En su proceso de innovación, y poniendo el foco en las nuevas tecnologías, el Colegio San Vicente de Paúl, en Limpias (Cantabria), ha instalado en dos de sus aulas de Secundaria los monitores Clevertouch Impact de 75 pulgadas, suministrados por Charmex. 

El centro educativo (de Infantil, Primaria y Secundaria), con 125 años de trayectoria, lleva más de 19 años utilizando medios digitales con el objetivo de “aplicar la formación y la innovación en nuestra labor educativa poniendo énfasis en las nuevas tecnologías y los idiomas”, explica el director, Antonio Medina. Se pretende “que el alumno descubra y potencie sus competencias físicas, afectivas, intelectuales y actitudinales, asumiendo las propias cualidades y limitaciones”, añade. 

Monitores interactivos Charmex colegio San Vicente

Instalación de los monitores en el centro

Bajo esta premisa y asesorados por el distribuidor Elematica de Cantabria, incluyeron en las aulas de 2º y 4º de ESO los monitores interactivos Clevertouch Impact, con sus respectivos soportes fijos para pared de Traulux, y conectividad de la firma Vision. También se les explicó el funcionamiento de los monitores tanto al responsable TIC como al director del centro, con ejemplos prácticos una vez concluida la instalación en las aulas. 

“Estos dispositivos destacan por su calidad y versatilidad y son una solución integral útil para el aula moderna, ya que incorpora tecnología de alta precisión y ofrece una resolución 4K”, afirma Medina.


Ventajas y ejemplos prácticos para el aula

Según el centro educativo, la serie Clevertouch Impact ayuda a ahorrar tiempo en la planificación de las clases con muchos recursos y actividades de aprendizaje. Esto se debe a que es compatible con cientos de aplicaciones educativas que están disponibles de forma gratuita en la tienda Cleverstore. 

Los monitores cuentan con funciones como el reconocimiento de escritura y de fórmulas matemáticas, los dados o herramientas matemáticas y científicas para que los estudiantes interactúen con los monitores y aprendan activamente.

Los profesores tienen acceso a la comunidad de lecciones Snowflake, donde docentes de todo el mundo comparten sus lecciones y juegos interactivos. Asimismo, el software multidispositivo en la nube Pizarra LYNX, desarrollado por Clevertouch para crear lecciones atractivas, ofrece opciones para compartir contenido que apoyan el ecosistema de aprendizaje digital.

En cuanto a su uso en el aula, es posible hacer, por ejemplo, una búsqueda de contenido de Internet directamente desde la Pizarra LYNX sin necesidad de salir de la aplicación. Docentes y alumnos pueden seleccionar imágenes (individuales o varias a la vez) desde Bing, vídeos de YouTube y GIFs, arrastrarlas y soltarlas en la lección. También pueden buscar en Google a través del panel del navegador, que permite abrir páginas web desde la aplicación Pizarra LYNX. Para ello, basta con escribir en la barra de direcciones o en el cuadro de búsqueda y este abrirá el sitio web deseado.

Con el menú de configuración del navegador se hacen capturas de pantalla de una web para después pegarlas en el lienzo de la lección. Y para no perder las webs favoritas, existe la opción de crear marcadores personalizados.


Metodología de aprendizaje cooperativo

Gracias a todas estas funciones, “los monitores ofrecen una experiencia intuitiva y colaborativa, que se adapta a la metodología de aprendizaje cooperativo con la que se fomenta el trabajo en equipo para que sus estudiantes adquieran las competencias necesarias”, asegura Medina. Además, “su tecnología multitáctil permite a varios usuarios interactuar con el contenido en pantalla de forma simultánea”, añade.

Con el objetivo de que los estudiantes se involucren en una lección de forma activa, los docentes cuentan con la posibilidad de crear encuestas en tiempo real directamente en la aplicación LYNX, con respuestas únicas o múltiples. Para ello, deben ir al panel del navegador en el monitor y seleccionar la opción ‘Quiz’. Cuando se haya creado el cuestionario, los estudiantes podrán escanear el código QR para participar desde sus dispositivos móviles o pueden abrir la aplicación LYNX Whiteboard desde el portátil e introducir el código para unirse. 

El software educativo Snowflake tiene como fin hacer que las clases sean más colaborativas. Destaca la opción de ‘zonas’, una funcionalidad que permite un aspecto multiusuario mientras se usa la tecnología multitáctil. Así, ‘Zonas’ permite a los usuarios dividir la interfaz del monitor táctil en diferentes diseños, de modo que los alumnos puedan realizar varias actividades simultáneamente en distintas secciones de la pantalla, independientes y personalizadas.