Recursos e ideas para empezar a utilizar juegos de rol en educación

0

Hace unas semanas hablábamos de los juegos de rol en educación y de cómo plantearlos en clase: una herramienta fantástica con la que promover la creatividad y la imaginación, la toma de decisiones, el pensamiento crítico… y mucho más.

Este tipo de juegos suelen ser bastante poco conocidos sobre todo en lo que al ámbito escolar se refiere, y es por ello por lo que hoy queremos daros recursos e ideas para empezar a utilizar juegos de rol en educación, para iniciarse y comenzar a aplicarlos en el aula. No tienes más que seguir leyendo para descubrirlas.

Necesitarás un juego

Existen cientos de juegos de rol diferentes, cada uno con sus propias características. Los hay tremendamente complejos, pero también muchos que son sencillos y rápidos, y éstos son los ideales para utilizar en educación. Además del juego y el sistema (es decir, el comportamiento a nivel de estadística) también es muy importante el contexto en el que se desarrolla: los hay basados en la realidad (en la época medieval, en la guerra civil o alguna de las mundiales, o en la actualidad), futuristas, de terror o de tipo cómico. En Comunidad Umbría dan una interesante introducción para aprender todo esto.

RPG Star Wars - Pixabay

En cuanto a sistemas de juegos, como decimos, existen una infinidad de ellos. Uno de los más utilizados —aunque con muchas críticas— es el sistema D20; no obstante, cualquiera puede crearse su propio sistema y comenzar a utilizarlo, si bien esto es algo difícil para una primera toma de contacto. Puedes probar a descargar las reglas básicas de Dungeons & Dragons, que sus creadores liberaron hace unos meses, para empezar y, si te convencen, continuar con ellas; si no, elige otro juego que consideres interesante.

Deberás estudiar con profundidad el sistema

Dados de rol @ PixabayTodos los juegos de rol incluyen en su manual las instrucciones necesarias para empezar a utilizarlos, en la mayoría de las ocasiones con unos casos prácticos con aventuras para que se entienda el mecanismo de juego. Esto implica un profundo estudio previo antes de realizar tu primera aventura, tanto de las reglas, normas y mecanismos (por ejemplo, qué implica a nivel de reglas el desactivar una trampa y qué tiradas de dados conlleva), como del contexto en el que se mueve el juego (en qué lugares se desarrolla).

Los manuales suelen tener varios cientos de páginas en la mayoría de ocasiones, y si bien muchas de ellas son prescindibles (tratan cuestiones muy específicas que no tienen importancia en un primer momento), conviene echarles un vistazo y estudiar algunas de sus partes. El docente, como director de juego, deberá conocer todas estas normas para luego saber aplicarlas. Una vez tengas dominado tu primer juego de rol, el resto serán mucho más fáciles de aplicar.

Comienza por lo más sencillo y añade complejidad

No es necesario que crees la campaña de tu vida en la primera partida. De hecho prueba la herramienta con pequeñas aventuras, para que así sepas cómo van a responder tus jugadores. Algo que tú como director de juego ves obvio, luego no se representa en la realidad, y menos con niños jóvenes; prepárate también para dar muchas pistas que les lleven a resolver los enigmas que plantees.

Una vez superes tu primera aventura (algo tan sencillo como plantear un pequeño reto), podrás ir a más. Haz, por ejemplo, que la aventura se desarrolle en un barrio en vez de en una habitación o casa, y luego amplíalo a una ciudad entera. De menos a más: ésta es la mejor forma de aprender tanto tú como tus jugadores a jugar a juegos de rol.

Elige tu aventura

Elegir el título es el primer paso para incluir los juegos de rol en educación, pero no el único. También deberás elegir una aventura, y por ahí fuera hay mucho material que te ayudará.Armadura de caballero - Pixabay

Primero, y como decíamos antes, los propios manuales de cada juego suelen incluir una aventura inicial para introducir las reglas y el modo de juego. Esta misma aventura puede valer para tu primera partida, si bien también se suelen dar unas cuantas indicaciones para crear tu propia aventura y personalizarla a tus gustos y objetivos.

En Internet existen una infinidad de recursos sobre campañas de juegos de rol. Por ejemplo aquí hay unas cuantas ideas muy generales sobre contextos en los que elaborar partidas, y que luego podremos detallar como deseemos; aquí hay más, y aquí un hilo de un foro donde dan más todavía. Esto es sólo una brevísima selección.

En ERDSO tienen una plataforma en la que la gente sube las campañas que han creado, y que nos puede servir de inspiración para tomar nuestras propias ideas. Las hay de todo tipo y para todos los públicos, incluyendo muchas ideales como “primera” campaña.

Busca a expertos en tu ciudad

Dados de rol - PixabayEn todas las ciudades existen clubes de rol que, en la mayoría de los casos, estarán dispuestos a echarte una mano. Al contrario de lo que muchos piensan, el jugador de rol más habitual tiene al rol como un hobby más, y estará encantado de ayudarte para dar a conocer su afición al mundo entero.

Los jugadores de rol más veteranos llevan generalmente varias décadas conociendo el mundillo, con lo que nadie mejor que ellos para recomendarte algún juego específico para tus objetivos. Incluso podrán ayudarte a elaborar una campaña que cumpla con tus objetivos, o te ayudarán a introducirte para que entiendas los conceptos básicos de los juegos de rol en educación y lo que pueden aportar.

Imagen: Flickr de Mads Bødker

Comentarios:

Sea el primero en comentar

avatar
wpDiscuz