Halloween está a la vuelta de la esquina y es el momento de pensar cuáles serán los disfraces de este año. Realizar una lluvia de ideas junto a los más pequeños de la casa y buscar qué materiales pueden reciclarse para darles una segunda vida y transformarlos en un disfraz casero original es una manera de pasar un rato agradable en familia. Para facilitar la búsqueda, os proponemos ideas de disfraces para Halloween. 

Pirata

Anuncio
Pirata

Este disfraz se compone de una camisa blanca, cinturón ancho, parche y pañuelo en la cabeza. Algunos complementos que completarán el disfraz son  una espada de juguete, un mapa del tesoro y tatuajes temporales. Para el maquillaje se puede pintar una barba falsa o unas sombras negras para los ojos.

Ver en Amazon

Drácula

Anuncio
Vampiro

Drácula es uno de los iconos más reconocidos de la literatura de terror y también de la cultura popular. Con una camisa blanca, unos pantalones negros, una capa, maquillaje de color blanco y el pelo engominado hacia atrás es más que suficiente para disfrazarse de este vampiro. Como complemento es indispensable utilizar unos colmillos (falsos) con los que ‘morder’ a quién se ponga por delante. 

Bruja

Bruja

Las brujas son un tema recurrente en la mitología, la literatura, la religión y la cultura popular de muchas sociedades. Aunque la idea de una bruja puede variar según el lugar y la época, en general, son mujeres de las que se cree que practican la magia u otras habilidades sobrenaturales; para algunos, con fines malignos. ¿Cómo disfrazarse de bruja? Un vestido negro o de colores oscuros, una capa, una escoba y un sombrero puntiagudo son elementos indispensables.

Ver en Amazon

Espantapájaros

Espantapájaros

Para la vestimenta basta con unos vaqueros, una camisa de cuadros y un sombrero de paja. Si también se desea simular la estructura del espantapájaros, es posible optar por introducir trozos de paja de heno por todos los bolsillos de la ropa y dibujarse en la cara una sonrisa gigante con  ‘costuras’, como si también la hubiesen rellenado de paja y después la hubiesen cosido. Este disfraz se asocia con la temporada de otoño y la cosecha, momentos que coinciden con la fiesta de Halloween.

Ver en Amazon

Miércoles Adams

Conocida por su pasión por lo oscuro, Miércoles es una de las hijas de la macabra familia Adams, muy popular por sus cómics, películas y series, y que se caracteriza por su inteligencia, curiosidad y un retorcido sentido de la diversión. Para disfrazarse de ella hay que hacerse con un vestido negro, ponerse dos trenzas, aplicarse un maquillaje de color ‘pálido’ y algún accesorio oscuro. Además, se puede adquirir como complemento una reproducción realista de ‘Cosa’: una mano viviente que se puede llevar colocada en el hombro.

Cosa

Momia

Momia

Papel higiénico, vendas recicladas o una sábana blanca hecha tiras son los materiales básicos para realizar este disfraz clásico de Halloween. Es muy fácil de llevar a cabo, para ello solo es necesario que los menores se vistan con ropa negra, que será la base del disfraz, y luego ir enrollando alrededor de todo el cuerpo las telas hasta conseguir un estilo ‘momificado’. ¿Un complemento terrorífico? Sangre falsa para rociar sobre el disfraz. 

Ver en Amazon

Murciélago

Murciélago

Estos animales voladores que se alimentan de sangre son también elementos que no pueden faltar en una fiesta de terror. Y para elaborar un disfraz inspirado en ellos, es necesario contar con ropa negra, pintura del mismo color y cartón. En este hay que dibujar la silueta de unas alas y recortarlas con cuidado. Después, se pintan de color negro y, una vez secas, hay que realizar cuatro pequeños agujeros en los extremos por los que introducir una cuerda para poder colgarlos en la espalda de los pequeños. Para darle un toque más original, puede añadirse una diadema con murciélagos voladores. 

Frankenstein

Frankenstein Disfraces Halloween

¿Existe un monstruo más famoso que el creado por la escritora Mery Shelly en su obra ‘Frankenstein o el moderno Prometeo’? Este personaje ha pasado a formar parte de la cultura popular y es una idea muy recurrente a la hora de pensar en un disfraz para esta fecha. La ropa a utilizar puede ser una camisa a cuadros y unos pantalones negros que se complementarán con una careta y unos zapatos fabricados de cartón.

Para hacer más fácil la creación de la máscara, se puede recurrir a esta plantilla imprimible; hay que calcarla sobre una caja de cartón, recortarla y pintarla con pintura verde. Y para los zapatos, se necesitan dos cajas que tengan un tamaño similar al de los pies de los menores. En ellas hay que hacer dos agujeros, por donde se introducirán los pies, y después pintarlas de los colores deseados.  

Ver en Amazon

Calabaza

Disfraz De Calabaza

La fruta más famosa del otoño y de Halloween también puede convertirse en disfraz utilizando papel pinocho de color naranja. Para ello, hay que recortar un gran trozo que se adapte al tamaño del cuerpo del menor y hacerle diferentes agujeros: uno en la parte superior para la cabeza, otro para el tronco y dos a los lados para sacar los brazos. En la parte central se pueden añadir detalles con cartulina negra que representen la boca, los ojos y la nariz de la calabaza. Y como complemento estrella, una cestita con la misma forma del disfraz para transportar los caramelos. 

Ver en Amazon

Casa embrujada

Casa Embrujada Disfraces Halloween
Fotografía de ohyaystudio

Un disfraz que requiere un poco más de trabajo pero que queda muy original es el de la casa embrujada. Con él se pretende simular este lugar que ha inspirado a tantas películas y libros y el material clave para realizarlo es el cartón. El primer paso es conseguir una caja de cartón que sea lo suficientemente grande para que el menor pueda meterse dentro de ella y llevarla colgada sobre su cuerpo. Después, es el momento de comenzar a darle forma: deberá tener una forma rectangular y que la parte superior simule un tejado. Esto último puede hacerse utilizando las solapas de la caja. Una vez lista la forma, es el momento de añadir detalles como puertas o ventajas con recortes de cartón o figuritas de murciélagos y fantasmas y pintarla de los colores deseados.

Esqueleto andante 

Esqueleto Disfraces Para Halloween

Para realizar este disfraz hay que buscar por casa unos pantalones negros y una camiseta de manga larga que ya no se utilicen. Una vez listos, hay que dibujar con ayuda de un rotulador blanco el contorno de un esqueleto: en el centro de la camiseta la caja torácica; el húmero, el cúbito y el radio en las mangas; y el fémur, la tibia y el peroné en los pantalones. Después se pintan con pintura blanca de ropa y se dejan secar el tiempo necesario. 

Ver en Amazon

Catrina 

Catrina Disfraces Para Halloween

Uno de los disfraces más famosos durante la ‘Noche de los muertos’ en México es el de catrina: una calavera adornada con flores y colores diversos. Para recrearlo, se necesitan pinturas de cara de diferentes colores: blanco, para la base del rostro; negro para los detalles de la nariz, boca y ojos y todos los demás colores deseados que aportarán un toque extra al disfraz. Y, como complemento, una diadema con flores para colocar en la cabeza. Para que su realización resulte más sencilla, es posible recurrir a videotutoriales como este.



Donde viven los monstruos

Donde Viven Los Monstruos

Para los pequeños admiradores de este álbum ilustrado, otra idea es crear una careta monstruosa. El primer paso es conseguir un plato de plástico o de papel, tela de color negra, amarilla, naranja y marrón, lana negra, un rotulador negro, cartulina blanca y cola. Se realizan dos círculos en la tela amarilla y en la negra se recortan para conseguir los ojos. Después, con la naranja se perfila una nariz y se sigue el mismo procedimiento. Para la boca, hay que dibujar en la tela marrón una fila de colmillos y recortarla. Una vez listas, se pegan en el plato. Se añaden los detalles posteriores: una frondosa melena con lana negra y unos cuernos de cartulina blanca a ambos lados de la cabeza. 

Ver en Amazon

Zombie

Zombie

Reciclando la ropa que ya no se usa se da vida a este disfraz de manera muy sencilla. Primero hay que recopilar todas esas prendas que ya no valen a los niños o no se ponen y realizar cortes con unas tijeras sobre algunas zonas. También es posible dar una sensación de suciedad en la ropa con harina o polvos de talco y pintar la cara de los pequeños de blanco para resaltar su palidez. Como toque terrorífico extra: rociar las prendas con sangre falsa. 

Ver en Amazon

Hombre lobo

Hombre Lobo

Esta idea toma como protagonista uno de los monstruos más famosos de cada noche de Halloween y para realizarlo se necesita ropa de color marrón, fieltro del mismo color, una diadema y maquillaje. Para que el niño o niña lobo sea peludo, se recrea con fieltro un pañuelo de picos que colgar en el cuello y que cubra parte del tronco. Para la parte de abajo se puede hacer un tutú con el mismo material y para la cabeza la diadema con orejas. Una vez listo, es hora de maquillar la cara con bigotes y colmillos, alborotar el pelo al máximo y… ¡a aullar bajo la Luna llena!

Ver en Amazon

Sobre el autor
Avatar De Educación 3.0

EDUCACIÓN 3.0

Somos el medio de comunicación líder en innovación educativa, nuevas tecnologías y metodologías, innovación docente, formación y recursos para profesores.