El primer día de vuelta al colegio después de las vacaciones siempre es complicado, pero los profesores podemos hacer ese día un poco más llevadero. Y más cuando hay alumnos en grupos online y otros de manera presencial. Estas son algunas de las actividades que hemos llevado a cabo para conseguirlo. 


‘Cascada de respuestas’

Esta actividad la realicé con los alumnos que estaban online. Preparé una presentación interactiva con múltiples preguntas sobre las vacaciones y los alumnos tenían que responderlas de manera rápida en el chat de la plataforma que utilizamos para comunicarnos. Después, comentamos y explicamos de manera oral algunas de las respuestas.


‘Querido 2020, es hora de romper’

vuelta al cole más fácil

Los alumnos escribieron una carta formal al año 2020 rompiendo su relación. Es una buena actividad de reflexión sobre todo lo ocurrido, bueno y malo que, además, les da la oportunidad de valorar y apreciar que, aunque hubo malos momentos, siempre se puede buscar el lado bueno de las cosas.

En esa carta, explicaron los recuerdos positivos que tienen de 2020, las malas experiencias que vivieron y que sirven como motivos para romper con el año. En el último párrafo, expresaron aquellas cosas que están esperando que ocurran en 2021. Primero, tuvimos una mini lección sobre cómo escribir una carta formal, después les mostré un ejemplo que yo misma había escrito y, por último, fue su momento de crear. Tras escribir su carta, grabaron un vídeo utilizando la plataforma Flipgrid. ¡Los resultados fueron asombrosos y bastante cómicos!


‘¿Qué palabra te representará en 2021?’

¿Qué palabra te representará en 2021? vuelta al cole más fácil

Con el espíritu de los propósitos de Año Nuevo, los alumnos eligen, diseñan y explican cuál será la palabra que les represente. Esta actividad, además, fomenta la mentalidad de crecimiento, ya que es una buena oportunidad para discutir y desarrollar su personalidad. 

Para empezar, compartí algunas normas de cosas que debían y no debían hacer. Por ejemplo, no podían usar palabras que representaran una destreza que ya tenían o basadas en las ideas que otros hubieran elegido. También era conveniente hacer una tormenta de ideas primero y después elegir solo una que les haga ser la mejor versión de sí mismos. Asimismo, les ofrecí ejemplos como amistad, honestidad, organización, lectura, amabilidad, equilibrio, etc.

Una vez elegida su palabra, debían escribirla en una hoja en grande y explicar por qué la eligieron. A continuación, tenían que especificar al menos 3 pasos que van a seguir para llevarlo a la acción. En ese punto, hice hincapié era necesario que las acciones para llevarlo a cabo fueran cosas que encajasen con la palabra que ellos eligieron; también tenían que ser medibles, alcanzables, relevantes y temporales.

Cuando diseñamos y creamos las actividades para los primeros días, algunas personas piensan que podría ser una pérdida de tiempo porque no estamos ‘enseñando’ pero no es así, estamos fomentando y desarrollando su mentalidad de crecimiento, reflexión y les ayudamos a construir y fortalecer su carácter.