Quien haya estado en contacto con adolescentes en este inicio de curso estará de acuerdo conmigo en que en la mayoría de clases se habla y se comenta acerca del videojuego multijugador de moda: ‘Among Us’. Es gratuito, el argumento es parecido al juego de cartas ‘El pueblo duerme’ (en el que cada cual tiene un rol asignado ya sea de policía, asesino o de pueblo), pero llevado a lo digital y con pequeños retos. Permite a los jugadores idear estrategias, observar, descifrar, desenmascarar y argumentar, entre otros. 

Se trata de trabajo en equipo en estado puro y una gran fuente de socialización. La moda pasará rápido, pero, mientras tanto, ¿podemos aprovecharla para trabajar lengua y literatura? Ya lo creo.


Trasladar ‘Among Us’ a la clase de Lengua

Primero, animo a los estudiantes a leer en clase un fragmento de la primera novela de ‘Memorias de Idhún’ de Laura Gallego. Siempre es un buen momento para dedicarle unos minutos, pero es que este año viene con filón añadido: Netflix acaba de estrenar la versión anime de la saga fantástica.

Memorias de Idhún y Among us

Tras leer algunas páginas y analizarlas, les pido que comparen los hechos descritos en el libro respecto a la adaptación. ¿Qué diferencias encuentran? ¿Qué detalles se han perdido del texto? ¿Los personajes animados corresponden a los descritos en la novela? ¿Qué técnicas narrativas se emplean en ambas versiones? ¿Cómo consigue la autora generar tensión al lector cuando Kirtash emprende una persecución a Victoria en el metro y cómo se traslada esa misma sensación a lo audiovisual?

Lo cierto es que narrar parece sencillo, pero al desgranar todos y cada uno de los detalles que lo forman nos damos cuenta de que no lo es. La lectura del fragmento me permite descubrir a nuevos lectores de la saga. Una de las estudiantes, prendida por la pluma de Laura Gallego, se lleva prestada la novela de la biblioteca del centro. Esa es la idea: si los alumnos no van a la biblioteca, la biblioteca va a ellos.

Adaptación Netflix 'Memorias de Idhún'

Por cierto, no me he olvidado del videojuego ‘Among us, así que allá voy:

Al conectarse en el videojuego, aparece una nave espacial y cada jugador tiene asignado un rol secreto: unos serán impostores y los demás deberán sobrevivir y desenmascarar a los primeros. Los impostores tienen la tarea de acabar con el resto de participantes sin ser descubiertos, mientras que los demás integrantes intentarán ganar resolviendo pequeños retos y tareas o descubriendo y expulsando al impostor fuera de la nave.

Lo mejor del videojuego (y de ahí la función socializadora) es que cuando alguien encuentra a un jugador caído, lo comunica al resto, convoca una reunión de emergencia, e intenta argumentar quién ha podido ser el traidor. Entonces, el acusado se defiende y todos votan a favor o en contra del reportado. Suele ser la parte más divertida porque, ya sea por escrito u oralmente mediante, por ejemplo, la app de comunicación Discord, las acusaciones y las defensas van y vuelan y no siempre se basan en la realidad. Y llegan las risas. Algo que para practicar las argumentaciones también va de perlas.


¿Cómo utilizarlo entre los estudiantes?

El videojuego es una narración y cada partida es distinta porque está viva. Hay centenares de vídeos colgados en YouTube de gente jugando. Los adolescentes pueden pasarse horas enteras viendo partidas ajenas. Sin ir más lejos, el youtuber Auronplay tiene decenas de vídeos en su canal pasando el rato jugando a ‘Among US. Y no le faltan seguidores adolescentes, claro.

Por ello, para culminar la teoría del texto narrativo, les he pedido que vean alguna partida de AuronPlay y transcriban las conversaciones de una de las reuniones de emergencia. ¿Quiénes hablan? ¿Qué argumentan? Tras recopilar los diálogos, deben añadir una voz narrativa y convertir la partida en un breve relato. Si es necesario pueden filtrar las palabras que consideren menos oportunas. Por supuesto tienen que practicar el estilo directo e indirecto de las voces de los personajes. Llevo tiempo observando que la transcripción de los diálogos narrativos suele ser un verdadero quebradero de cabeza entre los estudiantes. Toca practicar y el videojuego se ofrece como la mejor excusa, para qué mentir.

among us y narrativa

Ya se sabe que los verbos ‘dicendi’ (decir, responder, murmurar, añadir…) se usan en los incisos para expresar quién emite el mensaje, a quién se dirige y cómo lo expresa. Así que les he pedido que pongan atención a los jugadores y que intenten trasladar las mismas sensaciones vertiginosas de la partida digital a un texto narrativo.

—¿Ya? —susurra Aurelio—. ¿Tan pronto? ¿Qué ha pasado?

Y la verdad es que no ha ido tan mal…