Emocionario literario: ¿Cómo gestionamos emociones, Literatura y competencias a través de las TIC?

0
emocionario literario

El proyecto Emocionario Literario es una muestra de ABP interdisciplinar en el que entorno a la asignatura de Lengua y Literatura española convergen materias transversales como Plástica, Tecnología o Inglés. El alumnado de 1º y 2º de ESO del Colegio El Valle Valdebernardo, trabajando en grupos cooperativos de base, desarrolla este proyecto como colofón final al curso académico. Pep Hernández, docente de Lengua y Literatura del centro.

Normalmente el uso de tecnología en el aula supone una predisposición innata en la mayoría de alumnos. El ordenador se convierte en un aliado cuando la actividad a realizar consiste en buscar información y procesarla en relación a herramientas ofimáticas, pero ¿qué sucede cuando deben acometer a un reto al que nunca se han enfrentado antes? Cuando se habla de stop motions, guiones, fotogramas, storyboards, planos, perspectivas, lenguaje audiovisual, entornos transmedia, crear personajes con plastilina y darles movilidad… el reto suscita sentimientos, y es ahí donde se centra el proyecto.

Emocionario literarioEl libro de la selva

Los alumnos de 1º de ESO, a partir de la lectura de ‘El libro de la selva’, realizan tareas (organizadas en distintas actividades) que conducen a la realización de un stop motion colectivo en el aula. El libro, organizado en siete capítulos, coincide con el número de grupos de AC de base de cada clase. Así, cada una organiza un pase del conjunto del libro en el que todos los alumnos son importantes, sintiéndose parte activa y angular del proceso. La primera fase gira entorno a la lectura del libro, profundizando en aspectos herméuticos, léxicos y semánticos.

Al finalizar, los alumnos tienen una perspectiva de contenido y lenguaje de la obra de Rudyard Kipling. Sobre esta visión comienza un apasionante proceso de elaboración de un guion -a modo de resúmenes capitulares- que desemboca en un storyboard del capítulo asignado para cada grupo de base. Es en este momento cuando cada integrante comienza a dar forma (y vida) a los personajes que deben elaborar con plastilina. La clase de Lengua se ha convertido en la de Plástica, la de Plástica en la de Lengua… no se dejan de trabajar contenidos y competencias, sino que se desarrollan durante más tiempo y con un sentido de usabilidad y concreción más tangible.

El libro de la selva emocionario literarioAdquisición de habilidades

El proceso de búsqueda y selección de información, buscando cómo dar forma a los personajes, permite un uso tecnológico enfocado a la adquisición de habilidades y conocimientos procedimentales. Durante la elaboración de las figuras, en las que parten de estructuras de alambre para generar volumen y trabajar escalas así como proporciones, surgen las primeras dudas respecto al reto: ¿seremos capaces de darle forma a los muñecos? ¿conseguiremos acabar los personajes a tiempo? ¿Sabremos respetar escalas para que los personajes guarden proporción y credibilidad? ¿Podremos editar las animaciones a partir de fotografías? Son algunas de sus dudas. Junto a ellas, se generan sentimientos de inseguridad y desconfianza que sólo serán capaces de disipar cuando confían en el grupo, en las habilidades y gestión de la situación por parte de los integrantes de cada grupo. Los sentimientos iniciales son los que conducen a la superación y fomentar las habilidades grupales: escucha activa, empatía, comunicación, superación de dificultades, aprendizaje del error, suscitar emoción, pasión…

La última fase procedimental del proyecto concluye con la toma de fotografías, edición de vídeo y audio y evaluación tanto de procesos como de acabado final. Esta fase del proyecto es la que suscita más dudas, puesto que es la conversión en algo tangible de una idea abstracta en la mente del equipo de trabajo.

emocionario literarioCielo abajo

En el caso de los alumnos de 2º de ESO, tras la lectura del libro ‘Cielo abajo’, de Fernando Marías, suscita una duda temática: conocer cómo es su ciudad y cómo es su historia contemporánea derivada de la guerra civil. Este proyecto tiene por objetivo fomentar el trabajo de narrativas transmedia a través de la elaboración páginas web en la que albergan y desarrollan contenidos multimodales del libro como líneas del tiempo, documentales de elaboración propia, stop motions, draw my life, mapas mentales, actividades con Minecraft o Scratch… Para este grupo de alumnos el reto se centra en los procedimientos de trabajar aspectos de desarrollo cooperativo a través de la representación libre de contenidos.

Partiendo del análisis público de ideas iniciales ante los compañeros de clase, a través de la dinámica de ‘Critical friends’, se estructuran proyectos en los que subyacen los contenidos curriculares del área de 2º de ESO de forma natural: tipologías textuales, tratamiento de la información, adquisición de léxico y vocabulario, niveles de la lengua, lenguajes transmedia, utilización de recursos para la mejora lingüística, etc., a los que se suman los propios del aprendizaje cooperativo propio de la metodología empleada. El producto final presentado, una página web, alberga múltiples formas de narrar historias en las que el texto, como formato original, adopta múltiples representaciones.

Para ambos proyectos, la exposición y defensa de los productos finales no es el final del proceso. Mostrar este producto final es una fase más que precede a la fase metacognitiva (análisis DAFO), la que nos aporta el valor del aprendizaje. A través de procesos de reflexión, los alumnos son capaces de analizar aspectos cualitativos que son el verdadero poso del proyecto: ser conscientes de qué han aprendido, cómo lo han llevado a cabo, cómo han superado dificultades, cómo han trabajado en equipo de forma óptima suscitan comentarios que ellos mismos identifican de forma analítica. ¿Y qué sucede con la evaluación numérica? No sólo evalúa el docente, sino que se produce una triple evaluación en la que el alumno se autoevalúa, evalúa a sus compañeros de grupo a través de la coevaluación así como se produce la observación y evaluación del docente. De este modo, se consigue una evaluación auténtica que culmina con una perspectiva emocional en la que los alumnos dan muestra de una óptima gestión de sus emociones en todas las fases del proyecto.

emocionario literarioCon TIC

¿Qué lugar ocupa la tecnología en nuestro proyecto? La concebimos como un medio indispensable para la consecución de objetivos pedagógicos, no como la finalidad principal: La coordinación entre docentes y entre alumnos la realizamos a través de las herramientas que optimizan tiempos y ahorran esfuerzos: OneNote para la coordinación entre alumnos y docentes, Teams para la comunicación y gestión de la información entre docentes, CoRubrics para la evaluación entre alumnos a través de rúbricas, bancos de imágenes y sonidos con licencia Cretive Commons, editores de vídeo y/o apps para generar el stop motion, aplicaciones para la elaboración del guion textual como RAE, Wordreference, Fundeu… Pero, fundamentalmente, se trata de fomentar un aprendizaje centrado en el alumnado, en el que se fomenta la reflexión y la metacognición para la adquisición de los valores de la Educación en su esencia.

Esta buena práctica se presentó en SIMO EDUCACIÓN 2017 y recibió el premio a la Mejor Experiencia en Educación Emocional

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre