Pulseras, collares, colgantes… son muchos los complementos que se pueden hacer de manera sencilla trabajando la bisutería. Es una manualidad divertida que permite trabajar la psicomotricidad fina y la creatividad. Además, es ideal para hacer en familia.

En este artículo os dejamos algunas cuentas de YouTube que enseñan cómo hacer bisutería.. ¡No te las pierdas!


Cómo hacer pulseras infantiles paso a paso

Aquí se explica paso a paso cómo hacer pulseras a partir de diferentes materiales: nylon, hilo chino, bolitas de colores, perlas… A lo largo del vídeo se muestra el proceso de creación, en el que se necesitan tijeras, una regla para medir la longitud del hilo y todos los complementos que se quieran añadir. Las pulseras de nylon son muy sencillas de realizar, solo hay que hacer un pequeño nudo e ir añadiendo bolitas hasta que quede el tamaño indicado. En el caso del hilo chino, el proceso es similar solo que hay que combinar varios hilos en la misma pulsera para que quede más gruesa. 


Cómo hacer manualidades con chucherías

Fresas y ositos de gominola son algunas de las chuches protagonistas de esta manualidad. Para hacer un colgante o unos pendientes se necesita hilo de cobre, hilo de silicona, unos alicates, agua y cola. El primer paso consiste en  cortar un trozo de hilo de cobre y darle forma circular, como si fuese una arandela, para después atravesarlo por la parte central de la chucherías. Después, mezclando agua y cola, es hora de mojar las chuches para endurecerlas. Una vez secas, se decoran los complementos metiendo hilo de silicona en las arandelas y añadiendo otros abalorios de colores que se tengan a mano. Para terminar, se coloca la creación en un broche de pendiente y en un cordón para el colgante y ¡listo!


Cómo hacer pulseras de gomitas trenza

Este tipo de pulseras son muy populares entre los niños y niñas y para llevarlas a cabo solo se necesitan gomitas de colores y una aguja pequeña de ganchillo o una pinza de tender. En este vídeo utilizan la pinza como base para trabajar la pulsera. En primer lugar, se coloca una gomita en forma de ocho alrededor de los dos palos de la pinza y, después, se añaden otras dos encima de esta pero sin hacer la forma anterior. Una vez colocadas las tres gomas, se coge la inferior y se coloca en el medio. Posteriormente se van añadiendo más gomas y subiendo las inferiores a la parte central para conseguir esa forma de trenza que la caracteriza. 


Pulseras recicladas: chapas de refresco

Otra forma original de crear nuevos complementos y, además, reciclar objetos para cuidar el medioambiente es a través de pulseras con chapas de refresco. Es necesario ir guardando todas las chapas de refrescos o cerveza que se encuentren para contar con la cantidad suficiente para realizar esta manualidad. Antes de comenzar es recomendable limar un poco las chapas para evitar que estas puedan rozar la mano de los pequeños. También se necesitará cinta de hilo gruesa. Juntando dos trozos de esta y anudando un extremo, es hora de ir insertando el hilo por los agujeros de las chapas que deben colocarse una encima de otra. Una vez utilizadas todas las chapas, la pulsera se cierra con otro nudo y ya puede colocarse en la muñeca.