Recrear la Antigua Grecia para fomentar la lectura

En el instituto Hispanidad de Granada apuestan por la animación a la lectura para fomentar el interés de sus estudiantes por los libros. Así, durante este curso decidieron convertir sus aulas en escenarios propios de la Antigua Grecia para que pudieran aprender más sobre su cultura, siempre con la biblioteca como núcleo de todas las actividades. Nos lo cuenta Juan José Peña Moles, su vicedirector.


Como docentes, somos conscientes de que la lectura es un pilar fundamental en la educación de nuestro alumnado. Sin embargo, desde hace unos años observamos que el interés de los estudiantes por la lectura ha decaído considerablemente, por lo que nos hemos tomado muy en serio la tarea de diseñar actividades de animación a la lectura y uso de la biblioteca escolar.

Con esta idea en mente, el año pasado celebramos el Día del Libro de una manera diferente: transformamos nuestro instituto en una gran pirámide egipcia, poblada de personajes como Indiana Jones o Cleopatra y con los que se trabajaron aspectos de la cultura egipcia. El resultado fue sorprendente: los estudiantes participaron activamente y de forma entusiasta en las actividades propuestas, que les brindaron la oportunidad de vivir y aprender cosas que difícilmente olvidarán.

Leemos, viajamos con destino a… la antigua Grecia

Debido al éxito, este curso hemos repetido la experiencia con una segunda edición que hemos titulado ‘Semana Interdisciplinar de Grecia’. ¿Su objetivo? Que el alumnado se sumergiera en la cultura griega, abordándola desde diferentes puntos de vista para asociarla a las materias que estaban estudiando, además de apostar por un aprendizaje significativo y colaborativo y teniendo siempre en cuenta la lectura y la biblioteca del centro como el nexo aglutinante de todos.

Así, el centro se transformó en una antigua ciudad griega, recreando en la entrada del instituto el conocido Partenón de Atenas.

Los pasillos se decoraron con columnas al estilo griego y con carteles alusivos a las diferentes disciplinas; las aulas se adornaron con pinturas y frescos que recreaban la mitología helena; y la biblioteca se transformó en el Ágora, un espacio abierto y centro del comercio, la cultura, la política y la vida social de la civilización griega. 

Todo ello fue diseñado y realizado durante las clases de Tecnología, Educación Plástica, Lengua y Literatura, Música y Orientación, y con el esfuerzo conjunto de alumnado y profesorado. Y, para que la recreación fuera auténtica, más de veinte docentes cambiaron sus vaqueros por túnicas griegas con el fin de animar a los estudiantes a preguntarse cuestiones tales como: ¿quién es ese tal Filípides del que va disfrazado el director?

En paralelo a esta transformación de los espacios y esta teatralización de la vida en Grecia, la biblioteca escolar se llenó de una gran cantidad de libros que la Comunidad Educativa podía adquirir con un precio reducido.

Se aprende haciendo: ¡Eureka! 

Para inaugurar el proyecto se comenzó con una conferencia impartida por Theodora Polijru, profesora del Centro de estudios Bizantinos, Neogriegos y Chipriotas, en torno a la importancia del conocimiento (del griego ‘sofia’) y el modo en que debemos aproximarnos a las palabras, teniendo en cuenta su uso y su origen etimológico.

Posteriormente, las representaciones teatrales programadas cautivaron al público: se dio vida a diferentes mitos de la mitología griega y se divulgó de una manera amena la historia de la fundación de Atenas y de la Antigua Grecia. Mediante el ‘Taller de escritura griega’ y de la mano de estudiantes de Bachillerato que estaban cursando la materia de Griego se dieron a conocer otros aspectos de la cultura griega, como el alfabeto. 

También cabe destacar el ‘desfile de los signos del zodiaco’, con tocados y pelucas confeccionados por el alumnado de Peluquería y Cosmética, que resultó realmente mágico y transportando a los presentes a un tiempo mitológico.

Por otro lado, y gracias a las distintas exposiciones llevadas a cabo, pudimos conocer la Lírica Española inspirada en la mitología griega (en la materia de Lengua), los orígenes de la contabilidad (en Administración y Finanzas) y aprender algo más sobre Atenas y la antigua Grecia (con los estudiantes bilingües). 

Como colofón a esta experiencia, se realizó un Escape Room inspirado, como no podía ser de otra manera, en la historia y mitología griegas.

Ampliación del proyecto y resultados

Aunque las actividades mencionadas fueron las más visibles, el proyecto también fue cobrando vida dentro de las aulas, en otras materias como Matemáticas (con el Teorema de Pitágoras) o en Francés (a través de la etimología griega).

En cuanto a la evaluación del aprendizaje, no nos cabe duda de que la motivación del alumnado ha aumentado considerablemente. Además, se vendieron un total de 186 libros por lo que, objetivamente, podemos concluir que hemos conseguido el fin que perseguíamos: fomentar la lectura.

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre