Los nuevos portátiles de Asus diseñados para el entorno educativo funcionan con sistema operativo Windows Pro 10 Academic y cuentan con características que responden a las necesidades del día a día escolar de estudiantes y docentes. Se trata de dos modelos con pantalla LED de 11,6 pulgadas y resolución HD: BR1100C, un modelo estándar, y BR1100F, un dispositivo convertible que puede usarse tanto como ordenador como a modo de tableta.


Resistencia militar

Ambos modelos se fabrican de acuerdo con el estándar de durabilidad militar MIL-STD-810H, que certifica su capacidad de sobrevivir a caídas desde 120 cm (una altura superior a la de los escritorios y mesas de clase) y a los golpes.

De hecho, su carcasa resiste las huellas y arañazos, y los cuatro bordes y esquinas exteriores están protegidos por un resistente paragolpes de goma que mantiene los componentes internos a salvo, a la vez que incorporan un agarre de goma en la base que evita que el dispositivo se resbale sobre el escritorio y mejora el agarre cuando se transporta el equipo, reduciendo el riesgo de golpes accidentales. La bisagra de la pantalla y los puertos de entrada y salida también se han probado a fondo para garantizar que soportan las tensiones del uso diario.

Asus portátiles de Asus

En cuanto a su teclado, puede hacer frente a derrames de líquidos de hasta 66 cc, así que las pequeñas salpicaduras se pueden drenar, limpiar y secar fácilmente. Además, el espacio entre los bordes de las teclas y el marco del teclado se ha reducido para evitar que los más jóvenes puedan hacer saltar las teclas.

Además, para reducir los costes de mantenimiento de las escuelas, padres y estudiantes, su diseño facilita su mantenimiento y reduce el tiempo de inactividad. y es que ambos presentan una construcción modular que permite reemplazar el teclado, la batería, el módulo térmico y los puertos de entrada y salida en minutos utilizando herramientas simples. Del mismo modo, la parte inferior se fija con tornillos cautivos, pensados para no perderlos durante las reparaciones.


Almacenamiento, autonomía e inteligencia

Tanto el Asus BR1100F como el Asus BR1100C vienen con hasta 16 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento eMMC incorporado, que se puede ampliar gracias a su ranura para un SSD M.2 que soporta hasta 1 TB. Tienen distintas opciones de configuración con procesadores Intel Celeron e Intel Pentium Silver. Por otro lado, ambos cuentan con una autonomía de hasta 10 horas por carga, garantizando una experiencia de aprendizaje ininterrumpida.

Además, y con el objetivo de garantizar una conexión a Internet segura, rápida y desde cualquier lugar, soportan una conectividad móvil4G LTE e incorporan la tecnología Wi-Fi 6. Y, para facilitar el aprendizaje a distancia y mejorar la calidad de las videoconferencias, cuentan con la tecnología de cancelación de ruido asistida por IAde Asus, que emplea el aprendizaje automático para eliminar los ruidos de fondo de las conversaciones. Del mismo modo, la tecnología de reducción de ruido 3D (3DNR) de la webcam elimina hasta el 94% del ruido de la cámara y mejora la calidad de la imagen.

Portátil ASUS estudio

Tienen los siguientes puertos de entrada y salida: USB 3.2 Gen. 2 de tipo C (USB-C) con soporte para transferencias de datos y suministro de energía USB, USB 3.2 Gen. 1 de tipo A, HDMI, lector de tarjetas micro-SD y un puerto Ethernet (RJ45) para redes por cable.


Otras características: ahorro, higiene y protección ocular

En la cubierta superior poseen un indicador LED que informa a los educadores cuando el portátil de un estudiante tiene problemas de conexión o necesita cargarse, lo que es de gran ayuda para minimizar el tiempo de inactividad.

portátiles de Asus

Además, las superficies se tratan con Asus BacGuard, un proceso demostrado científicamente que inhibe el crecimiento de bacterias en más del 99% durante un período de 24 horas. Esto ayuda a mantener las superficies limpias e higiénicas, reduciendo la propagación de bacterias por contacto.

La pantalla también está certificada por TÜV Rheinland por sus bajas emisiones de luz azul, lo que ayuda a proteger la vista de los estudiantes durante las sesiones de estudio prolongadas.


¿Y las diferencias?

Aunque no son muchas, ambos equipos tienen algunas diferencias derivadas de su diseño. Así, el BR1100F convertible y multitáctil ofrece la opción de un lápiz de precisión que permite dibujar, tomar notas y subrayar documentos de forma natural. También cuenta con un hueco interno que mantiene el lápiz siempre a mano y reduce las posibilidades de que se pierda. En cuanto a su batería, cuenta con carga rápida: basta con una recarga de 15 segundos para utilizarlo 45 minutos.

Por último, para una mayor versatilidad, este modelo incluye una cámara encarada hacia fuera: su posicionamiento permite capturar fotos y vídeos en modo tableta con una resolución de 13 MP.