«Debemos inculcar que las chicas también son atrevidas y valientes”

María Teresa Villalba dirige el laboratorio EduTech Research Lab, donde busca fomentar las carreras de ciberseguridad entre las jóvenes a través del proyecto ‘Be@Cyberpro’. Reclama una mayor conciencia para abordar la brecha de género y una educación que prepare a todos los estudiantes por igual.

María Teresa Villalba

Con 14 años, María Teresa Villalba ya supo que quería estudiar Ciencias de la Computación. Los ‘culpables’ de esta decisión la tuvieron uno de sus profesores y la pasión que siempre ha manifestado por resolver problemas y aprender cosas nuevas. En la actualidad, esta doctora en Ingeniería Informática es investigadora en la Universidad Europea y también directora del laboratorio de investigación EduTech Research Lab donde lidera el proyecto ‘Be@Cyberpro’: a través de él, busca fomentar las carreras de ciberseguridad entre las chicas. En relación a la brecha de género y los estereotipos vinculados a las disciplinas STEM, reclama una mayor concienciación y educación. También considera importante animar a las jóvenes a que se atrevan a cualquier tarea por muy complicada que parezca y a que no se sientan menos capacitadas que los chicos.  

Entrevista a María Teresa Villalba

¿Qué significado tiene para usted el Día Internacional de la Mujer?

Posee una doble implicación. Por una parte, indica que existe la intención de que las cosas cambien con respecto al papel de la mujer en diferentes facetas de la vida -sobre todo en el plano profesional- y supone una importante concienciación para que se reconozca y lleven a cabo numerosas iniciativas para conmemorar la fecha. Por otra, el lado negativo es que también implica que hay mucho por hacer aún. El Día Internacional de la Mujer se celebra desde 1911: son ya más de 100 años y, aunque no se puede negar que se han conseguido muchos avances con respecto a la igualdad de la mujer en el entorno laboral, todavía queda bastante camino por recorrer. Cada vez somos más los que nos implicamos con la esperanza de que las nuevas generaciones no tengan que seguir celebrando el Día Internacional de la Mujer.

Es Doctora en Ingeniería Informática, una carrera a priori relacionada con hombres. ¿Cómo recuerda su paso por la universidad?

El motivo de elegir esta rama fue mi pasión por resolver problemas, lo creativo y poco rutinario del trabajo y, sobre todo, que siempre estás aprendiendo cosas. Ya con 14 años decidí que quería estudiar Ciencias de la Computación. El motivo, como tantas veces, fue un profesor que hacía su tesis sobre esta rama y un día a la semana nos explicaba cosas sobre ella. Me parecía tan apasionante que lo tuve claro y cambié la medicina por las matemáticas.

Cada vez somos más los que nos implicamos con la esperanza de que las nuevas generaciones no tengan que seguir celebrando el Día Internacional de la Mujer

Por otra parte, efectivamente, los números de mujeres profesionales en el sector tecnológico están muy por debajo del de los hombres. Tratándose de un sector con tanto protagonismo y fundamental en el futuro, es especialmente importante que haya representación femenina en él. Cuando yo estudié, si bien es cierto que los números eran desiguales (no lo eran tanto como en la actualidad) la ciencia estaba en auge y se promovía su estudio junto a las ingenierías. Recuerdo que cuando me incorporé a mi primer trabajo en el área de las comunicaciones, éramos solo dos mujeres en un equipo de más de 40 personas. Cuanto más técnico es el perfil profesional, menos mujeres hay. La falta de datos realistas sobre las profesiones y de modelos a seguir es uno de los principales problemas. Los jóvenes eligen las carreras sin contar con información real.

Como directora del laboratorio de investigación EduTech Research Lab, ¿qué tareas desempeña?

Las tareas que realizamos en EduTech Research Lab son diversas, pero fundamentalmente están relacionadas con la resolución de problemas previamente planteados a través de proyectos de investigación y la difusión de los resultados obtenidos como parte de ese trabajo. Esto implica la búsqueda de fuentes de financiación y estudio continuo para estar al día de las nuevas técnicas y tecnologías que probamos. Somos un equipo multidisciplinar de 10 investigadores provenientes de diferentes ramas del conocimiento, desde las ciencias y la ingeniería, hasta la pedagogía y la psicología. Eso enriquece mucho el trabajo al darle diferentes enfoques desde disciplinas diversas.

Dentro de este laboratorio, lidera el proyecto europeo ‘Be@Cyberpro’. ¿Cómo surge la idea de esta iniciativa? ¿Qué líneas de investigación desarrollan?

María Teresa VillalbaEfectivamente, uno de los últimos proyectos con financiación de la Unión Europea que nos han concedido es Be@CyberPro o lo que es lo mismo ‘Sé un profesional de la Ciberseguridad’. Mi especialidad dentro de la Ingeniería Informática en la que hice mi tesis doctoral es la Ciberseguridad. Trabajé en el sector antes de dedicarme al mundo académico y luego como docente y directora del máster de seguridad TIC en la Universidad Europea. Son ya más de 20 años conectada a esta especialidad. En este tiempo he podido ver que el número de mujeres no solo no aumentaba, sino que decrecía de manera progresiva.  

Sin embargo, se trata de un área estratégica que en el futuro estará al más alto nivel de dirección y toma de decisiones en las empresas y, por su puesto, de vital importancia para las instituciones gubernamentales. Las cifras de profesionales en el futuro que no seremos capaces de cubrir son muy altas y, además, los problemas a los que nos enfrentamos son cada vez más complejos. Son necesarios equipos diversos que aporten creatividad e innovación. Asimismo, se trata de un campo en el que existen muchos estereotipos promovidos por los medios de comunicación. A la mayoría de las personas, cuando le dices que trabajas en ciberseguridad le viene a la cabeza el estereotipo de hacker solitario y friki o rarito. No solo esta imagen tiene poco que ver con la realidad, sino que los diferentes perfiles profesionales dentro del área de la ciberseguridad que existen son diversos y totalmente desconocidos.

Uno de los objetivos de ‘Be@Cyberpro’ es fomentar las carreras de ciberseguridad entre las jóvenes. ¿Cómo trabajan con los colegios?

El consorcio está formado por socios de España, Irlanda, Bulgaria y Hungría. En cada país hay al menos un centro de Educación Secundaria además de una universidad, centro de excelencia o empresa especializada. La idea es que todos los socios trabajen en todos los resultados del proyecto desde el inicio para asegurarnos de que todos los productos obtenidos son útiles para ellos. Asimismo, estos centros de Educación Secundaria recibirán formación e información –los profesores, los estudiantes y sus familias– tanto en ciberseguridad como en las diferentes profesiones dentro del área. Se realizarán diferentes acciones para promover la igualdad de género como, por ejemplo, vídeos de mujeres profesionales trabajando en el área de ciberseguridad y explicando a qué se dedican.

¿Y en el caso de profesiones STEM?

El enfoque del proyecto es el fomento de las profesiones STEM en general y de las de ciberseguridad en particular. Los recursos educativos abiertos que se desarrollarán como parte de esta iniciativa estarán basados en retos y se dará información sobre los diferentes perfiles profesionales existentes en ciberseguridad y cómo la ciencia y la ciberseguridad ayudan a resolver problemas sociales.

Uno de los recursos previstos en el proyecto ‘Be@Cyberpro’ es un videojuego educativo con realidad virtual/aumentada…

Efectivamente, en el marco del proyecto está previsto el desarrollo de un videojuego educativo con realidad virtual/aumentada para motivar a los jóvenes y acercarles el mundo profesional de la ciberseguridad. El videojuego se desarrolla en conjunto con la Universidad Europea, el Cork Institute of Technology, el European Software Institute y la empresa de seguridad húngara PROMT. El equipo de desarrollo ya ha comenzado a trabajar, pero no será hasta el año que viene cuando el videojuego se testee en los institutos. Aunque a lo largo de su desarrollo los prototipos intermedios serán evaluados por profesores de educación secundaria y estudiantes para asegurar su calidad.

entrevista a María Teresa Villalba

En su opinión, ¿cómo abordaría la brecha de género y los estereotipos vinculados a la ciencia, la tecnología, la ingeniería o las matemáticas?

Se trata de un tema complejo que requiere de mucha concienciación y educación. Existen muchos micromachismos de los que la mayoría de la población ni siquiera es consciente y a los que las niñas están expuestas desde la Educación Infantil: esto les hace sentirse inferiores a sus compañeros o pensar que valen para otras cosas diferentes.

Existen muchos micromachismos de los que la mayoría de la población ni siquiera es consciente y a los que las niñas están expuestas desde la Educación Infantil

Es necesario que haya una concienciación a nivel general hacia las familias y una formación del profesorado de todos los niveles. Pero, además, es necesario animar a las chicas a que se atrevan y a que no se sientan menos capacitadas para las matemáticas o cualquier tarea que pueda parecer más complicada. Se ha demostrado que las chicas tienen tendencia a sentirse menos capacitadas para resolver tareas complejas y tienen miedo a equivocarse. Debemos fomentar no solo que los chicos son atrevidos y valientes como se ha hecho tradicionalmente, también las chicas. Las carreras de STEM se basan en la experimentación, en prueba y error, en resolver retos… Nuestra educación debe preparar a todos por igual para ser atrevidos, equivocarse y seguir adelante perseverando.

Por último, un pequeño test. ¿Qué le sugieren las siguientes palabras?

  • Educación: el futuro de nuestra sociedad y la base de todo. Sin educación de calidad no hay futuro ni esperanza.
  • Sociedad: compartir, trabajar juntos para construir un mundo mejor.
  • Estereotipo: prejuicios, falta de información y formación, necesidad de abrir la mente y aprender los matices.
  • Género: diversidad, variedad, oportunidades, creatividad.

 

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre