Aproximadamente 20 millones de jugadores se dan cita a diario en Roblox para disfrutar de los más de 40 millones de juegos que ofrece la plataforma; la mayor parte de ellos, jugadores de entre 7 y 12 años. De acceso gratuito, funciona además como un metaverso en el que cada uno de los usuarios accede con su avatar personalizado, explora los mundos, se relaciona con otros, juega en modo multijugador, hay moneda propia… 

Registro Roblox

Accesible desde ordenadores, dispositivos móviles, consolas e, incluso, compatible con gafas de realidad virtual, su mayor peculiaridad es que todos los juegos han sido desarrollados íntegramente por los usuarios a través de una herramienta, Roblox Studio, que permite que cualquiera pueda crearlos fácilmente siguiendo las instrucciones y utilizando plantillas ya preconfiguradas. De ahí su potencial educativo, ya que es posible desarrollar actividades adaptadas a los contenidos que se estén trabajando en clase e, incluso, puede emplearse como una alternativa para que los estudiantes se adentren en la programación y aprendan a desarrollar videojuegos. 

YouTube video

Cómo empezar a utilizar Roblox

Anuncio

Aunque el acceso a Roblox es gratuito, sí requiere un registro. Basta con introducir la fecha de nacimiento, un nombre de usuario, una contraseña y elegir un género para hacerlo. Una vez creada la cuenta, en la pantalla principal aparecerá el perfil del usuario, que es posible configurar y personalizar, así como una selección de los principales mundos disponibles. La interfaz se asemeja bastante a la de una tienda digital como, por ejemplo, Google Play, y cuenta con distintas categorías y menús, entre los que destacan: 

Juego Roblox
  • Descubrir: donde se pueden ver los juegos de Roblox disponibles
  • Perfil: para cambiar la ropa del avatar y la información del usuario
  • Mensajes: para contactar con otros jugadores
  • Amigos: compuesta por la lista de amistades y solicitudes
  • Inventario: donde se guardan todos los objetos conseguidos
  • Intercambiar: un menú dedicado a intercambiar objetos con otros jugadores
  • Grupos: donde el jugador puede unirse a grupos de la comunidad con gustos similares

Jugar es tan sencillo como elegir un título y pulsar sobre el botón de color verde con el símbolo de ‘play’. La mayoría de los juegos son gratuitos pero, si en lugar de este símbolo aparece el de los Robux (la moneda oficial de Roblox) con un número, significa que el acceso es de pago. 

Roblox Studio: crea tu propio juego

Anuncio

Roblox Studio es la herramienta que se emplea para crear juegos propios que se ubican en diferentes mundos diseñados también por el usuario. Está disponible para ordenadores Windows y Mac y, para utilizarla, es necesario descargarla en este enlace. Una vez instalada, solo hay que iniciar sesión con la misma cuenta creada en Roblox. Es gratuita y tiene una interfaz muy sencilla de utilizar, ya que está pensada para un público infantil: en ella, el usuario puede seleccionar una plantilla y utilizar las guías de creación para diseñar sistemas y mecánicas propias. Para facilitar el proceso, además, la plataforma proporciona vídeos y guías en el canal oficial de YouTube de Roblox y en la web oficial, donde se pueden leer y consultar muchos artículos de guías oficiales.

El lenguaje de programación que usa Roblox Studio es Lua, que ofrece muchos objetos y funcionalidades ya creadas, por eso, es ideal para aquellos usuarios que no tengan grandes conocimientos en este ámbito. Cada persona puede crear hasta un máximo de 200 juegos en Roblox, que luego comparten y disfrutan también en dispositivos móviles. 

Publicar un juego en Roblox

Después de crear un juego, este aparecerá en la pestaña ‘My creations’ y en ‘Experiences’. En la información, debajo del título, se verá un icono con el símbolo de un ojo que puede estar en color verde (lo que significa que ya es público) o en gris (lo que significa que es privado y únicamente el creador puede compartirlo con otros usuarios). Para cambiarlo de estado, solo hay que hacer click en el icono de visibilidad y decidir pasarlo a público o privado.