Las flores son unos de los elementos que más caracterizan la primavera, y pueden recrearse de manera sencilla utilizando papel de colores. Con estos tutoriales te explicamos paso a paso cómo dar forma a las flores de papel. 

Ramo de flores de cartulina 

Anuncio

Para esta manualidad hay que dibujar flores de varios tamaños sobre cartulinas de colores, para después recortarlas y usarlas como modelo para obtener varias iguales de cada tipo. Después, con papel amarillo se crean los pistilos y hace la composición al gusto. Cada elemento irá unido a un palo de madera para, finalmente, unirlos todos con una goma y colocarlos en una cartulina marrón a decorar al gusto.

Flor de papel en 5 minutos 

Anuncio

El primer paso es recortar tres porciones de papel de 11 x 11 cm del mismo color. Estas piezas se doblan a la mitad de forma triangular y se vuelven a doblar dos veces más para obtener triángulos más pequeños, sobre los cuales hay que dibujar una media luna y recortarla. Así, al desdoblar las hojas, tendrán forma de flor con ocho pétalos. De la primera pieza hay que recortar un pétalo, de la segunda dos y de la tercera tres y enrollar los recortes. Sólo queda doblar y pegar todas las piezas como se muestra en el tutorial para conseguir la forma floral final.

Tulipán de origami 

Partiendo de una hoja cuadrada, como todo origami, y solo haciendo dobleces siguiendo los pasos del vídeo, se obtiene un tulipán. El bulbo y el tallo se hacen con dos piezas de papel diferentes, verde para el tallo y del color que se prefiera para el bulbo, y se unen con un poco de cola.

Lavanda de papel

Para hacer estos ramilletes de lavanda hay que tener a mano folios de colores (verde para los tallos y cualquier otro color para los ramilletes), tijeras, pegamento y palitos de madera. El tallo se consigue enrollando una pieza de papel verde, mientras que para los ramilletes de colores basta con doblar las cartulinas de colores por la mitad y cortar tiras por el lado de la doblez sin llegar al final para no dividir el papel. Es a la hora de unirlos cuando coge forma de lavanda, ya que las tiras se abren alrededor del tallo.

Flor de papel pinocho

Papel pinocho o crespón de cualquier color, tijeras, pegamento y un palito de madera es todo lo que se necesita para hacer esta flor. Tras cortar el papel enrollado con una altura de unos cuatro dedos y con forma de semicircunferencia en la mitad superior, se extiende la cola en la punta del palito de madera y se va enrollando y plegando el papel hasta conseguir la forma deseada.

Margaritas de papel 

Papel de colores, una regla, un lápiz, unas tijeras y pegamento son los materiales necesarios para dar forma a esta manualidad. El primer paso es recortar dos tiras de papel, una más gruesa y otra más fina, y después ir haciendo pequeños cortes de aproximadamente un milímetro a lo largo de la más gruesa. Una vez terminados, se pega la otra tira en uno de los extremos de la otra y se enrolla hasta el final, pegando el extremo con pegamento. El paso final consiste en abrir poco a poco la flor, de tal manera que las tiras recortadas simularán los pétalos de la margarita. 

Tulipanes de papel caseras

Con cuadros de papel de diferentes colores y palos de pincho se puede recrear un ramo de tulipanes. ¿Cómo? Se comienza doblando una de las hojas por las dos diagonales y, tras ello, por las dos mitades. Se llevan las cuatro esquinas hacia el centro y se vuelve a doblar por la mitad dos veces hasta conseguir la forma de un triángulo escaleno. El siguiente paso es doblar las esquinas de este hasta obtener un cuadrado y llevar las puntas de las dos caras de la hoja hacia el centro. Con todas estas dobleces se consigue recrear la forma del tulipán. Después, se corta la punta con ayuda de unas tijeras y, metiendo los dedos, se va abriendo poco a poco y dándole forma redondeada a las hojas para que queden más reales.

Girasol de papel

Con esta idea es posible recrear esta planta de una forma muy original. Para llevarla a cabo se necesita un plato de plástico, que será la base del girasol, papel de color amarillo, goma eva verde, tijeras, pegamento y, lo más importante, pipas de girasol. El primer paso es recortar el papel simulando los pétalos de la flor. Una vez recortados, se pegarán alrededor del plato. Con la goma eva verde se crean el tallo y las hojas y se pega en la parte inferior de este. Y, por último, se añaden las pipas, que deben pegarse bien con pegamento o cola blanca en el interior del plato, de forma que los pétalos queden a su alrededor. 

Flores de papel de seda

Para dar forma a esta manualidad se utilizan cuatro capas de papel de seda que se colocan unas encima de las otras. Se van doblando y, una vez obtenido una especie de ‘acordeón’ de papel, se ata por la mitad con ayuda de un pequeño alambre. Tras esto, se van separando las capas de papel para darle forma a la flor y se forra el alambre con una cartulina de color verde, que se convertirá en el tallo. 

Rosa de papel

Las rosas también pueden recrearse de manera muy sencilla utilizando papel grueso o cartulina. El primer paso para hacerlo es ir doblando de lado y en pequeños pliegues una tira de papel hasta tenerla toda entera doblada. Si se despega, solo hay que ir apretando poco a poco los pliegues para que queden más compactos y pegar con pegamento los extremos. Para que estos queden más fijos es posible agarrarlos con una pinza durante unos minutos para que se fijen bien. Para añadirle el tallo, hay que pegar con silicona caliente un palo de madera que puede pintarse de color verde para darle un toque más real.