Los videojuegos de estrategia ofrecen amplias aplicaciones en el mundo de la educación: sirven para fomentar competencias, repasar materias curriculares… Si se apuesta por títulos de estrategia también pueden convertirse en una herramienta pedagógica motivadora para el alumnado, ya que los jugadores se sienten parte de un escenario y se ven ante la necesidad de resolver situaciones cada vez más complejas. Además, algunos estudios han demostrado que esta categoría de videojuego presenta un desafío para los alumnos, provocado por la incertidumbre o sensación de duda sobre el desenlace y las consecuencias que tienen sus decisiones. 

Los hay de diferente tipo: históricos, tipo rompecabezas, medioambientales… No te pierdas nuestra selección de videojuegos de estrategia para educación. 


My Green Energy Planet

My Green Energy Planet

Promueve la educación medioambiental a través de un mundo virtual que los estudiantes tienen que cuidar para conseguir  un equilibrio ambiental, energético y social. Cada ‘turno’ se corresponde con un día real en el que el jugador cuenta con un número determinado de ‘bonos’ con los que puede ir ‘comprando’ diferentes acciones. Ejemplos de estas son la implantación de placas solares en el tejado de la universidad o los hoteles, iniciar una campaña de ahorro de papel en el ayuntamiento, cambiar las bombillas en las casas particulares o construir fuentes de energía renovable. Algunas acciones tardan más o menos turnos en activarse y los alumnos tienen que ir jugando con la energía que produce y gasta su ciudad para ir subiendo de nivel y aumentar la satisfacción ciudadana. Es gratuito y se puede acceder con una cuenta de email o con de una de Facebook.   


Blood of Steel

Blood of Steel videojuegos de estrategia

Lanzado a finales de 2020, este juego es un MOBA (acrónimo de Multiplayer Online Battle Arena, un género que nace de los de estrategia en tiempo real) que muestra cómo eran los combates medievales con héroes icónicos de la historia como Julio César, Alejandro Magno o Juana de Arco. Será imprescindible contar con una excelente organización, rangos perfectos y con estrategias y tácticas astutas para conquistar territorios enemigos y defender los ya conquistados. El entorno natural y el clima serán factores que jugarán a favor o en contra en cada batalla: prados, planicies abiertas, castillos, lluvia, nieve, niebla o la oscuridad de la noche aportan realidad a la experiencia de juego. 


Dorfromantik

Dorfromantik

Lejos de la temática de batallas y guerras, es una alternativa relajante en la que se construye con losetas hexagonales (que recuerda al popular juego de mesa Catán) un paisaje con un pueblo en constante crecimiento. El jugador recibe de forma aleatoria una ficha que deberá colocar en el ‘mapa’ y en algunos aparecen misiones que se tendrán que resolver para ir desbloqueando nuevos componentes y así mejorar las construcciones. A través de un paisaje campestre se combina la estrategia con la mecánica de rompecabezas evitando escenas de combate o violencia. 


Touch Type Tale

Touch Type Tale

Con un trono vacío, la ciudad se ve amenazada por una tropa de bárbaros a sus puertas ansiosos por hacerse con el poder. Pero aparecerá un héroe inesperado, el jugador, que tendrá que salvarlos a todos con su teclado. La originalidad de este juego está en que para que avance, será necesario escribir, escribir y escribir. De momento no está disponible en español, pero puede servir como una herramienta interesante para practicar la mecanografía y el inglés en el aula de una forma divertida. 


Empires of the Undergrowth

Empires of the Undergrowth

Permite conocer el mundo de los insectos en primera persona. El jugador se encarga de controlar y gestionar los recursos de su hormiguero mientras construye nidos, y combate en batallas con otras criaturas que se esconden en el terreno. La reina del hormiguero se ha establecido bajo un tronco podrido y está vulnerable. Además, sus primeras crías tendrán que salir de ahí para sobrevivir y encontrar comida… ¿Lo conseguirán? El juego intenta acercarse lo máximo posible a la realidad de la naturaleza y todas las criaturas están basadas en sus equivalentes del mundo real. Las misiones de la historia principal se narran desde la perspectiva del director de un documental sobre hormigas que ofrece interesante información acerca de la colonia y el mundo del sotobosque.