Cada estudiante tiene necesidades diferentes y llega al siguiente curso con un nivel distinto de preparación. ¿Cómo puede el profesor de Matemáticas trabajar con cada uno de ellos sin comprometer el tiempo de clase? Esto es posible gracias a la Inteligencia Artificial (IA) y al aprendizaje adaptativo: cada contenido se aborda teniendo en cuenta las distintas formas en las que los estudiantes aprenden y su nivel de partida, y el profesor detecta en qué está fallando cada alumno para poder ayudarle.

Aleks

Partiendo de estas premisas, McGraw Hill ha desarrollado ALEKS, un sistema online adaptativo que ofrece una experiencia de aprendizaje individualizado en esta materia para alumnado de ESO, Bachillerato y cursos de preparación para la Universidad. Funciona a través de un motor de IA que evalúa a cada estudiante de manera individual y continua, de modo que el profesor puede detectar dónde está fallando, al mismo tiempo que el alumno es consciente de su progreso. De igual manera, cada contenido se aborda teniendo en cuenta las distintas formas en que aprenden y el nivel que tienen de partida (la primera vez que acceden, la plataforma evalúa el conocimiento actual del estudiante con una serie de preguntas algorítmicas).

ALEKS identifica lo que los estudiantes ya saben, lo que no saben y, lo más importante, lo que están listos para aprender a continuación. Así, se consigue optimizar el tiempo de clase para crear una mayor participación de los estudiantes y ayudarlos a dominar los temas más fácilmente.

Aleks

Cómo aplicarlo en el aula

Anuncio

La solución proporciona la flexibilidad y el con­trol necesarios para crear un entorno que ayude a los estudiantes, independientemente de la estructura o formato de las clases:

  • Clase tradicional: en las aulas que no disponen de ningún tipo de dispositivo electrónico, ALEKS se asigna como trabajo para fuera de clase.
  • Clase o modelo mixto: parte del tiempo de la asignatura se imparte con libro de texto en papel y se dedica un tiempo a la semana a trabajar con ALEKS en el aula de informática.
  • Clase digital: en aulas que cuentan con dispositivos electrónicos para cada alumno, la solución es el soporte principal.
  • Clase invertida o flipped classroom: en este modelo resulta muy útil para que los estudiantes se preparen y practiquen contenidos en casa, y así utilizar el tiempo de clase para resolver dudas, fomentar la participación, etc.

Ventajas de ALEKS

Anuncio

Según los centros que ya utilizan esta tecnología, ALEKS proporciona diversos beneficios, como el seguimiento y la calificación automática, ya que la solución permite ver los tiempos invertidos de cada alumno por categorías; la utilización dentro y fuera del aula en exámenes, tests, ejemplos, explicaciones, ejercicios tipo y actividades para casa; la mayor motivación e interés de los estudiantes; su carácter competencial; y la metacognición (el alumno es consciente de su propia evolución).

McGraw Hill incluye un código de ALEKS gratuito en todas las novedades de Matemáticas adaptadas a la LOMLOE. Además, puede utilizarse de forma independiente al libro de texto.

Sobre el autor
Favicon Educación 3.0

EDUCACIÓN 3.0

Somos el medio de comunicación líder en innovación educativa, nuevas tecnologías y metodologías, innovación docente, formación y recursos para profesores.