5 juegos para mejorar la psicomotricidad fina

0

La psicomotricidadfina debe potenciarse desde que el niño es pequeño. Para mejorarla, existen todo tipo de recursos entre los que destacan los juegos didácticos con los que, de forma amena y divertida, darán un paso adelante muy necesario para su futuro.

Un juego educativo dirigido a niños en edad preescolar que cuenta con 17 niveles por los que poder avanzar en función de las habilidades del pequeño. Con él, aprende los gestos básicos, además de a reconocer formas, colores y palabras. Intuitivo, le permite jugar sólo o en compañía de un adulto sin recibir ningún tipo de evaluación para no generar stress en el menor. Está disponible en inglés y español lo que ayuda al infante a aprender sus primeras palabras en ambos idiomas de la mano de los seis coloridos animales.

Incluye 12 rompecabezas compuestos por piezas virtuales adornadas con escenas de trenes y animales. Intuitivo y fácil de controlar, arranca en un nivel inicial compuesto por puzles de 9 piezas y, a medida que estos se resuelven, su complejidad va subiendo hasta alcanzar las 24 piezas. Con él, el menor mejora su reconocimiento de las formas y se potencia la coordinación de movimientos.

El objetivo de este juego es conectar (vertical u horizontalmente) el mayor número de puntos posibles en cada uno de los tres modos que lo componen: Tiempo, Movimiento y Sin Fin. También cuenta con la opción de Multijugador en la que se compite con un segundo participante a través del mismo dispositivo. Su meta final es mejorar la precisión y la destreza de movimientos.

A través del dibujo, los niños aprenderán las formas y los colores básicos. Cuenta con una gran selección de fotografías para pintar, las cuales incluyen desde vehículos o plantas hasta los personajes favoritos de los más pequeños. Todas ellas les ayudarán a potenciar tanto la motricidad fina como la precisión, así como el grado de atención.

Ayuda a la concentración y la destreza, con este juego para el móvil en el que deberá colar todas las bolas en un agujero. Para ello, hay que mover el dispositivo en todas las direcciones. A medida que se resuelven los niveles, la complejidad de estos aumenta, al crecer el número de bolas y disminuir el tamaño del agujero. Junto a este modo simple, ofrece otro de laberintos que también aumentan en dificultad.

Comentarios:

Sea el primero en comentar

avatar
wpDiscuz