Aunque la mayoría de cámaras instantáneas del mercado tienen cierto aire retro, la Instax Mini 40 de Fujifilm protagonista de este análisis les gana por goleada. Y es que deja de lado el color y el habitual acabado en plástico para optar por un cuerpo en color negro brillante con una textura que imita a la piel, muy similar a la de las cámaras antiguas. Se completa, además, con detalles plateados.

Ligera y compacta, se utiliza en vertical. Nos encontramos con un visor analógico algo pequeño (no es de extrañar cuando esta cámara es de la familia ‘Mini’) y un agarre cómodo que hace que los dedos queden perfectamente situados para capturar la fotografía.

Instax mini 40

Se enciende con solo pulsar sobre el botón situado en su frontal, lo que despliega automáticamente su objetivo retráctil y, para apagarlo, basta con ‘empujarlo’ a su interior. Al tratarse de una cámara instantánea, además, es necesario utilizar un ‘carrete’ fotográfico. En este caso, un contador informa de cuántos disparos quedan en cada momento.


¿Y las fotos?

Instax Mini 40 es una cámara analógica que imprime las fotografías en unos 90 segundos tras la captura. Su objetivo tiene una distancia focal de 35 mm y una apertura f12,7.

Instax mini 40

Totalmente automática, cuenta con un flash que siempre se dispara y, como la exposición, se ajusta en función de la luz ambiental. Lo mismo pasa con el enfoque, automático entre 30 cm y el infinito.

También tiene un modo para selfies que se activa tirando del borde frontal del objetivo y se completa con un pequeño espejo en la frontal que ayuda a encuadrar. Funciona con dos pilas AA que ofrecen autonomía para unos 100 disparos


También nueva película

Junto con la cámara, que es compatible con todas las películas Instax Mini, Fujifilm ha anunciado un nuevo tipo de ‘carrete’: Contact Sheet. Su peculiaridad es que imita el aspecto de una hoja de contactos de película clásica. Está disponible en cartuchos de 10 exposiciones. Esta nueva cámara saldrá a la venta le próximo 21 de abril.


Las alternativas

Aunque las cámaras instantáneas como la Instax Mini 40 están de moda entre el público adolescente, no son las únicas alternativas para que se acerquen al mundo de la fotografía. Por ejemplo, los modelos que reúne este artículo son ideales como primer acercamiento a este mundo de los más pequeños de la casa, logrando fomentar en ellos la creatividad, la imaginación y la observación, entre otras habilidades.

Además, para aprovechar estos beneficios durante la época estival, en la que muchos pasarán horas en playas, piscinas o haciendo excursiones, también es posible elegir cámaras resistentes al agua y mucho más como estas.