¡La primavera está a la vuelta de la esquina! Y es posible aprovechar esta estación para darles un toque original a los hogares a la vez que se pasa tiempo en familia y desarrolla la motricidad fina a través de las manualidades. Para ello es posible realizar actividades inspiradas en la época en la que las flores, los insectos y el buen tiempo son protagonistas. Os dejamos algunos ejemplos de manualidades para hacer con niños. 

Índice de contenido


Girasol de goma eva

Girasol

Con esta idea es posible recrear esta planta de una forma muy original. Para llevarla a cabo se necesita un plato de plástico, que será la base del girasol, goma eva de colores amarillo y verde, tijeras, pegamento y, lo más importante, pipas de girasol. El primer paso es recortar la goma eva amarilla simulando los pétalos de la flor. Una vez recortados, se pegarán alrededor del plato. Con la goma eva verde se crean el tallo y las hojas y se pega en la parte inferior de este. Y, por último, se añaden las pipas, que deben pegarse bien con pegamento o cola blanca en el interior del plato, de forma que los pétalos queden a su alrededor. 


Mariposas recicladas

Mariposas

Si hay un insecto que caracteriza la primavera es la mariposa. Reciclando tubos de papel higiénico se da vida a esta manualidad que puede servir como decoración o como pisapapeles. Los tubos serán su cuerpo y cada niño puede pintarlos del color que elija para darles un toque más personal. Una vez secos, es la hora de pegar sus alas. Para crearlas es posible utilizar papel estampado, que ha de ser recortado simulando su forma. Solo quedan los retoques finales: unas antenas fabricadas con cinta decorativa y unos ojos, pintados o móviles, que terminarán de dar a la mariposa el toque de originalidad. 


Molinillos de viento

Molinillo

Para colocar junto a una ventana o un lugar donde entre aire, esta actividad requiere la ayuda de un adulto pues su creación es más complicada que las anteriores. Para conseguir el molinillo hay que cortar dos cuadrados de papel de dibujos de unos 20 cm, colocándolos uno encima de otro de tal manera que coincidan los bordes.

Después, es necesario doblar el papel por la mitad en diagonal y abrirlo, y hacer el mismo paso pero desde el lado opuesto. Con unas tijeras, corta desde una esquina a lo largo de los pliegues, llegando hasta unos 3 cm de distancia del centro. Para terminar de darle forma, dobla las cuatro esquinas hacia el centro y haz un pequeño agujero central en el que colocar un encuadernador que sujetará las aspas. Como paso final, añade una pajita para sujetar el molinillo, enganchándola con el encuadernador. 


Dientes de león

Diente De León Manualidades para hacer con niños

Con la llegada de la primavera, los campos se llenan de estas flores blancas que, según la tradición popular, son capaces de conceder deseos. Para tener un jardín de dientes de león caseros, se necesitan cartulinas, un pequeño pincel y pintura de dedos blanca, verde y marrón. Ideal para llevar a cabo con los más pequeños. E primer lugar, toca pintar el tallo de la flor con pintura verde y un puntito central de color marrón. Este paso puede realizarlo un adulto utilizando el pincel o guiando la mano del menor. Una vez seco, es la hora de usar los dedos: los peques tendrán que mojarlos en pintura blanca y dar pequeños toquecitos alrededor de la flor para conseguir la apariencia esponjosa de un diente de león.


Macetas de colores

Maceta con flores Manualidades para hacer con niños

En la estación de las flores, no podría faltar una manualidad con macetas. Sencilla y original, requiere hojas de papel de colores, pinturas y todos los materiales extra que se desee añadir: bolitas de algodón, de papel, hojas secas, semillas, telas… Lo primero es dibujar el contorno de una maceta con una flor dentro de ella en la hoja de papel. Este paso puede llevarlo a cabo un adulto para que el dibujo quede lo mejor posible, o darle la libertad al menor para que trace su propio diseño. Después, toca añadir todos los elementos con los que se quiera decorar esta manualidad. Hay que poner pegamento a las zonas donde se colocarán los materiales y después proceder a pegarlos por el dibujo para conseguir darle la mayor personalidad posible a la maceta y su flor.