Uno de los principales problemas al que han tenido que hacer frente los docentes durante las clases híbridas o semipresenciales ha sido la incapacidad de compartir el contenido que estaban trabajando en la pizarra con los alumnos que seguían la clase desde sus casas. Pues para facilitar precisamente esta labor, Logitech ha presentado Scribe, una cámara para pizarras con inteligencia artificial y una lente personalizada, que transmite el contenido de la pizarra en reuniones de vídeo con nitidez. De esta forma, los alumnos que estén asistiendo a clase desde casa tendrán el mismo campo de visión que los presentes en el aula. 

Salas virtuales de Microsoft y Zoom

Compatible con los servicios de videocolaboración como Microsoft Teams y Zoom, Scribe permite que los intercambios de ideas, la enseñanza y las reuniones de equipo sean igualmente accesibles y productivas para todos los participantes gracias a su diseño fácil de usar. 

Scribe salas de videoconferencia

Para compartir contenido de la pizarra en las reuniones de vídeo se pulsa el botón inalámbrico incluido con Scribe o tocando un controlador táctil para salas de reuniones, como Logitech Tap. De momento, el botón inalámbrico funciona con Zoom Rooms, y el soporte para Teams Rooms llegará a finales de este año.

Scribe funciona también como una cámara de contenido USB con prácticamente cualquier aplicación de videoconferencia, proporcionando la flexibilidad de usarla en salas de reuniones, aulas o incluso en oficinas en el hogar. Con la integración mejorada para Microsoft Teams Rooms y Zoom Rooms, se impulsa además su uso en un mayor número de escenarios y se asegura la facilidad de uso.

Rendimiento basado en Inteligencia artificial

Logitech Scribe captura pizarras blancas con superficies de hasta 180×120 cm aproximadamente, ofreciendo una visión nítida y en tiempo real del contenido de la pizarra. Su inteligencia artificial integrada permite además transparentar al profesor, para que los usuarios conectados desde casa puedan ver la pizarra sin obstáculos. 

También mejora automáticamente el color de los marcadores, facilitando su lectura, y emplea tecnología de segmentación de imágenes para reconocer y mostrar otras formas de contenido no digitales, como las notas adhesivas, frecuentes en entornos de colaboración. Ya sea a través de un portátil en casa o en la pantalla de la sala de reunión, garantiza que todos puedan ver el contenido de forma nítida.

Con un diseño limpio y una gestión de cables efectiva, se monta en la pared justo encima de la pizarra del aula e incluye todos los elementos necesarios para ponerlo en marcha inmediatamente, junto con la cámara de contenido para pizarras. También incorpora el botón que permite compartir de forma inalámbrica, componentes de montaje, fuentes de alimentación y cables.

«Logitech Scribe resulta útil porque aprovecha lo que la gente ya sabe hacer: coger un rotulador y escribir en una pizarra. Ahora, somos capaces de añadir contenido colaborativo no digital, para que todo el mundo lo vea con alta fidelidad, siendo extremadamente fácil de usar y compartir gracias a su compatibilidad con los servicios en la nube más populares, Teams y Zoom», explica Scott Wharton, gerente general y vicepresidente de Video Colaboración de Logitech.