Dinolandia, un proyecto sobre dinosaurios en Infantil

0
Dinolandia 2

Irene González Collado, maestra de Infantil en el CEIP Nuestra Señora de la Paz de Alicante, nos cuenta cómo ha realizado este proyecto sobre dinosaurios con sus alumnos de Infantil (cuatro años). 

DinolandiaFiel seguidora de la metodología del aprendizaje por proyectos con la que los alumnos eligen aquellos temas que les interesan y atraen para investigar y profundizar, a veces me encuentro un poco limitada en ciertos contenidos que el alumnado elige y, por tanto, el proyecto es corto en el tiempo. Sin embargo, en esta ocasión, cuando mis alumnos eligieron aprender sobre los dinosaurios tuve la oportunidad de trabajar sin fichas.

En general, a los niños les encantan los animales, ya sean salvajes, domésticos o como en este caso extinguidos. Quieren saber todo sobre ellos. Tienen un interés ilimitado y son muchas sus preguntas: su alimentación, las partes de su cuerpo, su hábitat, cómo nacen  o, simplemente, si tienen mamá y papá.

Dinolandia 2Por tanto, me llevé a mi terreno curricular esta ‘atracción’ y partiendo de este centro de interés me volqué en comparar animales y personas, distinguiendo sus diferencias y semejanzas. Así, algunos de los objetivos de este proyecto fueron: conocer las letras y el número de sílabas de la palabra dinosaurio, conocer cómo nacen (diferenciando ovíparos y vivíparos), parte de su cuerpo, su alimentación…

Una vez planteados los objetivos, la colaboración y la ayuda de las familias fue fundamental, ya que aportaron material que tenían en casa y también crearon alguno con sus hijos como huevos de dinosaurios que prepararon con la técnica del papel maché.

Un museo en clase

Dinolandia 3La gran diferencia entre éste y otros proyectos que he desarrollado fue la forma de trabajar. No perseguí un trabajo individual, y me centré en el trabajo en pequeños grupos con diferentes tareas que con su unión llegaran a forman un único trabajo. No hubo una composición de fichas didácticas sobre los dinosaurios y en su lugar elaboramos cinco maravillosos y enormes murales informativos. Junto a estos murales, decenas de manualidades y dibujos compusieron un extraordinario museo que ocupó gran parte de nuestra clase. Así, realizaron dibujos impresos coloreados con acuarelas, estamparon su propia mano al revés para componer el cuerpo y las patas de su futuro dinosaurio, crearon su propio stegosaurus, crearon fósiles, un teatro de sombras…

En nuestra ciudad no contamos con un museo paleontológico y los parques temáticos más cercanos se escapaban de nuestro presupuesto. De esta forma, transformamos el aula en un museo que quedó abierto durante tres días para familias, otros alumnos y compañeros del centro.

Emocionante, constructivo, significativo, costoso, y exitoso fue este proyecto que reforzó la idea que prima en cualquier intento de comenzar un proceso de enseñanza-aprendizaje: motiva a tus alumnos y tendrás en él a tu propio maestro.

En este vídeo se puede ver el resultado final de este proyecto.

Comentarios:

Sea el primero en comentar

avatar
wpDiscuz