, destaca la importancia de generar en las aulas un vínculo entre ambos ‘actores’ dentro del panorama educativo, que intensifique las aptitudes intelectuales y sociales de los niños. A continuación, resumimos algunas de las claves para lograrlo, según este centro.

vínculo entre estudiantes

Las claves de un buen vínculo

  1. La influencia que ejerce el profesor sobre la correcta educación de los alumnos se ve reflejada en sus logros y funciones académicas. Según el Estudio ‘¿Afectan las relaciones profesor-alumno al bienestar de los estudiantes en la escuela?’, realizado por PISA, las relaciones positivas y eficientes de aquellos estudiantes que mantienen vínculos con los docentes están ampliamente asociadas al buen rendimiento en asignaturas como matemáticas.
  2. La figura motivacional que refleja el docente fomenta el potencial cognitivo del alumno. El profesorado es un pilar fundamental en el desarrollo del aprendizaje de los estudiantes, es decir, los docentes son los guías de su razonamiento y de la creación de su proyecto personal. Todo ello, con el pretexto de estimular ciertas habilidades como la memoria, la percepción, la atención, el razonamiento o las funciones ejecutivas de los estudiantes.
  3. La evolución de los estudiantes está subordinada a la cooperación y comunicación con sus profesores. Cimentar una relación de confianza y seguridad por ambas partes en el proceso de enseñanza-aprendizaje es fundamental para incentivar tanto su conocimiento como las habilidades para afrontar la vida real. De no ser así, si el ambiente que se genera se sustenta sobre una interacción insustancial, la educación impartida no alcanzará niveles óptimos.
  4. Los docentes desempeñan el papel de orientadores y asesores en la vida de los alumnos de cara a su futuro profesional. En la actualidad, éstos no sólo asumen el papel de formadores de las ‘mentes del futuro’ sino que, además, están implicados en el bienestar de sus estudiantes y su éxito laboral. En este sentido, el profesor supervisa, establece las metas, concede apoyo, valora e instruye a lo largo de todo el proceso educativo.

El vínculo alumno-profesor es el principal soporte sobre el que se sustenta el conocimiento académico y además como tal ayudará al desarrollo integral de los estudiantes, tanto en el ámbito social y personal como en el profesional. Así mismo, la figura del docente, al adoptar una actitud de empatía y flexibilidad con sus alumnos, impactará en el aprendizaje de éstos y les permitirá consolidar su confianza, seguridad y esfuerzo.

En definitiva, cabe decir que la buena relación de los estudiantes con los docentes está ampliamente relacionada con un mayor rendimiento académico, se desarrolla una mayor autonomía en el alumnado y se muestra más atraído por alcanzar el éxito.

1 COMENTARIO

  1. Este articulo me encanto ya que es muy fundamental tener un vinculo entre profesor y estudiante porque el profesor te incentiva,enseña sus conocimientos para que seas cada día mejor y así ir creciendo y llegar a ser grandes profesionales.

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre