“Mindfulness dota al profesorado de recursos para generar un mejor clima”

Carlos García Rubio, docente y co-fundador de Sukha Mindfulness, impartirá un taller en la próxima edición de SIMO EDUCACIÓN analizando la importancia de practicar esta disciplina en el aula y los beneficios que aporta a estudiantes y profesorado.

Carlos García

En la próxima edición de SIMO EDUCACIÓN, Carlos García Rubio, co-fundador de Sukha Mindfulness, impartirá el taller ‘La práctica de mindfulness en la escuela del siglo XXI’, el próximo jueves 7 de noviembre de 10:30 a 12:30. Bajo esta premisa explicará qué aporta esta disciplina al desarrollo personal de los estudiantes y por qué es efectiva en el aula. ¡Consulta el programa y regístrate gratis hasta el 4 de noviembre! 

Pregunta: ¿De qué tratará su taller en SIMO EDUCACIÓN 2019?

Exploraremos sobre la práctica de mindfulness, cómo puede incluirse y qué puede aportar al contexto educativo actual. Mindfulness es un estado de conciencia que consiste en prestar atención a lo que emerge en el momento presente teniendo una actitud de curiosidad, de no juicio y aceptación. Por ello, la intención de esta práctica en aprender a relacionarse con uno mismo y con el mundo cotidiano de un modo más adaptativo. Desde esta perspectiva reflexionaremos sobre cómo esta actitud puede ayudar a promover la competencia socioemocional y cognitiva en niños y adolescentes, para un mayor bienestar en el profesorado y unas escuelas más equilibradas e integrales.

Respuesta: ¿Cómo lo pueden aplicar los docentes en su día a día en el aula? 

Para aplicarlo en el día a día, los docentes requieren un entrenamiento. Tan solo practicándolo, se podrá comprender su utilidad en primera persona y se podrá enseñar a los demás de un modo seguro. Por lo tanto, para que el profesorado pueda aplicar mindfulness en su día a día deben comenzar por la práctica personal. Una vez realizado ese camino podrán llevar a cabo de un modo seguro, auténtico y eficaz diversas prácticas de mindfulness en clase. Además, más allá de llevar a cabo prácticas concretas de un modo aislado, éstas pueden ser insertadas en toda una aproximación pedagógica basada en la consciencia, la atención, la autorregulación emocional y la amabilidad.

“Para introducir el mindfulness en el aula de forma eficaz hay que practicarlo “

P: Es co-fundador de Sukha Mindfulness, ¿cuál es el objetivo de esta organización?

R: Sukha Mindfulness nació con la intención de promover el bienestar y aliviar el sufrimiento de las personas en diversos contextos sociales. Tanto Teo Luna como yo co-fundamos Sukha Mindfulness convencidos de que la práctica de esta disciplina puede ayudar a vivir más conscientemente y a tener un mayor sentido vital. Y uno de los contextos de acción es el educativo. Nos moviliza la idea de que los estudiantes puedan crecer aprendiendo a gestionar su mundo interior y a relacionarse con el mundo de un modo más adaptativo y respetuoso.

Mindfulness SIMO EDUCACIÓN

P: ¿Qué aporta la práctica de mindfulness en el aula? ¿Y para el profesorado?

R: Estudios científicos recientes muestran que la práctica de mindfulness en el aula ayuda a los niños y adolescentes a mejorar la atención, la gestión emocional, el autocontrol así como a mejorar las relaciones sociales. Además, en un periodo de crecimiento, cambio constante y desarrollo identitario como es la niñez y la adolescencia, la práctica de mindfulness les facilita conocerse a sí mismos, y darse cuenta de que tiene sentido para ellos. Respecto a los docentes, los estudios muestran que practicar mindfulness con regularidad les ayuda a sentirse más equilibrados emocionalmente, menos ansiosos y deprimidos, y menos reactivos consigo mismos y con los alumnos. Además, les dota de recursos internos para generar un mejor clima de aula, mejores relaciones interpersonales y una mayor involucración del alumnado con las clases.

P: ¿Cómo se puede introducir en clase de manera eficaz?

R: Explico una analogía que ayuda a comprender: para aprender a jugar al baloncesto hay que tener una intención, buscar un espacio para ello y comenzar a jugar al baloncesto. Después de un tiempo haciéndolo uno comprende qué significa jugar al baloncesto y cómo hay que hacerlo. Es en ese momento cuando se está preparado para enseñar a otros. Lo mismo sucede con la práctica de mindfulness. Para introducir el mindfulness en el aula de forma eficaz hay que practicarlo. Diversos intervenciones basadas en mindfulness como MBSR o MBCT son una primera aproximación para aprender la práctica. Posteriormente, uno puede formarse específicamente en cómo aplicarlo en clase. Existen diversos programas estructurados para ello, como por ejemplo el programa Crecer Respirando, que acerca la práctica de mindfulness a niños y adolescentes para que ellos puedan experimentar a través de distintas dinámicas y reflexiones.


simo 2019

COMENTARIOS

Por favor, escriba su comentario

  Acepto la política de privacidad

Introduzca aquí su nombre