¿No sabes qué hacer con todas esas latas de refresco que se acumulan en casa? Reciclarlas a través de manualidades originales que hacer en familia puede ser una buena opción. Fáciles de realizar, pueden convertirse en infinidad de objetos decorativos como portavelas, portalápices… En este artículo os proponemos algunas ideas para llevarlas a cabo. 

Manualidades Con Latas De Refresco

Flor de aluminio

Anuncio

Para realizar esta manualidad se necesitan un total de 22 latas de refresco. El primer paso es cortar la parte superior con ayuda de un cúter y unas tijeras. Después, se sigue cortando hacia abajo de tal manera que se consiga separar las paredes de la lata de las bases. Se guarda la base inferior, se recorta en forma de círculo y se traza sobre un cartón. Luego hay que perfilar sobre el aluminio la forma de un pétalo y recortarlo. Tras esto, se van pegando un pétalo encima de otro, usando cola, con un trozo de alambre en el medio y se dejan secar.

Se pintan de los colores deseados y se pegan sobre la base circular que será la parte central de la flor. 

Portalápices con latas de aluminio 

Anuncio

Se pasa la parte superior de la lata por papel de lija consiguiendo separar esta parte del cuerpo de la lata, de tal forma que quede al descubierto la parte interior. Se lija el borde para evitar que pueda cortar al tocarse, así como toda la lata para que la pintura se fije mejor sobre ella. Se pinta con spray de colores, dándole las capas necesarias para que quede cubierta del todo, se deja secar y ¡listo!

Portavelas con latas de refresco

Se comienza retirando la chapa de la lata y recortando la parte superior con un cuchillo o unas tijeras. Se van realizando cortes en forma de tiras alrededor de toda la lata, de tal forma que puedan doblarse hacia abajo. Una vez cortados, se van doblando unos encima de otros. Como toque final, es posible pintarlo del color deseado para que sea más original. 

Avión con latas de refresco

Utilizando una lata es posible recrear un avión decorativo. ¿Cómo? El primer paso es recortar la parte superior e inferior y abrir la lata hasta conseguir una lámina de aluminio. Después, se van trazando sobre ella distintas figuras que conformarán el objeto volador y se recortan. Se van doblando para conseguir diferentes formas y se pegan unas sobre otras, siguiendo las indicaciones del vídeo, hasta conseguir la forma de un pequeño avión con sus alas, cola, rotor y parte delantera. 

Mariposas con latas de aluminio

Los materiales que se necesitan para recrear esta manualidad son una lata de refresco, un cuchillo, unas tijeras, pintura acrílica y un pincel fino. Se comienza recortando con el cuchillo la parte superior de la lata y después la inferior para conseguir la lámina. Utilizando papeles con forma de mariposas, se trazan sus siluetas sobre el aluminio y se recorta con cuidado. Una vez listas, se van pintando de diferentes colores y añadiéndoles los detalles deseados.