Los árboles genealógicos son representaciones gráficas que recogen los antepasados y componentes de una familia, y una buena forma de recordar a los seres queridos y conocer el pasado. Existen multitud de formas e ideas para crearlos y su realización es una actividad divertida para hacer con los más pequeños de la casa, estimulando así su imaginación y creatividad. Si quieres crear tu propio árbol genealógico con la ayuda de tus hijos, te dejamos una serie de ideas para conseguir un recuerdo único. 

Índice de contenido


En forma de manzano

En forma de manzano

Uno de los árboles a los que es posible recurrir para hacer esta manualidad son los manzanos. Para crearlo, habrá que contar con un folio o cartulinas de grandes dimensiones, dependiendo del lugar donde se quiera ubicar la creación y el número de componentes de la familia que se vaya a incluir. Lo primero será dibujar un árbol: tronco, ramas, hojas… y, por supuesto, las manzanas. En ellas es donde se colocarán las fotos y nombres de los familiares que compondrán el árbol genealógico, que se pueden dibujar sobre el árbol o pegarlas con velcro, para darles más personalidad. 


En forma de planta

En forma de planta

Otra inspiración vegetal para dar vida a esta actividad es recrear una planta. En este caso, se necesitará una maceta llena de tierra que servirá como base. A continuación, es el momento de crear las ramas que darán vida a los distintos miembros del árbol genealógico. Para ello es posible recurrir a alambres de colores o utilizar pequeñas ramas recogidas en la calle y pintadas de colores. Una vez colocadas, habrá que pegar o colgar en ellas la información de las personas que formarán el árbol. 


Reutilizando objetos

Reutilizando objetos árbol genealógico

Para esta manualidad proponemos reutilizar objetos que hay por casa y que ya no se utilizan. Un ejemplo de ello son los CDs: usando aquellos que estén rayados o simplemente que ya no se quieran, servirán de base para pegar las imágenes e información personal de los miembros de la familia. Podrás pegarlos en cartulinas, colgarlos del techo… 


Como carrusel 

Simulando los móviles decorativos o carruseles que se colocan en las cunas y con los que suelen jugar los bebés, se puede dar forma a esta manualidad. Para realizarla se necesitará un palo de madera o de un material resistente que servirá de soporte. En él, habrá que ir colgando hilos acompañados de fotos sujetas con pinzas. Una vez creado, se puede colgar en algún lugar para que gire y todo el mundo lo vea.